Colombia: en lucha contra la narcoguerrilla.

Bandera-Colombia

Colombia se llama así en honor a Cristóbal Colón. Llamada inicialmente Nueva Granada, adoptó este nombre en 1819, cuando aspiraba a unir desde México a Chile en un solo país. Tal proyecto se conoce hoy como Gran Colombia para evitar confusiones. En 1830 se rebautizó como Nueva Granada y en 1863 Colombia otra vez.

Este territorio fue poblado originalmente por las culturas caribe, arawak y muisca, hasta que los españoles lo colonizaron en el siglo XVI. Se independizó en el siglo XIX y actualmente es una república tropical, ubicada a caballo entre los Andes, el Amazonas, el Caribe, el Atlántico y Pacífico, con una gran diversidad de flora y fauna.

Los males endémicos que asolan Colombia son una herencia cultural de los españoles. Hasta mediados de siglo XX hubo un aluvión de golpes de estado, guerras civiles, dictaduras, corruptelas, centralismo y un catolicismo reaccionario. De 1946 a 1958 hubo unos 300.000 muertos en un período histórico llamado “La violencia”.

En la segunda mitad del siglo XX Colombia tocó fondo. Surgió toda una legión de guerrillas y comandos paramilitares, tanto de extrema izquierda como de extrema derecha. La más poderosa era -y es- las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El terrorismo y el narcotráfico sumieron al país en un baño de sangre.

A comienzos del siglo XXI la situación ha mejorado algo: la economía repunta aunque aún hay gran pobreza y desigualdad; la violencia, los homicidios y el consumo de drogas caen; las lenguas indígenas han sido reconocidas junto con el idioma español; y el número de protestantes crece en un país tradicionalmente católico.

Colombia es una sociedad multiétnica, multicultural y multirracial. Los colombianos tienen fama de informales pero también de amar a su nación.  Son célebres por la belleza de sus mujeres, por tener el mejor café del mundo, y por ser la patria del escritor Gabriel García Márquez, máximo exponente del realismo mágico.

¿Sabías que El Palleter le declaró la guerra a Napoleón?

valenciaestatuaelpalleter02

Mediante el Tratado de Fontainebleau firmado en 1807 entre el emperador francés Napoleón Bonaparte y Manuel Godoy, ministro del rey Carlos IV de España, se permitió que las tropas francesas entraran en España. En teoría para invadir Portugal, que se lo iban a repartir con España como si fuera un pastel. Una vez las tropas francesas estuvieron dentro, Godoy se percató de la estupidez que había cometido y se dio cuenta de que en realidad Francia había invadido España.

El 2 de mayo de 1808 estalló una sublevación popular en Madrid y el día 23 de mayo se produjo en Valencia capital. Aquel día una multitud se reunía en la Plaza de las Pasas (hoy Plaza de la Compañía). Allí varias veces a la semana llegaba el correo y la prensa desde Madrid, y se reunía la gente para leer en común la gaceta. La situación era muy tensa. Unos días antes algunos párrocos habían llamado al pueblo a resistir al invasor y se habían repartido pasquines por toda la ciudad.

Cuando llegó la prensa se leyó en voz alta, y tras saberse que el rey había abdicado en favor de José Bonaparte, todos los presentes callaron. Por minutos hubo silencio sepulcral. Al poco alguien gritó: “¡Viva Fernando VII! ¡Muera Napoleón!”. Por las calles un estruendoso vocerío proclamaba exaltado la citada consigna. La situación llevó al Capitán General a llamar a la casa de la Audiencia (hoy Palacio de la Generalitat) a algunos notables de la ciudad y allí convocar Acuerdo.

El gentío se acumulaba en la puerta y, al ver que las autoridades no parecían dispuestas a declarar la guerra, el pueblo envió un representante. El elegido fue el franciscano padre Joan Rico i Vidal (Monòver, 1773-1847) . Al Acuerdo se le exigió que reclutara a filas a los hombres de 16 a 40 años, sacar la Real Señera (que suponía declarar la guerra), quemar el papel sellado por el mariscal francés Joachim Murat y firmar en nombre del legítimo rey de España, Fernando  VII.

Mientras dentro se mostraban indecisos, fuera entre la multitud, un huertano llamado Vicent Doménech El Palleter (Paiporta 1783-¿?) se desenrolló la faja encarnada que llevaba ceñida, la troceó y la repartió entre sus compañeros, y guardando el trozo más grande para sí mismo, lo puso en la punta de una caña; a ambos lados puso una estampa, por uno la Mare de Deu dels Desamparats (es decir, la Virgen de los Desamparados)  y por el otro, la efigie del rey Fernando VII.

Doménech enarboló su bandera en medio del clamor popular y fue a la Plaza del Mercado. La turba llegó a la casa donde se vendía el papel sellado y Vicent pidió que se lo entregaran todo y, tomando un pliego, se subió sobre una silla, lo rompió ante el gentío y clamó a viva voz: “¡Un pobre palleter li declara la guerra a Napoleó!  ¡Vixca Fernando VII i muiguen els traïdors!”  (¡Un pobre vendedor de paja le declara la guerra a Napoleón!  ¡Viva Fernando VII y mueran los traidores!”).

Tras la revuelta del pueblo valenciano contra la orden de Madrid de reconocer por rey de España a José Bonaparte,  y forzado por la iniciativa popular, tras varios intentos de emitir un comunicado que no molestara a los franceses, el Acuerdo declaró de facto la guerra a Napoleón el mismo 23 de mayo de 1808, proclamó en bando rey de España e Indias a Fernando VII, y el alistamiento. La ciudad de Valencia fue de las que más fieramente resistió contra el invasor francés.

Un pobre Palleter fue el primero en alzar la voz en Valencia contra la invasión de Napoleón, en el marco de la Guerra de Independencia Española (1808-1814). Según algunas fuentes, fue ajusticiado antes de acabar la guerra. Hoy el Palleter es un símbolo de insumisión del pueblo llano frente a los poderosos y las injusticias, y se emplea este término como sinónimo de líder o patriota valenciano que se alza contra invasores y traidores, como los colonos catalanistas de nuestros días.

Costa Rica: un ejemplo para Latinoamérica.

Costa-Rica-Flag-Wallpapers

La actual Costa Rica fue parte del Virreinato de Nueva España desde el siglo XVI hasta 1821. Luego, fue parte de México, Provincias Unidas del Centro de América y República Federal de Centro América, de la cual se separó en 1838. Costa Rica pronto entendió que le iba a ir mucho mejor siendo cabeza de ratón que cola de león.

Esta república centroamericana bañada por las aguas del Caribe y del Pacífico apostó por las ideas liberales desde su nacimiento, a diferencia de sus vecinos, que se decantaron por un conservadurismo reaccionario.  Con el tiempo, se ha ganado a pulso la reputación de ser una de las democracias más consolidadas de América.

Tras la Guerra Civil de 1948, se abolió el Ejército. Esto fue una jugada maestra. Primero, porque Costa Rica se libró de un montón de militares ociosos que sólo servían para organizar guerras civiles y golpes de estado; así ganó en estabilidad. Y segundo, porque el dinero de Defensa fue para invertir en sanidad, educación y cultura.

Costa Rica ha pasado poco a poco de exportar café y bananas a convertirse en una economía de turismo y de servicios. El costarricense es un pueblo culto y pacífico, conocedor de sus derechos. Las tasas de pobreza y las diferencias de clase son, ya desde el siglo XIX, sensiblemente menores que la de los países de su entorno.

La sociedad es un crisol étnico compuesto por mestizos, blancos, negros, mulatos e indígenas. El español es el idioma oficial, aunque también se hablan varias lenguas nativas. La mayoría de la población es católica aunque hay bastantes protestantes y ateos. La cultura popular es rica y variada y el folklore está muy vivo.

Costa Rica tiene registros positivos a nivel internacional en medio ambiente, turismo, libertad de prensa, seguridad ciudadana y bienestar social. La sanidad y la educación públicas ofrecen excelentes coberturas, los sectores estratégicos son públicos y es una democracia consolidada… Un ejemplo a seguir para América Latina.

El Salvador: la lucha contra los elementos.

1024px-Flag_of_El_Salvador.svg

Antigua colonia española perteneciente al Virreinato de Nueva España, se independizó de Madrid en 1821. Por poco tiempo fue parte de México, Provincias Unidas del Centro de América y la República Federal de Centro América, extinta en el año 1839. El Salvador es la fusión de las regiones de San Salvador y Sonsonate.

Desde entonces, dictaduras, pucherazos, golpes, pobreza y corrupción. Por décadas hubo regímenes autoritarios y pretorianos, frente a los cuales se sublevó el pueblo llano. En 1932 se produjo un infructuoso levantamiento popular contra la dictadura militar: murieron 30.000 campesinos, recordados hoy como mártires.

En 1969 fue a la guerra contra Honduras a causa de unas tierras fronterizas (en la llamada Guerra del fútbol). Tal disputa territorial fue finalmente zanjada en el año 2006 cuando la Corte Penal Internacional falló sobre el reparto de estos suelos. Entre 1980 y 1992 la Guerra Civil Salvadoreña arrojó más de 75.000 muertos.

El Salvador es una república que vive de exportar café y bananas. La dolarización de la economía, las políticas neoliberales y la privatización de los sectores públicos han aumentado las ya de por sí considerables desigualdades. Muchos emigran a los Estados Unidos huyendo de la pobreza y las maras, que tiñen de sangre las calles.

Es el estado más pequeño de Centroamérica -también el más deforestado-; y el más densamente poblado del continente. Existe una gran actividad de volcanes, terremotos y huracanes que cada cierto tiempo arrasan esta tierra. Tampoco tiene salida al Atlántico, sólo al Pacífico. Verdaderamente, El Salvador lucha contra los elementos.

Pueblo tradicionalmente católico, las iglesias protestantes crecen un ritmo feroz. Es una sociedad multiétnica con clara mayoría de mestizos y minorías de criollos e indígenas. El español es la única lengua oficial aunque se hablan muchos idiomas nativos. País hermoso y colorido, El Salvador es conocido como El Pulgarcito de América.

Guatemala: tierra maya.

Guatemala-Flag

Es ésta una tierra históricamente poblada por los mayas. En el siglo XVI pasó a formar parte del colonial Virreinato de Nueva España. Se independizó del Imperio Español en 1821, luego formó parte de México, Provincias Unidas del Centro de América y la República Federal de Centro América, extinta en el año 1839.

Guatemala es una de las sociedades más conservadoras de América. Las ideas liberales fueron ahogadas por un autoritarismo reaccionario casi desde el principio. Es un país muy polarizado. Los ricos son muy ricos y los pobres muy pobres. Tanto la izquierda como la derecha son radicales. Hay una gran lucha de clases.

A eso se suma las enormes diferencias sociales que existen en el país. La Iglesia Católica, los terratenientes y las multinacionales extranjeras siempre hicieron lo posible por mantener y consagrar esas desigualdades. La United Fruit Company, una empresa americana, llegó a poseer el 50% de las tierras cultivables de todo el país.

Ha habido gobiernos liberales y conservadores, revoluciones y contrarrevoluciones, paramilitares de extrema derecha y de extrema izquierda pero al final siempre queda lo mismo: corrupción, gobiernos títeres al servicio de multinacionales extranjeras, militares golpistas, terratenientes todopoderosos y dictadores de opereta.

Nación pobre y atrasada, Guatemala vive de exportar bananas y café. Es un país tradicionalmente católico, pero el protestantismo va al alza. El español es el idioma oficial, aunque también se habla una veintena de lenguas mayas, el xinca y el garífuna. La sociedad es un pupurri de mestizos, ladinos, mayas, garífunas y criollos.

Mención aparte merece la etnia maya, que constituye más del 50% del total de la población. Pese a ser mayoría, sufre racismo y discriminación, en especial por parte de la élite criolla. De hecho, en la Guerra Civil de Guatemala (1960-66), que dejó 200.000 muertos, ambos bandos aprovecharon para perpetrar un genocidio maya.

Belice: piratas del Caribe.

01 Belize flag

En este pequeño territorio centroamericano a orillas del Caribe vivieron los mayas por siglos.  Desde el siglo XVI fue, sólo en teoría, una posesión española más dentro de la colonia de Guatemala. En los siglos XVII y XVIII colonos ingleses y escoceses, y piratas Baymen, lo colonizaron de facto y lo convirtieron en un fortín pirata.

En 1862 pasó a ser formalmente una colonia británica llamada Honduras  británica. En 1973 fue rebautizada como Belice. Se independizó de Reino Unido en el año 1981. Belice toma su nombre de la ciudad de Belice -la antigua capital del país-, que a su vez toma su nombre del río Belice.  La actual capital es Belmopán.

Hoy es un pequeño estado independiente. Cuenta con bosques densos, playas caribeñas, arrecifes de coral, flora y fauna abundante y un clima tropical, cálido y húmedo, con lluvias y huracanes. Guatemala reclama el territorio de Belice pero no se atreve a invadirlo porque la reina de Inglaterra, Isabel II, lo es también de Belice.

Se trata de una nación pobre y atrasada. A falta de grandes recursos, la base de su economía siempre se ha fundamentado en actividades de dudosa ética. En el pasado, una agricultura sustentada por esclavos y de modo especial, la piratería. Hoy es un bastión de narcotraficantes que usan el país como lugar de paso hacia México.

Se habla español y criollo beliceño, pero el idioma oficial es el inglés, lengua materna del 3% de la población. Es el único estado centroamericano con el inglés como lengua oficial. Se trata de un pueblo tradicionalmente católico pero, como en el resto de Latinoamérica, también en Belice las iglesias protestantes crecen sin cesar.

A pesar de contar con muy poca población (algo más de 300.000 habitantes), se trata de una sociedad muy compleja. La inmigración ha transformado su demografía en una verdadera macedonia de etnias: mayas, criollos, garífunas, mestizos, blancos… Existe también una gran diáspora beliceña en los Estados Unidos.

¿Sabías que en Xàtiva hay colgado un retrato de Felipe V boca abajo?

xativa

La urbe valenciana de Xàtiva (La Costera) participó activamente en la Guerra de Sucesión (1701-1714), que acabó con la instauración de la Casa de Borbón en España. El Reino de Valencia apoyó al pretendiente de la Casa de los Austria, el archiduque Carlos de Austria, frente a su rival, Felipe V de Borbón, hecho que provocó que éste útimo ordenara en 1707 la abolición de nuestros Fueros “por justo derecho de conquista” (lo que supuso el fin de Valencia como un reino independiente) y que comportó una durísima represión, espolio y castellanización contra el pueblo valenciano. Xàtiva fue una de las ciudades que más activamente defendió al candidato austracista, a la postre perdedor de la contienda sucesoria. Como represalia, en 1707 Felipe V de Borbón ordenó, entre otras muchas medidas represoras, incendiar y destruir Xàtiva así como expulsar a sus habitantes de la ciudad.

Las tropas borbónicas, comandadas por Claude Lasier, degollaron sin piedad, cortaron cabezas y abrieron en canal a los setabenses, niños, ancianos, mujeres y hombres. Acto seguido, le prendieron fuego a la ciudad con sus supervivientes. Se dice que Xàtiva ardió completamente durante 8 días (de ahí el apelativo de socarrats (chamuscados) que se da popularmente a los setabenses). La ciudad pasó de 12.000 habitantes en 1707 a sólo 400 al año siguiente (y tardó casi 80 años en volver a su anterior nivel demográfico). Para colmo Xàtiva fue rebautizada como Colonia Nueva de San Phelipe, en honor al autor de la masacre. Xàtiva cambio su nombre y no lo recuperó hasta que las Cortes de Cádiz lo restituyeron en 1811 en su forma castellanizada (Játiva). Volvió a cambiarse oficialmente a su forma valenciana por un decreto del Consell de 7 de enero de 1980.

Felipe V es un personaje de infausto recuerdo para los setabenses. Por eso hoy, en el Museu de l’Almodí (Museo del Almudín) de Xàtiva, hay un retrato de Felipe V pintado por Josep Amorós que está colgado boca abajo, como justo desaire a aquel monarca. Según las investigaciones del historiador Germán Ramírez, la idea de ponerlo boca abajo data de entre 1956 y 1957 y fue iniciativa de Carles Sarthou, cronista oficial de Xàtiva. Pero más allá de estas versiones, hay otras: que fue el primer director del museo desde su creación en 1919, Josep Carchano, quien tuvo la idea aunque no la llevó a cabo pues falleció en 1937; que en 1940 ó 1943 se le dio la vuelta al cuadro por orden de Sarthou, dato que no cuenta con testimonio alguno.  Sea como sea, los setabenses están encantadísimos con el retrato de Felipe V boca abajo, un antirrey al que le guardan un rencor eterno.

México: lo que pudo haber sido y no fue.

mexico

Por aquí han pasado mexicas, mayas, olmecas, toltecas, mixtecas, aztecas…El Imperio Español colonizó este vasto territorio, que pasó a llamarse Virreinato de Nueva España. Se declaró independiente de España en 1821. Nació como un país rico, grande y poblado, y parecía predestinado a convertirse en una gran potencia.

Pero aquel sueño resultó ser tan sólo un espejismo. Las ideas liberales pronto fueron ahogadas por un conservadurismo reaccionario y tras una breve guerra (1846-48), Estados Unidos le arrebató el 55% de su territorio. Desde entonces ha sufrido todo un sinfín de corruptelas, revoluciones, golpes de estado y dictaduras mil.

Los Estados Unidos Mexicanos tienen petróleo, gas y recursos naturales. Su clima y playas envidiables hacen de él un destino turístico de primer orden. Pero su industrialización fue escasa y tardía. Tiene todo para ser próspero, pero está devorado por la pobreza, la corrupción, la idolatría, la violencia y el tráfico de drogas.

Es un pueblo mestizo, aunque con un importante sustrato indígena. Con sus 120 millones de habitantes, es el país con más hispanohablantes del mundo. Y cuenta con cerca de 70 lenguas indígenas reconocidas. Impera un catolicismo fanático y cerril. En torno a 40 millones de mexicanos residen en el sur de los Estados Unidos.

México es un crisol de razas y culturas. Es heredero de un impresionante patrimonio histórico y arquitectónico legado por mil y una naciones precolombinas…  Y es tierra de hijos ilustres como  Pancho Villa, Emiliano Zapata, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Cantinflas, Hugo Sánchez o Frida Kahlo.

En términos generales el mexicano es un pueblo muy nacionalista y orgulloso de sus raíces. Tanto que a veces no se percata de sus errores. Existe un sentimiento de mexicanidad que va más allá de etnias y culturas y el deseo frustrado de reverdecer viejos laureles. México se debate entre ser él mismo o el patio trasero de América.

Marruecos: el último reino en el Magreb.

bandera-marruecos

Por aquí han pasado bereberes, árabes, almorávides, almohades… Marruecos como tal nace en 1666, cuando la dinastía alauita unió bajo su mando diversos reinos hasta entonces divididos. En el siglo XIX fue colonizado por Francia y España, pero se independizó en 1956. Rabat se anexionó el Sáhara Occidental en 1975.

La historia del país es la de una familia real que por siglos lo ha gobernado como si fuera su cortijo. Es la única corona superviviente del Magreb y lo es gracias a su gran capacidad de adaptación. Pasó de monarquía absolutista a parlamentaria y últimamente ha abierto bastante la mano en cuanto a las libertades y derechos civiles.

La Familia Real alauita controla todos los negocios allí. Marruecos es como una empresa y el rey su propietario. Para distraer a la gente de su atraso y su miseria, a menudo se apela al sueño expansionista de un Gran Marruecos que incluiría no sólo el Sáhara Occidental, sino también las Islas Canarias, Mauritania, Ceuta y Melilla.

Es un estado situado en el Magreb, bañado por el Mediterráneo y por el Atlántico, y una de las naciones más bellas y modernas de toda África. Pese a ello, hay gran pobreza y corrupción y oleadas de marroquíes emigran a España y Francia buscando una vida mejor. La economía es eminentemente artesanal, pesquera y agrícola.

En esta patria predomina la cultura árabe. En el pasado hubo un intento de arabizar a los bereberes -los pieles roja del Magreb- y borrar su identidad, pero fue infructuoso. Desde su independencia, Marruecos vive un florecimiento de la cultura propia y mantiene una gran rivalidad política con sus vecinos, Sáhara y Argelia.

El árabe clásico y el bereber son oficiales, el francés se usa en la enseñanza y mucha gente domina también el español. Hay una poliglosia en la que el árabe clásico y el francés son lenguas de primera y el árabe popular y el bereber de segunda. El islam llegó a la región en 682 y el 98% de este pueblo es musulmán suní.

¿Sabías que la Constitución Española de 1978 se publicó en Normas de El Puig?

Agradecimientos a Josep Lluís García Ferrada (Burriana), Jaume Hurtado (Valencia) y Virgínia Segura (Valencia).

Hoy en día se pretende borrar cualquier rastro de la lengua valenciana, aduciendo que se trata de un idioma inventado que en realidad no existe. Pero la historia es tozuda y cuando nos sumergimos en ella encontramos un puñado de pruebas que desmienten las tesis pancatalanistas y nos hablan de una lengua viva. Así, la Constitución Española de 1978 fue publicada, además de en castellano, en otras lenguas vernáculas del Estado. Se publicó en Normas de El Puig a finales de los 70.

Constituciovalencia

Los ejemplares bilingües (español y valenciano) de la Constitució Espanyola de 1978 fueron difundidos masivamente entre el pueblo valenciano y aún hoy se conservan en miles de hogares. Su portada era crema y el único dato de impresión dice: Depósito legal B. 36.416 – 1978. Imprime EBSA. Carretera nacional 152 km 21.650 Parets (Barcelona). Es decir, fue impreso en Barcelona pero en valenciano. Se publicó a propósito del referéndum nacional de 6 de diciembre de aquel mismo año.

constitucio78

Otra Constitución, de tapa negra, fue editada per Josep Miquel Lerma Marín y publicada en 1979 como consta en su Depósito Legal V-261-1979. Es una versión íntegramente en valenciano y reza en su portada Text en llengua valenciana (Texto en lengua valenciana). A modo de anécdota muestra las banderas de León y de Castilla por separado y banderas de Aragón, Baleares y Murcia distintas de las actuales ya que el Estado de las autonomías aún no se había desarrollado del todo.

También de finales de la década de 1970 está la Constitución española: con versiones en castellano y valenciano. Ilustre Colegio de Abogados de Valencia. 1979. V. 1.068-1979 (edición bilingüe). Luego llegó La Constitución Española. Generalitat Valenciana. 1983. V. 2757-1983 (edición bilingüe). Es muy significativo que dos entidades de la solera del Colegio de Abogados de Valencia y la Generalitat Valenciana publicaran por aquel entonces en valenciano y no en catalán.

constitucio1

Algo posterior es la Constitució espanyola: aprovada per les Corts el 31 d’octubre de 1978 i Reforma de l’articul 13, apartat 2: aprovada per les Corts el 22 de juliol de 1992. Del Senia al Segura. 1993  V. 3322-1993 (versión en valenciano). Traducimos, para los no valencianoparlantes: Constitución española: aprobada por las Cortes el 31 de octubre de 1978 y Reforma del artículo 13, apartado 2: aprobada  por las Cortes el 22 de julio de 1992.

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: