¿Sabías que el primer periódico de la Península Ibérica se editó en Valencia?

carmen-espejo1

Agradecimientos a Xavier Gimeno (Castelló de la Plana).

Según el catedrático de la Universidad de Southampton, el hispanista Henry Ettinghausen, la publicación de noticias comienza con la difusión de una carta del navegante Cristóbal Colón en 1493 sobre su primer viaje a América pero estas narraciones de hechos llamadas cartas o relaciones no comienzan a ser periódicas en Europa hasta principios del XVII. En este sentido, el inicio de la prensa periódica en la Península Ibérica se remonta a la Valencia de 1619. Concretamente, a la imprenta de Felipe Mey, según un artículo publicado en el año 2011 por la profesora de la Universidad de Sevilla Carmen Espejo titulado El primer periódico de la Península Ibérica: La gazeta de Valencia (1619).

“La gazeta de Valencia” como la denomina la doctora en Filología Hispánica Carmen Espejo se llamaba en realidad La gazeta de Roma y se trata de una compilación de noticias de toda Europa en castellano recogidas desde Roma, un fenómeno que se da en la misma época en otros lugares de Europa. Que las primeras huellas de esta prensa periódica se sitúen en Valencia tendría que ver con las buenas conexiones marítimas con Italia y la fuerza de la industria impresora valenciana. Según explicó en 2013 Ettinghausen se han encontrado en la Biblioteca Reale de Turín tres números de esta Gazeta, aunque sin esta cabecera (se llama Avisos de Roma y de otras formas). Incluso hay una del año 1618.

 La Gazeta de Roma sólo incluía noticias positivas (victorias militares, milagros…) de acuerdo al carácter de la monarquía absolutista de la época, noticias de sociedad (bodas, nombramientos…) y sucesos. Fue pionera en la traducción e impresión de gacetas italianas, liderando así la primera aunque efímera época en la creación de una prensa periódica ibérica.  La Gazeta de Roma fue el primer periódico de la Península Ibérica, si bien es cierto que tuvo un carácter efímero y que no se reanudó la publicación de gacetas de noticias en las Españas hasta varias décadas después. Antes del descubrimiento de Espejo el origen de la prensa ibérica se situaba en 1660 con la mensual Gaceta nueva madrileña.

FUENTE:

– Universidad de Valencia 28-10-2013.

Levante 29-10-2013.

Anuncios

Una bona notícia per a la salut mental dels valencians.

tanca2

El tancament de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) decretat pel president de la Generalitat, Albert Fabra, és una bona notícia per al conjunt dels valencians. O si se preferix, un mal menor. Encara que des del punt de vista institucional és una hecatombe i que ho llamente de tot cor pels professionals (que són uns simples manats que ara es queden sense pa) hi ha indicadors que fan vore que açò és positiu.

Des del punt de vista llingüístic, estos defensors de “la nostra llengua” -la seua, clar, perque la dels valencians segur que no era- ampraven un idioma artificial i ortopèdic totalment alluntat del poble pla. I en segons quines franges horàries eixe ent que havia naixcut “per a potenciar la llengua valenciana” pareixia que estiguera retransmitint des de Madrit. Més que Canal Nou, podrien dir-li Canal Noi o Canal Nueve, com vullguen. Qualsevol cosa excepte “la televisió dels valencians”.

Des del punt de vista informatiu i periodístic no hi hagut res tan vomitiu des dels temps del No-Do. Canal Nou es convertí en Canal No-Do, en l’instrument de propaganda del règim, ab manipulacions vergonyants i silencis aborronadors, en la televisió que ni en una dictadura s’atrevirien a fer. Només quan han tancat RTVV és que estos periodistes “plurals”, “imparcials” i “transparents” és que han criticat al govern del Partido Popular (PP). ¿No varen tindre temps els últims 20 anys?

Des del punt de vista de la salut mental dels valencians, la desaparició de RTVV és una gran notícia perque simplement era infumable. La Conselleria de Sanitat deuria advertir de que mirar massa Canal Nou produïx Síndrome de Down.  Este “servici públic” inclús pagava en diners de les nostres bojaques a putes per a eixir per la TV a contar que s’havien gitat en tal o qual futboliste o actor. O a vidents per a fer els seus trucs de màgia i opereta i enganyar als més imbècils. Digne de nàusea.

Des del punt de vista econòmic, allò era  un mastodont impossible de mantindre per més temps. Una televisió d’àmbit autonòmic que tenia 1.700 empleats… ¡Més que Antena 3, Telecinco i La Sexta juntes! ¡I això que estes són de cobertura estatal! A voltes anaven a cobrir una notícia tres tios: el locutor, el càmera i un tercer per a portar el cable. Allò s’havia convetit en un niu de panchacontents pero els més de 1200 millons d’euros de deute acumulat fan que este cachalot siga inviable.

Tancar un ent audiovisual no és la fi del món. Tancar un hospital, un colege o una residència sí ho és. Sigam realistes: no podem mantindre quatre televisions públiques (Canal Nou, Nou Dos, Notícies Nou, Canal Nou Internacional) i dos ràdios públiques (Ràdio Nou, Sí Ràdio). Els billets no creixen en els arbres. I que ningú es preocupe perque algun dia podrem tornar a tindre televisions i ràdios valencianes i seran tan casposes o tan admirables com els valencians vullgam que siguen.

¿Sabías que a principios de siglo XXI Valéncia hui era el único diario valenciano y valencianista?

fiesta-numero-uno-04

El martes 27-11-2006 se presentó en el anillo perimetral de L’Hemisfèric de Valencia un nuevo diario, Valéncia hui, de información general, y de pago, editado en el Cap i Casal para todo el Reino de Valencia, cuyos editores propietarios eran Joan Lladró, cofundador del grupo familiar de la conocida empresa de porcelana Lladró, y Héctor Gimeno, industrial del sector de la madera.

Por entonces eran pocos los diarios de capital valenciano, como Minidiario, El Heraldo de Castellón, Panorama Actual, La Hoja de la Tarde o el propio Valéncia hui. De hecho, Información, Levante y Superdeporte pertenecían al grupo Prensa Ibérica (catalán), La verdad, Las Provincias y Micalet a Vocento (vasco), y Ciudad de Alcoy y El Periódico Mediterráneo a Zeta (catalán).

Valéncia hui era uno de los pocos diarios de capital 100% valenciano y el único valencianista. El periódico dirigido por Baltasar Bueno reivindicó la denominación Reino de Valencia para nuestra tierra, la lengua valenciana como un idioma independiente del catalán y denunciaba las tropelías del catalanismo. Desapareció el 27-11-2008, como tantos otros medios de la época, a causa de la crisis.

¿Sabías que el Minidiario fue el diario gratuito decano en Europa?

mini_diario_va

En la década de 2000 España vivió una explosión de prensa gratuita (Qué!, ADN, 20 minutos, El Micalet, Metro, La Hoja de la Tarde, Latino, Sí se puede, Bien…) pero pocos recuerdan que el primer diario gratuito que se publicó no en Valencia sino en toda Europa fue el Minidiario, que vio la luz el 3 de noviembre de 1992 con una tirada de 15.000 ejemplares. Este periódico fue el diario gratuito decano en el continente y tuvo tres cabeceras distintas (Minidiario Gratuito, Minidiario Valencia y finalmente Minidiario de la Comunidad Valenciana). Su tirada llegó a ser de 73.000 ejemplares diarios -de lunes a viernes- y tenía una edición para Valencia y otra para Alicante. El 11 de julio de 2008 salió a la calle por última vez en su edición de Valencia. La de Alicante había dejado de publicarse en el mes de mayo.

¿Sabías que las papas valencianas son “las mejores de España”?

palletchips

Las papas fritas producidas en Valencia tienen fama de exquisitas. De hecho, se cuenta que la famosa periodista de la Cadena Cope, la difunta Encarna Sánchez, disfrutaba mucho con ellas. Encarna consideraba que las papas valencianas eran “las mejores de España” y cuando algún conocido suyo viajaba a Valencia siempre le recordaba que le trajera “papas de ésas tan buenas que hacen los valencianos”. Sus favoritas eran las patatas Vicente Vidal y muy especialmente las Duso. Las papas artesanas valencianas tienen un sabor inigualable. No se sabe cuál es el secreto, si el aceite, la textura o el proceso de producción artesanal, pero su sabor cautiva a todo el mundo.

LFP: esta liga es una farsa.

Con el triunfo del Real Madrid los medios de comunicación de la Meseta vuelven a agitar el mantra de que la española es la mejor liga de fútbol del mundo. Siempre es la mejor liga del mundo cuando gana el Real Madrid. Pero lo cierto es que esta liga es una farsa: no tiene ninguna emoción porque el desnivel existente entre Real Madrid y Barcelona respecto del resto de clubs es abismal. Esto es la liga escocesa sólo que con más presupuesto. ¿Dónde si no los dos primeros equipos rondan los cien puntos y el tercer clasificado queda 30 ó 40 puntos atrás o el máximo goleador supera los 40 goles como si tal cosa? Pues en Escocia y en España.

Veamos algunos datos de la finalizada liga 2011-2012. Puntos: 1º Real Madrid (100 puntos), 2º Barcelona (91), 3º Valencia (61). Del tercer clasificado (Valencia, 61 puntos) al último (Racing, 27) hay casi la misma diferencia que entre el segundo y el tercero. Equipos más goleadores: 1º Real Madrid (121 goles), 2º Barcelona (114), 3º Valencia (59). Pichichi: 1º Leo Messi, Barcelona, 50 goles; 2º Cristiano Ronaldo, Real Madrid, 46; 3º Falcao, Atlético de Madrid, 24.  Campeones en la última década: Barcelona (5 ligas), Madrid (4), Valencia (1). Juzguen si existe algún tipo de rivalidad deportiva en la llamada mejor liga del mundo.

¿Cómo se ha llegado a este punto? Por el desigual reparto de los derechos televisivos. En la liga inglesa el equipo que más dinero ingresa percibe 68 millones de euros y el que menos cobra 44, en la francesa el que más cobra 50 y el que menos 14 y en la alemana al mayor le dan 28 y al menor 14. Comparen estas cifras con España: Madrid y Barcelona perciben 140 millones cada uno, le siguen Atlético de Madrid y Valencia, con 42 cada uno y el que menos gana de toda la liga cobra 12. Es decir, Real Madrid y Barcelona ganan casi 100 millones más que el tercero y múltiplican por casi doce veces la cantidad monetaria que percibe el último.

No es de extrañar pues que más que una liga de fútbol profesional esto parezca una pachanga de solteros contra casados. ¿Cómo se resolvería esto? Muy sencillo. Bastaría con que cuatro o cinco equipos fuertes se pusieran de acuerdo y que cada vez que fueran a jugar contra Madrid o Barça se llevaran a la plantilla de juveniles. Cuando la TV fuera a ofrecer un Real Madrid-Valencia B o un Barça-Sevilla B los anunciantes huirían como de la peste de semejante fraude y las televisiones sufrirían pérdidas millonarias. Al año siguiente, ofrecerían a todo el mundo una porción del pastel mucho más equitativa y justa y no la vergüenza de ahora.

TV3: una televisió al servici de l’Imperi.

Cada quatre anys els valencians assistim a un deja vu que es repetix en puntualitat britànica. Sempre que arriben les eleccions autonòmiques, el Partido Popular (PP) arbora la seua Real Senyera i comença a sancionar a Acció Cultural del País Català (ACPC) pels repetidors illegals de TV3 que té instalats en el nostre regne.

A voltes ocorren coses molt divertides: com impondre una multa i dies després concedir a Acció Cultural una subvenció que supera la quantia de la sanció. En el fondo, és tot una maniobra de pressió per part de la Generalitat Valenciana per a obtindre per part de l’Estat un nou múltiplex per a obtindre més canals afins al règim.

Alguns grupúsculs han clamat en contra del tancament dels repetidors i la prensa més sensacionalista ho ha tildat d’atac contra la llibertat d’expressió. Dic grupúsculs perque la catalana ací no la veu ningú. En giner de 2011 TV3 tingué una quota de pantalla del 0,3% en Valéncia. Canal 9 per contra no es pot vore per allà.

Com explica l’autor José Donís, TV3 s’ha emitit en Valéncia durant més de 25 anys. Canal 9 se va emetre en Catalunya durant un any i set mesos, desde el 19 d’Agost de 2008 fins al 19 de Març de 2010. Abans de que els catalans apagaren la senyal, Canal 9 tenia una audiència de 0,6% allà per un 0,5% de TV3 ací (Febrer 2010).

Pero la qüestió de fondo és que TV3 és una televisió colonial que no respecta les nostres senyes d’identitat i mos engloba en l’entelèquia imperialista dels països catalans. El mapa de l’orage a on TV3 mostra a Valéncia, Balears, Aragó Oriental, Andorra i El Rosselló com si foren parts integrants de Catalunya és senzillament delirant.

Ningú permetria que Marroc instalara repetidors en Ceuta i Melilla per a dir a estos pobles que són marroquins. ¿Per qué hem de consentir que els catalans posen la seua televisió colonial en el nostre territori per a que mos insulten des d’ella? ¿Per qué el PP no defén als valencians i únicament ataca TV3 quan toca votar?

¿Per qué els catalanistes, que van de demòcrates per la vida, no defenen l’instalació de repetidors de TeleMadrid en Catalunya?  ¿Ni denuncien que Canal 9 no es puga sintonisar allà dalt? Este malensomi és un deja vu que torna cada quatre anys. Pero als caradures que el protagonisen mos toca aguantar-los tots els dies.

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: