S.O.S.: Apadrina a un constructor.

En los medios de comunicación españoles se habla a todas horas de lo mal que le va al sector de la construcción. De que todo está muy parado, de que no se venden pisos, de la pérdida económica, de que, pobrecitos empresarios, hay que ayudarles… ¡Es increíble! Y lo hacen como tratando de dar lástima a la gente. A mí no me dan ninguna lástima ni los promotores ni los constructores. ¿Ya nadie se acuerda de que durante un lustro el precio de la vivienda crecía un 20% anual y los sueldos el 2%? ¿O de cuando España -con 40 millones de habitantes- levantaba cada año tantas viviendas como Francia y Alemania juntas -con 140 millones de almas-? ¿Dónde está toda la pasta que han ganado en estos últimos años de vacas gordas? No creo que el dinero se haya esfumado como si nada.

A mí quien me da lástima realmente es todas esas parejas que han comprado por 240.000 euros un piso que realmente no vale más de 90.000. Todos esos matrimonios que han hipotecado sus vidas para los próximos 30 ó 50 años. Pero ¿sentir pena por los promotores y constructores? ¡Pero si son unos ladrones que solamente saben especular con el valor de la vivienda y vender mierda a precio de oro! Cuando el valor de los pisos subía un 20% anual y muchos nos quejábamos de que aquello era un abuso, ellos apelaban a la ley de la oferta y la demanda y aducían que era normal por la gran demanda. Ahora que nadie compra pisos, ningún promotor invoca dicha ley para bajar los precios y reactivar el consumo. No entra en sus planes vender a un precio razonable. Son unos buitres de rapiña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: