¿Sabías que el primer y único museo de medallística de la Península Ibérica está en Nules?

Nules_Museo-de-Medallistica

Agradecimientos a Damià L. Romero (Nules).

Nules cuenta con un museo muy especial: el Museo de Medallística Enric Giner, el único de su especialidad en toda la Península Ibérica. Éste fue creado en 1995 para preservar el legado del escultor y medallista Enric Giner (Nules 1899-Valencia 1995), dentro de la antigua ermita de Sant Miquel, El Fort (El Fuerte, en castellano) del siglo XVIII. El museo dispone de una nutrida colección de más de 2000 medallas desde el siglo XV hasta el presente. Hay obras de Joanis Boldu, Bernini, Roty, Perera, Bianchi, Prieto, Paredes, Drospi, Pallás, Mistruzzi, Bourdelle, Benlliure, Perrini, Marés, Subirachs, Dalí, Chillida, Tàpies… Aunque existen numerosos museos que abordan el campo de  las medallas en alguna de sus secciones, éste es el único de toda la Península Ibérica (quizás el único de Europa) dedicado en exclusiva a la  medallística. Puede que en el futuro se construyan otros,  pero  nunca nadie podrá arrebatarle al Museo Enric Giner de Nules el honor de haber sido el primero, el pionero. Además, en la plaza que rodea el museo -Plaza El Fort– se muestran esculturas de Carmelo Vicent, Octavio Vicent, Gonzalvo, Esteve Edo, Silvestre de  Edeta, Viciano,  Adsuara, Colón, Ferrero, Tusset, Perelló La Cruz, Pallardó, etc.

Camerún: la pequeña África.

cmlarge

Alemania colonizó Camerún en 1884, pero en 1919 Reino Unido y Francia se lo repartieron como un pastel. Camerún central -el más grande y francófono- se independizó en 1960 y el Camerún del Sur -más pequeño y anglófono- se le unió en 1961 para formar ambos la república actual. El norte -anglófono- se unió a Nigeria.

Desde su independencia, Camerún ha pasado de un modelo federal -tradición anglosajona- a uno de república unitaria y centralista -tradición francesa-;  esto causó las iras de la parte meridional que pugna por la secesión bajo el nombre de República de Ambazonia. El país se tensiona ante dos formas distintas de ver el mundo.

Los dos idiomas oficiales son inglés y francés pero hay más de 250 etnias, cada una con su lengua propia. Destaca también el camfranglais, un habla criolla que mezcla inglés, francés y lenguas locales. Dos tercios de la población practican el cristianismo, un quinto el islam y el resto es animista. El país es seguro y vive en paz.

Esta patria es a menudo llamada la pequeña África o el África en miniatura ya que tiene de todo: playas, desiertos, montañas, selvas y sabanas. Al visitante le llama la atención su luz tenue y su belleza multicolor. Los vestidos tradicionales, la música, la danza, la artesanía… Todo allí es una gran explosión de ritmo, luz y color.

Camerún es la huerta del África Central con miles de sabrosas frutas y verduras. Exporta petróleo, cacao, café, algodón y madera y ahora está desarrollando el turismo. Es una de las naciones más prósperas del África Negra, lo que no le salva de tener grandes tasas de desempleo y pobreza. La esperanza de vida es de 53 años.

Camerún parece la obra de arte de un pintor genial. Tiene tanta belleza y colorido que más que un país parece un bodegón. Bajo su cielo nublado y su luz otoñal, hay un pueblo que vive feliz, que danza con frenesí y festeja el regalo de la vida. En la calle los niños juegan al balón. Todos quieren ser el futbolista Samuel Eto’o.

¿Sabías que el arte de Sorolla fue despreciado en su época?

JOAQUIN-SOROLLA-Y-BASTIDA-VALENCIA-BEACH-IN-THE-MORNING-LIGHT

Hablar de Joaquim Sorolla (Valencia 1863- Cercedilla 1923) es hablar del mejor pintor valenciano de la historia y de uno de los grandes artistas mundiales de todos los tiempos. Fue el gran maestro del luminismo, un genio que nos ha dejado obras maestras de la talla de Paseo a orillas del mar o Niños en la playa entre otras muchas. Se trata de un autor de prestigio cuyos cuadros cotizan cada día más en las subastas (sólo en los últimos años se han revalorizado más de un 500%). Y sobre todo es el gran pintor de la valencianidad, el que ha retrató como nadie los paisajes valencianos, con ese sol cegador que te deslumbra en un día de playa.

Sin embargo su talento no siempre fue reconocido de la manera en que lo es hoy. En su tiempo tuvo que luchar contra las modas imperantes, que en aquella época eran las vanguardias europeas, las cuales tenían la fuerza de una tiranía estética. Como Sorolla no se quiso subir al carro y optó por ir contracorriente y buscar su estilo propio fue duramente atacado por la crítica, que tachaba su obra de “regionalista”, “provinciana”, “caduca” o “pasada de moda”. Él siempre rechazó la pintura abstracta y se movió entre el realismo, el impresionismo y el luminismo. Los entendidos lo ponían a parir. En cambio, siempre fue adorado por el pueblo llano.

En sus más tempranos inicios sus obras pasaron inadvertidas en los concursos y exposiciones nacionales, por no ajustarse a lo esperado de la pintura de su tiempo. Hasta tuvo que cambiar notablemente su estilo pictórico para ganar medallas en los certámenes de la época. Si bien logró algunos éxitos en el Reino de Valencia, la gloria le llegó en el extranjero, especialmente en París, Londres, Nueva York y Chicago. En los últimos años de su vida, Sorolla fue muy aclamado, cosechó un reconocimiento internacional insólito y un éxito sin precedentes. Pese a ello, en España su arte no podía estar más desacreditado hasta hace unas pocas décadas.

Sorolla ha pasado a la historia como el máximo exponente del luminismo. Sus retratos y paisajes -a menudo playas- tienen un toque impresionista y un sabor costumbrista donde la cegadora luz del Mediterráneo es la gran protagonista. Trata de blancas (1894), Retrato de Benito Pérez Galdós (1894), Desnudo de mujer (1902), Paseo a orillas del mar (1909), El baño del caballo (1909), Niños en la playa (1910), o Visión de España –una impresionante colección de catorce paneles que muestran las regiones españolas que fue encargada por la Hispanic Society de Nueva York- son algunas de sus obras maestras.

¿Sabías que El coloso es obra del pintor valenciano Asensi Julià?

el_coloso

El Coloso, alegoría de la Independencia y uno de los cuadros más admirados de Francisco de Goya, no lo pintó el artista aragonés. Ésa es la conclusión a la que en 2008 llegó Manuela Mena, jefa de conservación de Pintura del siglo XVIII del Museo del Prado y experta en el pintor de Aragón. El director del Museo del Prado, Miguel Zugaza; el director adjunto de Conservación e Investigación de la pinacoteca, Gabriele Finaldi, y el jefe de conservación de Pintura del Siglo XIX de este museo, José Luis Díez, avalaron los argumentos de Mena.

El verdadero autor es Asensi Julià, quien fue un estrecho colaborador de Goya y su discípulo más destacado. Los estudios realizados al cuadro El Coloso demuestran un trazado y una técnica pictórica que no se corresponden con los de Goya. Además, en la pintura aparecen dos caracteres -AJ- que son las iniciales del valenciano. Por si fuera poco, El Coloso además es muy parecido al cuadro El náufrago, de Asensi Julià. Julià pasa así a convertirse en uno de los grandes artistas valencianos de todos los tiempos, al lado de talentos como Josep de Ribera o Joaquim Sorolla.

¿Sabías que el Macizo del Caroig alberga grandes yacimientos rupestres?

004 pinturas2_gd

El Macizo del Caroig (Canal de Navarrés) cuenta con más de 30 abrigos con pinturas rupestres repartidos en 7 localidades (Bicorp, Dos Aguas, Quesa, Millares, Mogente, Enguera y Navarrés).

Los más destacados son las Cuevas de la Araña y la Balsa del Calicanto en Bicorp, el abrigo del Voro en Quesa, el abrigo del Ciervo y el Cinto de la Ventana en Dos Aguas, los abrigos de las Cañas y Roser en Millares, los del Bosquet y la Penya en Mogente, el abrigo del Garrofero en Navarrés y el Charco de la Pregunta en Enguera.

El primer descubrimiento de arte rupestre en la zona se remonta a 1920 y fue las Cuevas de la Araña (en Bicorp). Desde entonces no han cesado de aparecer nuevos conjuntos y todavía hoy se producen hallazgos extraordinarios.

Se han hallado 3 estilos pictóricos distintos en la región (Arte Levantino, Arte Esquemático y Arte Macroesquemático) y se calcula que estos murales son de hace entre 6.000 y 8.000 años.

En 1998 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica.

El Macizo del Caroig conserva algunos de los yacimientos arqueológicos más importantes del Mediterráneo, pero aunque sus pinturas rupestres son de un incalculable valor histórico y artístico también constituyen un bien sumamente frágil que sufre con la climatología, el paso del tiempo y las acciones humanas. Es el deber de todos cuidarlo.

¿Sabías que hay una pintura rupestre única en el mundo en Bicorp?

003 bicorp

En la valenciana localidad de Bicorp (Canal de Navarrés) podemos encontrar pinturas rupestres en el Barranco Moreno y en la Cueva de la Araña. Es en esta última donde hallamos un mural que es único en todo el planeta: se trata de la famosa pintura La recolectora de miel. En ella se contempla una figura femenina rodeada de abejas recogiendo la miel de un panal.

Esta escena convierte la pintura en una de las más importantes de la prehistoria ya que es la única de su tiempo donde se ilustra una actividad como la recolección de miel (lo habitual en esta época era representar escenas de caza, bailes y rituales). No existe otra igual en todo el mundo.

Junto a su singular valor artístico, cabe añadir el histórico puesto que dicha imagen demuestra que en la prehistoria la mujer era la encargada de la recolección de alimentos y que su papel activo en el sustento de la familia fue mucho más importante de lo que hasta ahora se había creído.

Italia: el país del arte.

Sucesor del Imperio de Roma y de las repúblicas y reinos que dieron al mundo el Renacimiento, el actual Estado Italiano pretende ser el heredero natural de un legado histórico y cultural incomparable. Milán, Roma, Pisa, Florencia… Italia entera es un gigantesco museo repleto de tesoros artísticos. Es sin duda el país del arte.

Italia nació a finales del siglo XIX tras la unificación forzosa de un sinfín de pequeñas naciones que hasta entonces habían sido rivales. Las distintas lenguas fueron reconvertidas a dialectos por motivos políticos para forjar una lengua nacional -el italiano- que cohesionara el Estado, que actúa como cárcel de naciones.

Para algunos Italia es un laboratorio político que se adelanta a Europa, para otros un país ridiculo y siniestro con una clase política mafiosa y corrupta digna del pueblo italiano que siempre culpa al extranjero y nunca asume responsabilidades. Es un país de hombres seductores, mujeres florero y un poso de catolicismo muy fuerte.

Italia es un país de contrastes: genial y caótica, corrupta pero poderosa. Es una gran potencia pese a sus gobernantes. Tiene una economía diversificada y un gran fraude fiscal. Un norte rico e industrial y un sur donde se apilan montañas de basura y donde nadie respeta las señales de tráfico. Italia es lo mejor y lo peor a la vez.

Italia es una superpotencia cultural, una fábrica inagotable de talentos en todas las disciplinas, como la música (Giuseppe Verdi, Giacomo Puccini, Luciano Pavarotti…), el cine (Vittorio de Sica, Luchino Visconti, Federico Fellini, Pier Paolo Pasolini…) o la literatura (Luigi Pirandello, Darío Fo, Umberto Eco…)

Es también una tierra fecunda en éxitos deportivos (Ferrari, Milan AC, Paolo Maldini, Giacomo Agostini…) y un destino turístico de primer orden famoso por la simpatía de sus gentes, la majestuosidad de sus monumentos, la calidez del sol mediterráneo, la pasta o la pizza. Un país que hace del mundo un lugar más bello.

Les Falles de Valéncia i el pancatalanisme.

Hui és un dia gran per a tots els valencians. No només celebrem el dia de Sant Josep i el dia del pare sino també la cremà de les Falles. Encara que no soc faller i possiblement no ho siga mai ya que soc amant del silenci i la tranquilitat, no deixe de reconéixer que les Falles són, en tota certea, la festa més bonica del planeta. No hi ha en tot el món cap atra festa que atesore  tal nivell d’història, d’art i de cultura popular com les Falles del nostre Regne.

Yo, com a valencià que soc, em sent i em sentiré profundament orgullós d’una festa tan preciosa, tan espectacular i sobretot  tan diferenciadora. No és d’estranyar que el pancatalanisme sempre haja abominat les Falles. Perque són un element diferencial del nostre poble … Si les Falles es feren en Barcelona els nostres veïns catalans es desfarien en elogis cap a una festa tan catalana pero com són típiques del nostre país brofeguen i parlen pestes d’ella.

I no és per a menys. Les Falles, igual que uns atres puntals del folclor valencià (la Magdalena de Castelló, la Tomatina de Bunyol, les Fogueres de Sant Joan, els Moros i Cristians o el Misteri d’Elig) constituïxen elements enriquidors de la nostra cultura i sobretot un símbol identitari que demostra, una volta més, que els valencians, també en este camp, tenim una cultura pròpia i diferenciada de la dels espanyols i els catalans. Li dolga a qui li dolga.

Les Falles són un nexe d’unió dels valencians que es viu no a soles en el Cap i Casal sino en tota la nostra nació. Alzira, per eixemple, és la segona ciutat del món en major número de monuments fallers (quaranta, u per cada 1.000 habitants). Elda celebra també les Falles, encara que en setembre. I són moltíssims els valencians de les comarques del nort i del sur que s’acosten estos dies al Cap i Casal per a poder fruïr de la música, de la pòlvora i el foc.

I no voldria passar per alt que encara hui, a pesar de l’infame procés de substitució llingüística que patim  i que vol erradicar el valencià per a impondre el català, l’inmensa majoria d’obres de teatre que se fan en el nostre Regne usa la Normativa de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV). I en gran mida el teatre faller és responsable directe de l’èxit. No és d’estranyar que estos dies els catalanistes estiguen més calents que un gos malalt de ràbia.

A %d blogueros les gusta esto: