¿Sabías que el Estatuto Valenciano de 1982 fue publicado en Normas de El Puig?

generalitatvalenciana

Uno de los principales logros de la Transición Española fue el desarrollo del estado de las autonomías. Para los valencianos supuso la recuperación de un autogobierno perdido hace siglos. El Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), número 164, de 10 de julio de 1982, tras haber sido refrendado por el rey el 1 de julio de ese mismo año.

Con posterioridad, el texto del Estatut fue publicado en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) número 74 del 15 de julio de 1982 por orden del día anterior del presidente preautonómico Enric Monsonís Domingo. Este Estatut fue publicado, además de en castellano, en auténtica lengua valenciana, es decir, en las Normas de El Puig, usadas por las instituciones oficiales en aquel tiempo.

Así, la Generalitat Valenciana (nuestro conjunto de instituciones de autogobierno) publicó en su diario oficial el Estatuto de Autonomía (nuestra máxima expresión de autogobierno), otorgando máxima legalidad y oficialidad al auténtico idioma valenciano. Y el artículo 7 del Estatut declaraba oficiales castellano y valenciano.  No está nada mal para una lengua que, según los catalanistas, no ha existido nunca.

Una propuesta de reordenamiento del mapa autonómico español.

AutonomiasdeEspaña

Agradecimientos a Ignassi Gallego (Sóller) y Josep Esteve Rico (Elche).

La transición española trajo con ella un mapa autonómico absurdo y repleto de contradicciones, con el nacimiento de territorios que jamás habían existido hasta la fecha (como Madrid o La Rioja) y la ausencia de otros que habían sido fundamentales (como León); con la consideración de nacionalidad histórica a pueblos que a lo largo de la historia jamás fueron nación política (Andalucía, Euskadi o Cataluña) y la consideración de región a seculares naciones políticas (Castilla, Aragón, Navarra, Valencia, Mallorca…), la fusión de pueblos étnicamente distintos en una sola autonomía (León con Castilla, Cataluña con Arán…), etcétera. El mapa autonómico es un completo dislate, ajeno a criterios históricos y culturales, es por ello que, sin ánimo de polemizar, presento una humilde propuesta de reordenamiento del mapa autonómico del Reino de España.

1) Que Salamanca, Zamora y León conformen una autonomía para el histórico Reino de León. 2) Que Castilla -sin el Reino de León-, Castilla-La Mancha, Madrid y La Rioja se fusionen en una sola autonomía: Castilla. 3) Que la Val d’Aran, un pueblo étnica, cultural y lingüísticamente distinto del catalán, disponga de una comunidad autónoma propia al margen de Cataluña. 4) Que Ceuta y Melilla se proclamen comunidades autónomas -en lugar de ciudades autónomas- para estar a la par con el resto de regiones y ser tenidas  más en cuenta desde la Península. 5) Que las nacionalidades y regiones recuperen las denominaciones oficiales que mejor correspondan a su historia (Reino de Castilla, Reino de Aragón, Reino de Valencia, Reino de Mallorca, Reino de Navarra…) 6) La supresión de las provincias. 7) La transformación de España en un estado federal.

A %d blogueros les gusta esto: