Micronesia: un universo de culturas fascinantes.

Micronesia es una federación de cuatro estados diferentes: Yap, Chuuk, Pohnpei y Kosrae.  En total son más de 600 islas repartidas a través de 2700 kilómetros a lo largo del Océano Pacífico. A pesar de que entre todas apenas suman 700 km2 se encuentran tan sumamente dispersas que su inmenso mar patrimonial se extiende hasta 2.600.000 km2.

Los primeros europeos en llegar a las islas fueron los portugueses, pero los españoles fueron quienes las colonizaron. España se las vendió a Alemania y en la Primera Guerra Mundial fueron ocupadas por Japón y tras la Segunda Guerra Mundial pasaron a formar parte de un fideicomiso de Naciones Unidas otorgado a Estados Unidos en 1947.

El Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico englobaba Islas Marianas del Norte,  Islas Marshall, Estados Federados de Micronesia y Palaos. Los tres primeros se convirtieron en estados libres asociados a Estados Unidos en 1986, y Palaos en 1994. Como tal, Micronesia es independiente en todo excepto en la defensa y la política exterior.

Estados Federados de Micronesia es un país muy pobre, donde la gente se dedica a la agricultura y la pesca. A falta de industria y con un turismo poco desarrollado, es una nación casi virgen donde la omnipresencia de la selva parece engullirse la patria entera. Más de la mitad del presupuesto de Micronesia es aportado por los Estados Unidos.

Aunque el inglés es la lengua común existen numerosas lenguas autóctonas. Entre sus rasgos culturales destacan los clanes matriarcales, las familias extensas -que a menudo incluyen incluso a parientes lejanos- y los bailes; algunos de pie, otros sentados y hasta hay uno llamado baile del palo en el que se danza a la vez que se simula luchar con un palo.

Pero lo más llamativo son las piedras rai de la isla de Yap. Se trata de enormes discos de piedra caliza con un agujero en medio (parecido a un donut). Hacen función de dinero, pero como son tan grandes (hasta cuatro metros de diámetro) no se cambia su ubicación sino que se traspasa su propiedad. Hay 6.500 de estas piedras-dinero en la isla.

¿Sabías que Ford Almussafes es una de las mayores fábricas de coches de Europa?

fordjuancarlosi

El 18 de octubre de 1976 salió de Almussafes (La Ribera Alta) el primer automóvil fabricado por la empresa estadounidense en España. Fue un Ford Fiesta, modelo que actualmente ya no se produce en la planta valenciana. Una semana más tarde el rey Juan Carlos I se reunió con el empresario Henry Ford II para inaugurar oficialmente la factoría valenciana. En 2016 la compañía automovilística cumplió cuarenta años en Almussafes. Actualmente Ford es una de las fábricas de coches más competitivas de Europa.

Para 2016 Ford había fabricado más de 11 millones de vehículos a lo largo de sus cuarenta años en Almussafes. En 2015 contaba con 9.300 empleos directos y 1.900 robots. A estos empleos directos deberíamos sumar los indirectos y los inducidos: un total de 60.000 empleos en nuestra tierra y 125.000 en toda España. Ford es el mayor centro de empleo del Reino de Valencia. Por cierto, quiero aprovechar estas líneas para declarar mi pública gratitud porque el padre de quien les escribe trabajó allí durante 15 años.

La productividad de Ford es altísima: en 2015 fabricó 400.000 coches, con una productividad de 25 coches por empleado, muy superior a la media española, donde el nivel es de 14,5 unidades por empleado. En cuanto a valor añadido por cada euro generado en Ford se generaron 2,86 euros en Valencia y 6,52 en España. Así, en 2015 Ford facturó 1,5 millones a la hora, lo que permitió ofrecer a sus trabajadores empleo fijo y bien remunerado -el sueldo de un operario de Ford es un 25% superior a la media-.

En 2015 Ford España (que incluye sus filiales de Francia e Italia) generó un volumen de negocio de 12.500 millones de euros: es la facturación más alta de cualquier empresa automovilística en España. Esto la convierte en la fábrica de coches líder de la Península Ibérica y en una de las factorías más productivas de Europa porque con los años ha crecido en un contexto en que muchas otras compañías han retrocedido. Por desgracia, Ford fabrica sus vehículos en Almussafes pero paga sus impuestos en Madrid.

Ford Almussafes genera el 25% de las exportaciones valencianas -unos 7.000 millones de euros-, cifra que duplica la del siguiente sector de actividad, el frutícola. De hecho, el automóvil copa el 80% de las exportaciones a través del tren y el 40% de las salidas por barco. Los automóviles de Almussafes se exportan a más de 75 países, como por ejemplo Reino Unido, Alemania y Estados Unidos, entre otros. Ojalá que pronto haya un corredor ferroviario mediterráneo que facilite aún más el transporte de estos vehículos.

Ford también ha sido fundamental para la creación de toda una industria de empresas auxiliares en Almussafes que proveen de suministros a la compañía automovilística, así como en el desarrollo y ampliaciones de las zonas logísticas del Puerto de Valencia. La multinacional americana ha sido una auténtica bendición para nuestra tierra pues nos ha aportado no sólo empleo y riqueza sino también I+D+I y alta tecnología. En el Reino de Valencia únicamente Mercadona genera más volumen de negocio que la Ford.

 

Fuentes consultadas:

A.C.A. Ford España supera los 12.500 millones de negocio y Almussafes casi dobla rentabilidad. Expansión. 26-10-2016.

Cerezo, Félix. Ford Valencia culmina su ascensión. Expansión. 28-5-2015.

García, Félix. Ford: “No siempre el mercado de coches permite crear empleo de forma permanente”. Expansión. 18-10-2016.

-Ranking de empresas de El Economista: Ford España.

Marshall: santuario de tiburones.

flag_of_the_marshall_islands-svg

La de este archipiélago es la típica historia de un pequeño territorio que ha ido pasando de mano en mano a lo largo de las centurias. Los españoles la colonizaron en el siglo XVI, pero en el siglo XIX pasó a ser dominio de Reino Unido y Alemania. Japón se apoderó de ella durante la Primera Guerra Mundial y Estados unidos durante la Segunda.

En 1947 las Islas Marshall, las Marianas del Norte, Estados Federados de Micronesia y Palaos, como si de un paquete se tratara, fueron metidos todos juntos dentro del Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico, un fideicomiso de la ONU administrado por Estados Unidos que perduró hasta 1994. Marshall tuvo autonomía en 1979.

Siguiendo el ejemplo de las Marianas del Norte, en 1986 Islas Marshall llegó a un acuerdo con Washington para convertirse en un Estado libre asociado. Este pacto le permite una semi-independencia: obedecen a América en la política exterior y la defensa pero son soberanos en todo lo demás. Reclaman la Isla Wake a Estados Unidos.

Desde el punto de vista cultural, éste es un pueblo de raíces malayo-polinesias con dos lenguas oficiales (el marshalés y el inglés) y unas creencias religiosas que se inclinan por el cristianismo protestante de forma mayoritaria. Sería, no obstante, un error pensar que se trata de una sociedad homogénea pues hay numerosas minorías étnicas y culturales.

En el pasado Estados Unidos usó este territorio para probar bombas atómicas. Pero en la actualidad, los marshaleses tienen un fuerte compromiso con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. No en vano es uno de los países más amenazados por la crecida de las aguas, tanto que corre el serio riesgo de quedar sepultado bajo los océanos.

Es un paraíso tropical donde, no obstante, la gente vive en la pobreza. Curiosamente quien mejor vive allí son los tiburones. Y es que Marshall es el mayor santuario de tiburones del planeta, y este animal está protegido en sus aguas territoriales. Como anécdota curiosa, el nombre del país es un homenaje al explorador británico John Marshall.

¿Sabías que Consum es la mayor cooperativa valenciana?

logo_cooperativa

Consum nació en el año 1975 como una cooperativa de consumo con su primer establecimiento en Alaquàs. Poco a poco se fue expansionando a base de comprar empresas más grandes (Costeprix, Vegeva, Ecoben, Alihogar, Jobac, Distac y Disbor). En 1990 Consum se asoció con la cooperativa vasca Eroski pero se separó de ella en 2004 por diferencias en cuanto a la organización. Consum ha seguido creciendo a base de comprar supermercados a la competencia (Supersol, Caprabo, Vidal Europa, Eroski, Sabeco…). En la actualidad es una cooperativa mixta con más de 12.400 socios-trabajadores (el 95 % de ellos son cooperativistas con derecho a gestión y beneficios) y 2.600.000 socios-consumidores (esto es, clientes que tienen derecho a descuentos y ofertas y que también tienen voz y voto en las asambleas de socios) (datos del año 2016).

Consum es la mayor cooperativa del Reino de Valencia y una de las mayores cadenas de supermercados de la Península Ibérica. En 2015 la empresa valenciana contaba con 661 supermercados repartidos por media España (entre Consum, Consum Basic y la franquicia Charter), más de 12.400 trabajadores y una facturación de más de 2100 millones de euros. Estos resultados le han permitido ser la segunda cadena de supermercados de Valencia -sólo por detrás de Mercadona- y cuarta de España (datos de 2015). La actividad de Consum generó en 2015 más de 20.252 puestos de trabajo indirectos, principalmente por el crecimiento de la red Charter, los fabricantes de marca propia y las empresas de transporte, mantenimiento, limpieza, seguridad y servicio a domicilio.

La empresa no sólo es competitiva a nivel económico, también es responsable a nivel social. Así pues, esta cooperativa tiene un firme compromiso con la economía local. El 99% de las compras efectuadas por la cooperativa se realiza a proveedores de España, y más del 65% a proveedores de las comunidades autónomas en las que está presente. También está reconocida como una de las mejores empresas para trabajar en España puesto que genera empleo estable y de calidad, medidas que mejoran la calidad de vida de sus trabajadores y la conciliación. Es también un éxito en cuanto a la igualdad de sexos: de hecho un 70% aproximadamente de su personal laboral (y directivo) son mujeres. Consum crece en empleados, clientes y tiendas. Su expansión parece imparable.

 

Fuentes consultadas:

Campos, Vanessa i Sanchis, Joan Ramon. Consum: el éxito de la responsabilidad social corporativa. Estrategia Financiera nº 321. Noviembre de 2014.

-Consum (página web oficial).

J.L.Z. Consum generó 984 empleos y facturó 2.121,2 millones en 2015, un 9,2 % más. Levante-EMV. 28-4-2016.

-Ranking de Empresas de El Economista: Consum.

Olivas: el meu Gens Honorable favorit.

expresidente-bancaja-olivas-juzgado-falsedad_ediima20161016_0131_23

Sempre m’han agradat els presidents de mandats curts. Encara que molts governants volen perpetuar-se per l’eternitat en el poder perque es pensen imprescindibles yo crec que en realitat açò no és qüestió de quantitat sino de més be de qualitat. Adolfo Suárez, Abraham Lincoln, John F. Kennedy o Nelson Maldela són bons eixemples de que si se volen fer be les coses, uns pocs anys a vegades poden resultar més que de sobra.

Per supost, en Valéncia tot cobra un matís diferencial. Este pareix un regne embruixat que ha de patir la malaïció de que cada president siga pijor que l’anterior, aixina que quan més curt siga el seu mandat menys temps tindrà per a fer barbaritats. De la llista de Gens Honorables que mos han presidit -des de Joan Lerma fins a Chimo Puig– el meu preferit és José Luis Olivas. La seua gran aportació: que només fon president un any.

No és que Olivas haja segut un bon president. No, clar que no. Pero si Eduardo Zaplana fon un càncer i Paco Camps un Sida, Olivas es queda a l’altura d’una simple malària. Em cau simpàtic. Un ninot castellà posat a dit al qui ningú va votar i que governà la nostra terra encara que ni sabia parlar la llengua dels seus governats. Sense dubte, molt apropiat per a aquella Colònia Autònoma Valenciana del Partido Popular (PP).

Olivas -que em recorda pel seu carisma i aspecte físic a Isabel Bonig– feu un treball extraordinari com a president de Bancaixa. Agafar la tercera caixa d’estalvis de l’Estat i dur-la a la bancarrota en uns pocs anys té molt de mèrit. Ara la justícia ha condenat a a Olivas a un any i mig de presó per falsificar una factura de 580.000 euros per un treball que mai va realisar i per cometre frau fiscal. Possiblement el nostre millor president.

¿Sabías que los vinos y cavas valencianos son de una calidad excelente?

motivos-vinos

Una de las industrias valencianas más pujantes en los últimos años es la de los vinos y cavas. Aunque La Rioja en los vinos y Cataluña en los cavas son los mayores productores de España, el Reino de Valencia se ha consolidado como la gran alternativa a ambos. En los últimos tiempos los vinos y cavas valencianos han ganado cada vez más certámenes que han premiado su calidad y aumentado su prestigio.  Las ventas se han multiplicado de forma espectacular, ganando cada vez más cuota de mercado. Hoy se exportan a Estados Unidos, Canadá, Europa, Rusia, China, Australia o Japón.

El sector vitivinícola valenciano tiene una tradición secular y produce vinos de gran calidad. La uva que predomina en nuestra tierra es la Bobal, Tempranillo y Garnacha. Estas uvas son idóneas para la obtención de vinos tintos, vinos de crianza, reserva y gran reserva. Estas variedades, más las uvas tintas Cabemet, Sauvignon y Merlot, unidas a la variedad Tempranillo, dan estupendos tintos para envejecimiento y de larga crianza. Existen tres Denominaciones de Origen: D.O. Valencia, Utiel-Requena y Alicante, y se trabaja para que en un futuro próximo haya una cuarta: Terra de Castelló.

Valencia ha sido una de las regiones pioneras en la elaboración de cava fuera de Cataluña. Los cavas valencianos se elaboran mediante el método tradicional -el Cava Brut Nature-, acompañan a gran variedad de platos, no suelen llevar azúcar añadido, y se elaboran con uva blanca, de la variedad Macabeo entre el 70% al 100%, y de otros tipos como Planta Nova, Xarello, Chardonnay o Parrellada. Los espumosos valencianos se reparten entre dos D.O.: Valencia y Utiel-Requena. Las bodegas de este último territorio suponen la práctica totalidad de la producción de los caldos de nuestro reino.

Los viñedos valencianos nos han proporcionado excelentes variedades de vino tinto, vino blanco, vino rosado, mistela, moscatel, sangría blanca, sangría tinta, cava, etcétera. Algunas de las bodegas de más solera son las que siguen: Vicente Gandia, Torre Oria, Sebirán, Castell dels Sorells, Pago de Tharsys, Dominio de la Vega, Chozas Carrascal, Vera de Estenas, Daniel Belda, Anecoop, Baronía de Turís, Vegalfaro, Unión Vinícola del Este, Hispano Suizas, Dominio de la Vega, Coviñas, Murviedro, Vegamar… ¡Cualquier ocasión es buena para brindar con un vino o cava de nuestra tierra!

 

Fuentes consultadas:

Caparrós, Alberto. Las ventas de cava valenciano baten nuevos récords este año frente al estancamiento del catalán. ABC (edición Comunidad Valenciana). 17-12-2016.

-Cavas no catalanes/Cavas valencianos.

-Expansión. El cava valenciano prevé doblar ventas, hasta 7 millones de botellas. Expansión (edición Comunidad Valenciana). 3-12-2014.

Nicolau, Jaime. La Comunidad Valenciana encuentra sus ‘maridajes’ perfectos. El Mundo (edición Comunidad Valenciana). 18-11-2015.

-Nicolau, Jaime. La Comunidad Valenciana, un mar navegable de viñedos. El Mundo (edición Comunidad Valenciana). 23-12-2016.

-Vinos de la Comunidad Valenciana.

Islas Marianas del Norte: el país donde faltan hombres.

flag_of_the_northern_mariana_islands-svg

El navegante luso Fernando Magallanes las descubrió en 1521 y las reclamó para la Corona española, que las mantuvo en su poder hasta 1899, cuando las vendió a Alemania. Japón se adueñó del archipiélago durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y lo perdió en la Segunda, en 1944 concretamente, en favor de Estados Unidos.

En 1947 las Islas Marianas del Norte fueron incluidas (junto con Islas Marshall, Estados Federados de Micronesia y Palaos) dentro del Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico, un fideicomiso de la ONU administrado por Estados Unidos que perduró hasta 1994. Pero en 1975 los normarianos pidieron vía referéndum cambiar su estatus.

Las Islas Marianas del Norte pasaron a gozar de una cierta autonomía hasta que en 1986 se convirtieron, oficialmente, en un Estado Libre Asociado a los Estados Unidos. Marshall y Micronesia le imitaron ese mismo año y Palaos un poco más tarde, en 1994. Los normarianos disfrutan de pasaporte estadounidense pero no pueden votar en América.

Pese a la libre asociación, Marianas del Norte tiene poco de americana. Se encuentra en el Pacífico Norte, y sus usos y costumbres tienen mucho que ver con su continente geográfico: Oceanía. Así, la explotación laboral, la prostitución infantil, la pobreza y la corrupción son frecuentes. La economía se basa en la pesca, el turismo y la industria textil.

El inglés, el chamorro y el carolinio son los idiomas oficiales, y la católica la religión predominante. La cultura, en esencia, es malayo-polinesia, aunque hay un verdadero de pupurri de gentes procedentes de mil sitios. Como dato curioso cabe destacar que es la nación con la menor proporción de hombres del mundo: 0,7 varones por cada mujer.

La ONU dio formalmente por finalizado su protectorado en 1990, por lo que los normarianos son dueños de su propio destino. Nadie sabe qué les deparará en el futuro: si mantendrán su estatus o solicitarán su independencia total. En todo caso, es tiempo de que sean los normarianos (y no los extranjeros) quienes escriban su propia historia.

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: