El comunisme, la major desgràcia de l’història.

Quan pense en totes les calamitats que ha patit el món a lo llarc de l’història, la més gran de totes segurament siga el comunisme. Cent millons de morts únicament en el sigle XX. Això són més morts que els causats pel fascisme, pel nazisme, per les monarquies absolutistes, per les teocràcies, per les creuades, per l’Inquisició, pel terrorisme, per les bombes atòmiques, per les dos Guerres Mundials juntes… i poden vostés continuar la llista. El comunisme és un moviment lliberticida destinat al fracàs perque esclafa l’esperit, elimina l’iniciativa personal, sembra de cadàvers la terra i viu d’esquenes a Deu.

La nòmina de dictadors és realment digna de la galeria dels mònstruos. Josip Stalin matà 20 millons de soviètics (ni tan sols Adolf Hitler matà tants) per coses tan greus com no tindre durícies en les mans. Pol Pot assessinà a tres millons de camboyans (50% de la població) per, entre unes atres coses, dur ulleres. Mao Tse-tung, el major carnicer de l’història, fusilà entre 60 i 80 millons de chinencs (per a fer-mos una idea: en la Segona Guerra Mundial moriren 50 millons de persones entre tots els bandos). I la llista de criminals és ben llarga: Fidel Castro, Enver Hoxha, Nicolae Ceaucescu, Kim Jong-Il

Durant el sigle XX el comunisme s’implantà fàcilment en xixanta o setanta països. No hi ha ni tan sols u d’ells que haja segut un model d’èxit. En l’actualitat els pocs països comunistes que encara queden, com Cuba o Corea del Nort, es moren de fam. Inclús els recents experiments neocomunistes -com la Veneçuela d’Hugo Chávez o el Zimbabue de Robert Mugabe– han resultat ser un desastre total. Els seguidors de la secta, no obstant, defenen lo indefendible: la culpa és del bloqueig comercial, de l’imperialisme yanqui o en el passat no es va aplicar correctament el sistema comuniste en cap país del món.

El comunisme -com a bon sistema totalitari- no creu en la llibertat ni en l’individu. Aixina és que dividix a la societat en bandos enemics: mosatros i ells, els bons i els roïns. No existix -per als marxistes- una societat d’individus lliures, cadascú d’ells en les seues pròpies idees, somis, metes i ambicions. No. Lo que hi ha són blocs enfrontats -d’opressors i d’oprimits, de bons i de roïns- en un conflicte maniqueu que ralla el deliri. Com sempre, es tracta de derrocar a la vella aristocràcia per a substituir-la per una de nova -el Partit- en una societat a on tots som iguals pero uns són més iguals que uns atres.

El concepte de “lluita de classes” ha perdut crèdit en una societat de classe mija i ara el marxisme cultural juga en uns atres còdics que substituïxen als anteriors. Aixina és que si abans els patrons eren els explotadors i els treballadors els explotats hui els blancs som racistes i xenòfops i les demés races unes pobres víctimes que són tot pau i amor; ser homosexual és progressiste i defendre la família tradicional carca; els hòmens som potencials maltractadors i violadors i les dònes sers de llum. La retòrica femicomunista apela a un “sistema explotador heteropatriarcal” que no és si no un eufemisme de “capitalisme”.

Yo soc un demócrata convençut i soc dels qui pensa que l’únic dictador bo és el dictador mort pero si em donaren a triar entre viure baix el jou d’una dictadura fascista o el d’una comunista em quede, com a mal menor, en la primera perque almenys manté les fronteres obertes i et permet anar-te’n d’alli, si vols. Pero les dictadures comunistes són càrcels a cel obert que en lloc de ciutadans tenen presoners. Només cal recordar la vergonya del Mur de Berlin. Si un estat ha de construir un mur en fil d’aram en punches i ametralladores per a impedir que escapen els seus propis ciutadans és que alguna cosa falla.

 

Un “Premi Nobel” de les llengües minoritàries.

¿Discrimina l’Acadèmia Sueca als autors en llengües minoritàries? Tot pareix indicar que sí. Quan examinem la llengua dels autors guardonats en el Nobel de Lliteratura veem que l’anglés és el líder destacat en molta diferència (27 guardonats), seguit de francés (15), alemà (14) i castellà (11). Estes quatre llengües acaparen la pràctica totalitat dels premis. Les demés llengües queden reduïdes a l’insignificància. Per eixemple les orientals, que a penes tenen guanyadors (com l’àrap, el persa, el chinenc, l’hindi, el japonés o el coreà). Inclús algunes occidentals de gran tradició, com ara el portugués. Pero sense dubte la pijor part és per als idiomes minoritaris, que són l’immensa majoria de les 7.000 llengües del món pero que són sistemàticament marginats en els Premis Nobel.

L’Acadèmia Sueca no sol enrecordar-se de les llengües minoritàries, i les poques vegades que ho ha fet ha segut, sobretot, de les nòrdiques (la qual cosa, per cert, li ha valgut a l’Acadèmia la crítica de casolana). Siga com siga, el suec té sèt guanyadors (Selma LagerlöfVerner von Heidenstam, Erik Axel Karlfeldt, Pär Lagerkvist, Eyvind Johnson, Harry Martinson i Tomas Tranströmer), el danés tres (Karl Adolph Giellerup, Henrik Pontoppidan, Johannes Vilhelm Jensen), el noruec tres (Biørnstierne Bjørnson, Knut Hamsun, Sigrid Undset), el finés u (Frans Eemil Sillanpää) i l’islandés u (Halldór Laxness). Este últim cas és absolutament extraordinari si tenim en conte que l’islandés és parlat per només 300.000 persones en el món.

Fòra de les llengües nòrdiques, a penes hi ha representants dels idiomes menys parlats entre els guardonats. Únicament tenim el cas del grec (Yorgos Seferis i Odysseas Elytis), l’hongarés (Imre Kertész), el chec (Jaroslav Seifert), el serbocroat (Ivo Andrić), l’hebreu (Shmuel Yosef Agnón), el yidis (Isaac Bashevis Singer) i el provençal (Frédéric Mistral). I para de contar. Si no escrius en anglés o francés no existixes. Certament escriure en un idioma minoritari penalisa a l’autor perque no tindrà ni el reconeiximent ni la repercussió ni la distribució que puguera tindre si escriu en una llengua massiva, per la qual cosa tendirà a abandonar la seua llengua pròpia si és que vol que el seu treball transcendixca les fronteres locals i no ser invisible per a l’Acadèmia Sueca.

És per això que proponc la creació d’un guardó alternatiu, una espècie de “Premi Nobel” de les llengües minoritàries que hauria de posar en valor no només la tasca estrictament lliterària (narrativa, poesia, teatre, ensaig…) sino també la del conreu de la llengua pròpiament dita (traduccions, diccionaris, gramàtiques…) seguint l’eixemple admirable de Eliezer Ben Yehuda, qui va resucitar l’hebreu. Alguns autors que mereixen -o varen meréixer- un premi com este podrien ser, ademés del propi Eliezer Ben Yehuda, Anfós Ramon, Xavier Casp, Voro López, Ngugi Wa Thiong’o, Boubacar Boris Diop, Alexandre Alapont, Milan Kundera, Bernardo Atxaga, Amos Oz, Ismail Kandare, Josep Pla, Álvaro Cunqueiro o Manuel Rivas entre molts atres escritors d’innegable talent.

¿Sabías que el único museo del abanico de la Península Ibérica está en Aldaya?

En la ciudad de Aldaya (L’Horta Oest) encontramos el Museu del Palmito (MUPA) (o Museo del Abanico en idioma castellano), concretamente en el edificio Casa de la Llogeta (Casa de la Lonjita), un edificio señorial de estilo renacentista de finales del siglo XVI y principios del XVII. Es el único museo del abanico en toda la Península Ibérica y el único de titularidad pública en toda Europa (es una iniciativa del Ayuntamiento). Aldaya es la cuna del abanico, y por lo tanto un lugar idóneo para este museo. Y es que el palmito es un elemento profundamente arraigado en la cultura valenciana.

El MUPA se inauguró en 2015 con una muestra de más de 150 abanicos cedidos por artesanos y coleccionistas, y de otras donaciones. Este edificio alberga toda la historia de los abanicos, desde sus orígenes hasta la actualidad, con los numerosos cambios que han experimentado a lo largo de los siglos. Pero además, también se puede ver el proceso que precisa la fabricación de un abanico, las herramientas y maquinarias que se utilizaban antiguamente y cómo han evolucionado hasta la fecha. ¡Sin duda una colección extraordinaria que repasa los distintos estilos, modas y materiales usados a lo largo de la historia!

Fuentes consultadas:

-Museu del Palmito d’Aldaia. Museu Valencià d’Etnologia.

Aldaia inaugura el primer Museo del Abanico de toda España. Ajuntament d’Aldaia. 28-3-2015.

¿Sabías que Aldaya es el mayor productor de abanicos artesanos de Europa?

Una gran parte de los abanicos que existen y se distribuyen por el mundo están realizados de forma artesanal en Aldaya (L’Horta Oest) y el área metropolitana de Valéncia. Aldaya está considerada la cuna del abanico español ya que en este municipio se fabrica entre el 80 y el 90% del total de la producción artesanal española. Y esto, a su vez, constituye una producción notable incluso a nivel internacional porque, que sepamos, España es el único estado europeo donde todavía se conserva este oficio artesano, lo que convierte a Aldaya en el mayor productor de abanicos artesanos de Europa.

La tradición viene de lejos. Durante el siglo XVIII Valéncia era el principal centro productor de abanicos en España, y en esa fecha nació el Gremio de Abaniqueros de Valéncia, que tiene su sede en Aldaya. En 1802 se creó la Real Fábrica de Abanicos de Valéncia. Actualmente existe una Ruta del Abanico que pasa por Aldaya, Godella, Alaquàs y Chirivella. Entre estas cuatro poblaciones suman 28 empresas de abanicos artesanales, 17 de las cuales se ubican en Aldaya (datos de 2015). También aquí encontramos el Museo del Palmito de Aldaya (MUPA), que nos ofrece una perspectiva histórica.

La fabricación de abanicos artesanales es todo un arte y requiere de un procedimiento complejo. En su confección se han empleado todo tipo de materiales, entre ellos llama la atención el uso del marfil, nácar, conchas y hasta huesos de pez. Antes de salir a la venta, el abanico pasa por más de veinte manos entre varillajeros, caladores, adornadores, enteladores, plegadores, grabadores, pulidores, lacadores, fondistas, montadores o pintores, entre otros oficios artesanos que forman parte de la industria abaniquera.  Todos ellos supervisados por el maestro abaniquero que proporciona el acabado final al producto.

 

Fuentes consultadas:

Martínez, María. El abanico de Aldaia, artesano y con museo propio ante la competencia china. La Vanguardia (edición Comunidad Valenciana). 25-10-2015.

Pérez, Iván. La cuna del abanico. El Mundo (edición Comunidad Valenciana). 8-6-2014.

-Redacción. El MUPA acoge una exposición de abanicos del siglo XVII al XXI. Las Provincias (edición L’Horta-Morvedre). 19-6-2017.

Sena, Laura. Una ruta del abanico con los 28 fabricantes. Levante-EMV (edición L’Horta). 16-12-2015.

¿Sabías que el único museo del mortero de la Península Ibérica está en Les Coves de Vinromà?

Decir que es un museo único no es exagerar. El Museo Almírez es el único dedicado al mortero en toda la Península Ibérica. Quién sabe si en el mundo entero. Lo fundó Vicent Garcés Julve en el año 1989 y se encuentra en Les Coves de Vinromà (en La Plana Alta). Concretamente se ubica en un edificio de tres alturas: la planta baja está más dedicada a la parte tecnológica, la primera planta a la cocina y la segunda a la botica y farmacia.

Este museo es de iniciativa privada y muestra una colección de más de 300 morteros de muy diversos materiales (madera, piedra, barro, cerámica, mármol, hierro, bronce…) que abarcan todas las épocas, desde la Prehistoria hasta la actualidad. La visita incluye una guía explicativa que, con la excusa de la evolución del mortero, hace un repaso a la historia de la humanidad. Se trata de un museo insólito al que sin duda merece la pena asistir.

 

Fuentes consultadas:

-Museo Almírez.

¿Sabías que el museo de títeres y marionetas más antiguo de España está en Albaida?

El Museo Internacional de Títeres de Albaida (en la Vall d’Albaida) se inauguró en el año 1997 con la intención de estudiar y difundir el arte del títere y la marioneta. A través de sus exposiciones, los niños y los no tan niños van a conocer el espectáculo y la magia que rodea este mundo. No es el museo de este género más antiguo de la Península Ibérica (tal honor corresponde, al parecer, al Museo de la Marioneta de Lisboa, inaugurado en 1987) pero sí que es el primero que se hizo en España.

Sito en el Palacio de los Marqueses de Albaida -un singular edificio de tres plantas de finales del siglo XV- el museo es un centro dedicado al estudio y divulgación de la evolución histórica y cultural de la marioneta.  Este museo se ha convertido en un verdadero referente internacional, y símbolo de esto es la Muestra de Títeres que tiene lugar anualmente en la comarca desde el año 1984. El centro también cuenta con una biblioteca, una videoteca así como un centro de documentación que publica sus primeros textos.

El Museo Internacional de Títeres de Albaida (más conocido por sus siglas, MITA) cuenta en sus colecciones con más de 400 títeres y marionetas de América, Europa, Asia y África, así como figuras de algunas de las mejores compañías internacionales y titiriteros de más talento creativo. Destacan los Caracolímpicos, los títeres africanos tallados en madera, los autómatas de Francisco Sanz o las marionetas de Gomaespuma, entre muchos otros. Se dedica especial atención a la animación en el cine y la televisión.

 

Fuentes consultadas:

-Museo de la Marioneta (Museu da Marioneta). Siete Lisboas.

-Museo de Títeres Albaida. Eureka Valencia.

-Museo Internacional de Títeres de Albaida MITA. Comunitat Valenciana.com.

¿Sabías que Jump Ordenadores fue la empresa informática más importante de la Península Ibérica?

Hay hombres que merecen contar su historia. Uno de ellos es Javier Melero Pita. Melero es castellano-manchego pero hizo fortuna en nuestra tierra. Él fue el fundador, dueño y socio único de la extinta Jump Ordenadores, que fue la cadena de distribución informática y fabricante de ordenadores más importante de la Península Ibérica. Jump llegó a contar con 175 tiendas en España, una plantilla de más de 140 trabajadores y a facturar más de 140 millones de euros. En el año 2000 llegó a vender 80.000 PC en España.

Pese a los orígenes castellanos de su creador, Jump fue una empresa netamente valenciana. Fundada en 1987, Jump tenía su sede en Quart de Poblet (L’Horta Oest), y allí contaba con una factoría de 1600 m2 desde donde fabricaba sus propios ordenadores que luego distribuía por sus tiendas repartidas por toda España (y de forma especial en nuestra tierra). Jump era, en esencia, una empresa dedicada a la venta y reparación de computadoras y otros componentes informáticos, tales como escáneres, impresoras, etcétera.

En 2001 Jump Ordenadores tenía presencia en todas las comunidades autónomas de España, excepto Canarias, con 140 establecimientos y una facturación anual de 109 millones de euros. Un año más tarde, Javier Melero, hasta ese momento dueño y socio único, trató de captar inversores que dieran entrada de capital a la empresa para poder expandirse aún más. Por desgracia no lo logró y lo que es peor: en ese mismo 2002 el mercado informático entró en un bache que iba a durar varios años y que sería fatal para Jump.

Así es que 2005 Javier Melero tuvo que vender la empresa a la multinacional americana EBGames (en ese momento Jump tenía 141 establecimientos y facturaba 80 millones).  El modelo de negocio cambió por completo: se pasó de fabricar y vender ordenadores a vender videojuegos hechos en el extranjero.  Además, poco después de comprar Jump, EBGames se fusionó con la americana Gamestop. El asunto no funcionó porque en 2014 Gamestop decidió salir del mercado español y vender su división ibérica a la británica Game.

 

Fuentes consultadas:

A.C.A. GameStop vende parte de sus tiendas a Game y cerrará el resto. Expansión (edición Comunitat Valenciana). 15-9-2014. http://www.expansion.com/2014/09/15/valencia/1410804997.html

Alfonso, Javier. Jump abre su capital para financiar su expansión. Cinco Días (edición Comunitat Valenciana). 25-9-2002. https://cincodias.elpais.com/cincodias/2002/09/25/empresas/1032961201_850215.html

-El País. La norteamericana EB Games compra Jump Ordenadores. El País (edición Comunitat Valenciana). 24-5-2005. https://elpais.com/diario/2005/05/24/cvalenciana/1116962303_850215.html

Huerta, Jesús. Gamestop, la empresa que adquirió el imperio ‘Jump’ del conquense Javier Melero, se va de España. Voces de Cuenca. 15-9-2014. http://www.vocesdecuenca.com/web/voces-de-cuenca/-/gamestop-la-empresa-que-adquirio-el-imperio-jump-del-conquense-javier-melero-se-va-de-espana

Plaza, José Ángel. La metamorfosis de Jump. Channel Partner. 25-9-2006. http://www.channelpartner.es/retail/noticias/1019919047502/metamorfosis-jump.1.html

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: