¿Sabías que el Estatuto Valenciano de 1982 fue publicado en Normas de El Puig?

generalitatvalenciana

Uno de los principales logros de la Transición Española fue el desarrollo del estado de las autonomías. Para los valencianos supuso la recuperación de un autogobierno perdido hace siglos. El Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), número 164, de 10 de julio de 1982, tras haber sido refrendado por el rey el 1 de julio de ese mismo año.

Con posterioridad, el texto del Estatut fue publicado en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) número 74 del 15 de julio de 1982 por orden del día anterior del presidente preautonómico Enric Monsonís Domingo. Este Estatut fue publicado, además de en castellano, en auténtica lengua valenciana, es decir, en las Normas de El Puig, usadas por las instituciones oficiales en aquel tiempo.

Así, la Generalitat Valenciana (nuestro conjunto de instituciones de autogobierno) publicó en su diario oficial el Estatuto de Autonomía (nuestra máxima expresión de autogobierno), otorgando máxima legalidad y oficialidad al auténtico idioma valenciano. Y el artículo 7 del Estatut declaraba oficiales castellano y valenciano.  No está nada mal para una lengua que, según los catalanistas, no ha existido nunca.

¿Sabías que el primer escrache de la historia tuvo lugar en Valencia?

1364082850_0

El escrache es una manifestación popular de denuncia contra una persona a la que acusa de haber cometido delitos graves o actos de corrupción y en general se hace en su domicilio o en algún otro lugar al que deba concurrir el denunciado. Este neologismo se popularizó en Argentina y luego dio el salto a todo el mundo hispano.

Este método de protesta se acuñó en Argentina para denunciar la impunidad de los genocidas de la dictadura de Jorge Rafael Videla liberados por el indulto concedido por el presidente Carlos Ménem en 1995. También se puso muy de moda en España para protestar por la ley que regulaba los desahucios en el año 2013.

Pero el primer escrache de la historia fue en Valencia en 1972. El periódico Verdad, órgano del Comité Provincial de Valencia del Partido Comunista de España, publicó en su contraportada de enero de 1972 el nombre y los domicilios de los miembros de la Brigada Político Social de Valencia para que el pueblo los acosara.

«Llamamos desde aquí a todos los valencianos para que allí donde se encuentren estos torturadores se les denuncie, se les escriban cartas, se les llame por teléfono contínuamente, se les haga la vida imposible en todos los sentidos, en fin, que se les impida convivir con el resto del mundo», anunciaba el periódico clandestino Verdad.

La Brigada Político Social de Valencia -la policía secreta del franquismo- se ensañó con decenas de militantes antifranquistas durante los años sesenta y principios de los setenta del pasado siglo XX a quienes torturaron brutalmente para obtener información o tan sólo por el simple hecho de ser sindicalistas o comunistas.

FUENTE: La Marea nº 12. Enero de 2014.

¿Sabías que el libertador cubano José Martí es de origen valenciano?

valenciajosemarticasa01

José Julián Martí Pérez, más conocido como José Martí, ha pasado a la historia por ser el padre de la Nación Cubana además de un excelente poeta. En su país es todo un héroe nacional, el apóstol de la independencia de Cuba, y su obra sin duda le encumbra como uno de los grandes autores del modernismo literario.

Pero Martí, aunque nacido en La Habana en 1853, es de ascendencia valenciana. Su padre era Marià Martí Navarro, un militar de Campanar (actual Ciudad de Valéncia) destinado en Cuba desde 1850 y que seguía allí en el momento de nacer su hijo, y su madre era Leonor Pérez Cabrera, de Santa Cruz de Tenerife (Canarias).

Su relación con nuestra tierra no acaba ahí. Martí pasó parte de su infancia (de 1857 a 1859) en Valencia. Concretamente en el actual nº 14 de la Plaza del Miracle del Mocadoret, detrás de la Plaza de la Reina y de la Torre de Santa Caterina. La ciudad de Valencia puso una placa conmemorativa en esta casa en 2003.

La familia Martí se mudó allí para que el padre de José se restableciera de sus problemas de salud. José fue junto con sus progenitores y sus hermanas Leonor y María Matilde y en aquella casa el 2 de diciembre de 1857 nació su hermana Maria del Carme. En 1859 el libertador retornó junto con su familia a La Habana.

Respecto del nombre actual de esta plaza, se cuenta que en 1385 estaba predicando Sant Vicent Ferrer a las puertas de La Lonja de Valencia, cuando en un determinado momento del sermón, hizo ver a los presentes que a su alrededor existían gentes que sufrían y morían por la pobreza y que la caridad era necesaria.

Para demostrarlo sacó su pañuelito (mocadoret en valenciano), lo lanzó al aire y dijo a la multitud que lo siguiera y allí encontraría gente necesitada. El pañuelo volando fue a caer en el actual número 5 de la susodicha plaza. Allí había una familia a punto de fallecer en la miseria pero fue auxiliada. El milagro se había obrado.

Nadie duda de la cubanidad de este líder pero para la historia quedarán sus orígenes: un apellido muy común en Valencia, un padre y una hermana valencianos y dos años de su infancia en la capital del Turia, concretamente en una plaza cuyo nombre está en valenciano y donde obró un milagro un santo valenciano.

Una bona notícia per a la salut mental dels valencians.

tanca2

El tancament de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) decretat pel president de la Generalitat, Albert Fabra, és una bona notícia per al conjunt dels valencians. O si se preferix, un mal menor. Encara que des del punt de vista institucional és una hecatombe i que ho llamente de tot cor pels professionals (que són uns simples manats que ara es queden sense pa) hi ha indicadors que fan vore que açò és positiu.

Des del punt de vista llingüístic, estos defensors de «la nostra llengua» -la seua, clar, perque la dels valencians segur que no era- ampraven un idioma artificial i ortopèdic totalment alluntat del poble pla. I en segons quines franges horàries eixe ent que havia naixcut «per a potenciar la llengua valenciana» pareixia que estiguera retransmitint des de Madrit. Més que Canal Nou, podrien dir-li Canal Noi o Canal Nueve, com vullguen. Qualsevol cosa excepte «la televisió dels valencians».

Des del punt de vista informatiu i periodístic no hi hagut res tan vomitiu des dels temps del No-Do. Canal Nou es convertí en Canal No-Do, en l’instrument de propaganda del règim, ab manipulacions vergonyants i silencis aborronadors, en la televisió que ni en una dictadura s’atrevirien a fer. Només quan han tancat RTVV és que estos periodistes «plurals», «imparcials» i «transparents» és que han criticat al govern del Partido Popular (PP). ¿No varen tindre temps els últims 20 anys?

Des del punt de vista de la salut mental dels valencians, la desaparició de RTVV és una gran notícia perque simplement era infumable. La Conselleria de Sanitat deuria advertir de que mirar massa Canal Nou produïx Síndrome de Down.  Este «servici públic» inclús pagava en diners de les nostres bojaques a putes per a eixir per la TV a contar que s’havien gitat en tal o qual futboliste o actor. O a vidents per a fer els seus trucs de màgia i opereta i enganyar als més imbècils. Digne de nàusea.

Des del punt de vista econòmic, allò era  un mastodont impossible de mantindre per més temps. Una televisió d’àmbit autonòmic que tenia 1.700 empleats… ¡Més que Antena 3, Telecinco i La Sexta juntes! ¡I això que estes són de cobertura estatal! A voltes anaven a cobrir una notícia tres tios: el locutor, el càmera i un tercer per a portar el cable. Allò s’havia convetit en un niu de panchacontents pero els més de 1200 millons d’euros de deute acumulat fan que este cachalot siga inviable.

Tancar un ent audiovisual no és la fi del món. Tancar un hospital, un colege o una residència sí ho és. Sigam realistes: no podem mantindre quatre televisions públiques (Canal Nou, Nou Dos, Notícies Nou, Canal Nou Internacional) i dos ràdios públiques (Ràdio Nou, Sí Ràdio). Els billets no creixen en els arbres. I que ningú es preocupe perque algun dia podrem tornar a tindre televisions i ràdios valencianes i seran tan casposes o tan admirables com els valencians vullgam que siguen.

¿Sabías que Lizondo se negó a quitar el catalán de las escuelas y oficializar el valenciano en 1995?

LIZONDO

El presidente de Unió Valenciana (UV), Vicent González Lizondo, dispuso de varias oportunidades históricas para potenciar el valenciano. En 1991 pudo haberse convertido en alcalde de Valencia pero en lugar de eso prefirió regalarle la alcaldía a la popular Rita Barberá.

En 1995, tras la derrota del socialista Joan Lerma en los comicios autonómicos, Lizondo pudo haberse convertido en presidente de la Generalitat Valenciana en coalición con el Partido Popular (PP) de Eduardo Zaplana, pero prefirió regalarle la presidencia al murciano.

Lizondo pudo haberle exigido a Zaplana la oficialización del valenciano (Normas de El Puig) y la eliminación del catalán de las escuelas, medios de comunicación y administración, pudo haber exigido la Conselleria de Cultura, Educación y Deporte para valencianizar nuestro Reino.

En su lugar, se conformó con la presidencia de las Cortes, y dos Consellerias menores (Agricultura y Medio Ambiente). Lizondo incumplió así su promesa electoral de erradicar el catalán de las escuelas y traicionó a los votantes. Sin duda, un error histórico que jamás debería repetirse.

¿Sabías que en los años 70 estuvo a punto de crearse la Academia de la Lengua Valenciana (ALV)?

XAVIER

En los tiempos en que Enric Monzonís (Unión de Centro Democrático (UCD)) fue presidente preautonómico del Reino de Valencia (1979-1982) se estuvo cerca de apuntalar la lengua valenciana. En el año 1979, tras una gran manifestación valencianista en que el pueblo salió a las calles a reivindicar el Reino de Valencia, la Real Señera y la lengua valenciana, el centrista Monzonís convocó a las entidades valencianistas para hacerles una oferta para consolidar el valenciano y desactivar el catalanismo: la creación de una Academia de la Lengua Valenciana (ALV).

Esta entidad se encargaría de codificar y regular nuestro idioma y estaría compuesta mayoritariamente por miembros valencianistas y por una minoría de catalanistas. Monzonís llegó a ofrecer incluso un cheque de 100.000 pesetas de la época para que los valencianistas pudieran sufragar los primeros gastos. Todos los representantes de entidades valencianistas estaban de acuerdo con la idea de Monzonís, a excepción de Paco Domingo, presidente de Valencia 2000, y de forma especial el poeta Xavier Casp, por entonces presidente de Lo Rat Penat.

Casp -que contaba con un gran liderazgo en el valencianismo- se negó a crear la entidad por que la consideraba una «medida política» y su negativa abortó la creación de la Academia de la Lengua Valenciana. Sin embargo, años más tarde -en 2001- sí que acabó ingresando en la Academia Valenciana de la Lengua (catalana, se entiende) a propuesta del presidente de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana (Partido Popular (PP)). Al parecer la AVL no era «política» para Casp. La ALV fue una oportunidad histórica que el valencianismo no supo aprovechar.

¿Sabías que las Normas de El Puig fueron oficiales en el Reino de Valencia?

MONSONÍS

En 1979 la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV) presentó un nuevo sistema de ortografía valenciana muy próximo al del filólogo Lluís Fullana de 1921, que fue aceptado prácticamente por unanimidad por todas las instituciones del momento, por los intelectuales, y el Consell Preautonòmic. El 7 de marzo de 1981, en el Monasterio de El Puig fueron oficializadas las Normas de El Puig, que fueron aceptadas por la RACV, Lo Rat Penat, por la Comisión Mixta de Bilingüismo y publicadas por la Secretaría General Técnica de la Conselleria de Educació del joven gobierno valenciano, como ahora veremos.

De esta manera, las Normas de El Puig (que son las aplicadas al valenciano, entendiéndolo como una lengua independiente y diferenciada del catalán) fueron oficiales en el Reino de Valencia durante el gobierno de Enric Monzonís (Unión de Centro Democrático (UCD), presidente del Consell Preautonòmic del País Valencià, entre 1979 y 1982. Fue precisamente gracias a Monzonís que la normativa del auténtico idioma valenciano fue oficial en el Consell Preautonòmic -la actual Generalitat Valenciana-, además de en las Diputaciones de Castelló, Valéncia y Alacant, y en numerosos Ayuntamientos del Reino de Valéncia.

La entonces consellera de Educación, Ampar Cabanes (UCD), apostó por la lengua valenciana frente al catalán. Se llegó incluso a enseñar valenciano en las escuelas según las Normas de El Puig entre 1982 y 1983. Sin embargo, la victoria del socialista Joan Lerma en las elecciones autonómicas de 1982 desterró el valenciano. Su conseller de Cultura, el exalcalde franquista de Picaña Ciprià Císcar, declaró: «Mientras yo sea conseller, en Valencia se hablará el catalán». Así se apostó por la normativa del Institut d’Estudis Catalans (IEC) y se empezó a enseñar barcelonés en las escuelas.

Los posteriores gobiernos del Partido Popular (PP) consolidaron el catalán en las aulas y medios de comunicación. Los populares llegaron incluso a crear (1998) e incluir en el Estatuto (2006) a la catalanista Academia Valenciana de la Lengua (AVL). Pese a ello, el Colegio García Broch, centro privado concertado en Valencia capital, sigue enseñando lengua valenciana actualmente. La oficialidad de las Normas de El Puig entre 1979 y 1982 desmonta las argumentos catalanistas que aseguran que un idioma valenciano independiente del catalán es una pseudolengua inventada que no existe.

Por qué soy republicano (con matices).

Papelera

Yo soy republicano. No creo en la monarquía. Podría aducir varios motivos (por ejemplo que es poco democrático que un Jefe de Estado no sea elegido por el pueblo o que un reino implica que haya súbditos en lugar de ciudadanos) pero la principal razón es que veo que es un gasto inútil. No le veo ninguna ventaja a tener un rey. Creo que su trabajo puede ser realizado perfectamente por el presidente del Gobierno y por el ministro de Asuntos Exteriores. Estoy en contra de la monarquía por la misma razón por la que estoy en contra de las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, las Diputaciones provinciales o la mitad de Ayuntamientos de Españislavia. Porque sobran. Porque no sirven para nada.

He de matizar, no obstante, mi postura. Nunca he entendido a aquellos antimonárquicos que se quejan de que el rey es un florero que nos cuesta dinero al contribuyente y luego abogan por una república a la europea. En Francia, Italia, Alemania o Rusia tienen al presidente de la República, que es el Jefe de Estado (es decir, otro florero decorativo equivalente a nuestro rey de Valencia) y al primer ministro (que es el Jefe de Gobierno, el que de verdad toma decisiones). A mí me parece absurdo sustituir un florero por otro. Yo no quiero un presidente de la República con sus tropecientos secretarios, asesores y enchufados. Si de tener un elemento ornamental se trata, entonces prefiero al rey, que al menos tiene más pedigrí.

Seamos francos: Juan Carlos I de Borbón, rey de España y rey de Valencia, se rasca los cojones a dos manos. Su único trabajo por así llamarlo es dar la Copa una vez al año y leer el discurso de Navidad. Y en cuanto al resto de la familia sólo sirve para hacerse la foto de vez en cuando (en el mejor de los casos). Y pagar diez millones de euros anuales por eso es mucha pasta. Pero es que un presidente de la República es más de lo mismo. ¿O acaso sirve para algo el presidente de la República Alemana? Por eso abogo por un modelo como el de Estados Unidos. Allí votas a un tío –Barack Obama en este caso- y él es Jefe de Estado y de Gobierno. Es decir, un solo sueldo. Un solo gasto. Un solo problema. Como debe ser.

También debo aclarar que hay algunos casos excepcionales en que sí encuentro una utilidad a las monarquías y por lo tanto las apoyo. Creo que una corona como la británica es extremadamente útil, porque la Reina de Inglaterra, Isabel II, es reina de dieciséis naciones. Esto significa que hay dieciséis estados soberanos unidos por una misma Familia Real y este nexo permite estrechar lazos políticos, económicos, comerciales y militares entre los socios de esta Mancomunidad de Reinos. La corona también puede ser útil para un paraíso fiscal (Liechtenstein, Luxemburgo, Mónaco…) ya que en este caso la Familia Real es la embajadora de un país diminuto al que pone en el mapa y eso ayuda a captar más inversiones y capitales.

Somalilandia: el país que no existe.

Flag_of_Somaliland.svg

Somalilandia es un estado de facto. No es reconocido por ningún estado del mundo pero es independiente. No aparece en ningún mapa pero posee gobierno, moneda y constitución propios. Para ser un país que no existe, tiene mayor estabilidad, desarrollo económico y democracia que la Somalia de la que se separó.

Su primera independencia (de Reino Unido) duró sólo cinco días, del 26 de junio al 1 de julio de 1960. Hasta la primera de esas fechas, el Cuerno de África estaba dividido entre las Somalilandias francesa, inglesa e italiana. Los territorios británico e italiano se unieron para crear Somalia y la colonia francesa pasó a ser Yibuti.

El fugaz primer ministro de la Somalilandia independiente, Mohamed Egal, repitió cargo en la Somalia unida, pero fue depuesto por el golpe de estado que dio Siad Barre en 1969. Durante dos décadas Barre marginó a Somalilandia, así que ésta proclamó su independencia en cuanto el dictador fue derrocado el año 1991.

De todas las naciones del Cuerno de África ésta es la que menos mal está. Hay piratería en descenso, economía en desarrollo, islamismo bajo control y escasa violencia religiosa. La contrapartida es el analfabetismo: sólo medio millar de docentes en un país de cuatro millones de almas, el 70% de ellas menor de 30 años.

Somalilandia es la patria más estable de la región. Pese a ello mantiene una disputa fronteriza con Puntlandia. Somalilandia reclama el territorio completo de la antigua colonia británica, pero Puntlandia y Maajir ocupan gran parte de la zona oriental de dicho territorio. Hay frecuentes escaramuzas y las relaciones son tensas.

Se trata de un país donde rige la sharia y cuyas lenguas oficiales son el somalí y el árabe. Es un firme candidato a ser reconocido oficialmente como estado soberano en el futuro. África se niega por el momento a redibujar las viejas fronteras coloniales pero no puede negar la realidad de Somalilandia por mucho más tiempo.

Una propuesta de reordenamiento del mapa autonómico español.

AutonomiasdeEspaña

Agradecimientos a Ignassi Gallego (Sóller) y Josep Esteve Rico (Elche).

La transición española trajo con ella un mapa autonómico absurdo y repleto de contradicciones, con el nacimiento de territorios que jamás habían existido hasta la fecha (como Madrid o La Rioja) y la ausencia de otros que habían sido fundamentales (como León); con la consideración de nacionalidad histórica a pueblos que a lo largo de la historia jamás fueron nación política (Andalucía, Euskadi o Cataluña) y la consideración de región a seculares naciones políticas (Castilla, Aragón, Navarra, Valencia, Mallorca…), la fusión de pueblos étnicamente distintos en una sola autonomía (León con Castilla, Cataluña con Arán…), etcétera. El mapa autonómico es un completo dislate, ajeno a criterios históricos y culturales, es por ello que, sin ánimo de polemizar, presento una humilde propuesta de reordenamiento del mapa autonómico del Reino de España.

1) Que Salamanca, Zamora y León conformen una autonomía para el histórico Reino de León. 2) Que Castilla -sin el Reino de León-, Castilla-La Mancha, Madrid y La Rioja se fusionen en una sola autonomía: Castilla. 3) Que la Val d’Aran, un pueblo étnica, cultural y lingüísticamente distinto del catalán, disponga de una comunidad autónoma propia al margen de Cataluña. 4) Que Ceuta y Melilla se proclamen comunidades autónomas -en lugar de ciudades autónomas- para estar a la par con el resto de regiones y ser tenidas  más en cuenta desde la Península. 5) Que las nacionalidades y regiones recuperen las denominaciones oficiales que mejor correspondan a su historia (Reino de Castilla, Reino de Aragón, Reino de Valencia, Reino de Mallorca, Reino de Navarra…) 6) La supresión de las provincias. 7) La transformación de España en un estado federal.

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: