Por qué pongo un botón de Paypal.

paypal_logo

Hace cinco años que empecé este bloc. Fue el 1 de octubre de 2009. La idea original era denunciar la estupidez y la mentira de esta sociedad aborregada en la que vivimos. Y es que hoy en día pocos se atreven a decir que el rey va desnudo, porque la inmensa mayoría prefiere adular con la mentira a molestar con la verdad.

Este bloc es gratuito pero tiene sus costes, de dinero y de tiempo. Por ejemplo, cuando escribo un artículo sobre un país puede que tú sólo veas un texto de apenas 30 líneas pero lleva más de tres horas de trabajo. Hay documentación que leer, información que buscar, libros que consultar, etc. Con otras temáticas pasa igual.

Ojo, no me quejo. Hago esto porque quiero. Pero ha llegado un momento en que necesito ingresos aunque sea para cubrir costes.  Por eso he puesto un botón de Paypal, que también acepta tarjetas de crédito. En los blocs en inglés es habitual. En otras culturas es más infrecuente, igual que son raros los donativos. Eso ya lo sé.

A tenor del número de visitas, comentarios y mensajes que recibo a diario creo hacer una labor que interesa a la gente. Puedes leer este bloc gratis y así seguirá siendo. Pero si quieres y puedes, haz una pequeña donación. Por pequeña que sea, será importante. Muchas gracias por ayudar a seguir mejorando esta página web.

Por qué escribo las cosas que escribo.

En nuestra sociedad hay mucha gente que busca la competencia. Eso les motiva y ayuda a superarse. Y me parece bien si les resulta útil. Pero yo personalmente, como autor, no persigo competir contra nadie. No lo busco, ni me motiva. Me limito a escribir acerca de las cosas que a mí me interesan. Y no me importa si esos temas le interesan solamente a una minoría de gente o incluso a nadie. Porque me interesan a mí, y esto es lo que realmente me importa. Por eso escribo lo que escribo.

Hay literatos que buscan la gloria y para ello cuentan lo que la gente quiere oir, lo cual suele ser sinónimo de éxito. Yo en cambio prefiero un lector inteligente a mil idiotas. Digo lo que la gente NO quiere oir, o sea que imagina mi popularidad. Atacar los tabúes de lo hipócritamente correcto tiene un precio. Una minoría de gente aprecia lo que haces, agradece encontrar algo de sinceridad en medio de una sociedad tan falsa. Pero la gran mayoría o no te entiende o simplemente te insulta.

Como autor me gusta aportar algo nuevo. Si se me ocurre escribir un libro y me entero de que ya existen otros parecidos en el mercado, desisto de hacerlo. ¿Para qué repetir las cosas que otros han dicho antes? Yo prefiero buscar una óptica nueva, sorprender con algo distinto. No hablo de ninguna innovación radical ni mucho menos, porque desde el Antiguo Egipto no hay nada nuevo bajo el sol, pero siempre puedes dar un giro de tuerca, enfocar cosas viejas desde un ángulo nuevo.

Escribo lo que me gustaría leer. Es decir, si hubiera otra persona que contara lo que yo cuento, entonces simplemente me limitaría a leerle y no redactaría nada. Me interesa tan poco el tema comercial que en ocasiones paso directamente de los editores y distribuidores y prefiero colgar mis obras en internet, para que se las descargue gratuitamente quien lo desee. Habrá quien lo considere estúpido por mi parte y que diga que pierdo dinero. Yo en cambio prefiero pensar que gano lectores.

Cuando alguien escribe en una lengua minoritaria y en peligro de extinción como el valenciano es de cajón que no busca fama ni dinero sino que le mueven otros valores. A mí no me interesa ser el número uno de ventas ni ganar el Nobel ni que mi careto salga en la portada del Newsweek. Todo eso es vanidad de vanidades. Lo que realmente me estimula es contribuir a preservar y fortalecer una cultura amenazada de la que me siento profundamente orgulloso. Busco defender mis raíces.

También escribo en castellano, una lengua de masas ciertamente, pero sobre temáticas tan minoritarias que a veces dudo que puedan resultar de algún interés para alguien.  Yo escribo porque siento la necesidad de hacerlo. No me importa si tengo muchos o pocos lectores. O ninguno. Si me dijeran que todo lo que hago se guardará  en un cajón bajo siete llaves y que nunca nadie lo leerá jamás, aún así, yo  seguiría escribiendo sin cesar. Porque lo necesito. Escribir es una droga para mí.

Mensage de benvinguda.

manifestacion2
¡Benvinguts tots! Esta és una web destinada a ofrenar noves glories a Valencia i a la Llengua Valenciana.
En ella ficare els distints articuls que he anat publicant en internet; texts que es trobaven desperdigats en la xarcia i que m’he propost reunir en un sol lloc. Per aço, he aprofitat la moda creixent de les bitacores d’internet. Si fins ara no havia creat una és perque solc combregar en eixa actitut tan anglesa que constistix en “esperar i vore”. En la bitacora anire posant poc a poc els articuls, començant pels primers que foren publicats originariament en 2004, en l’intencio de que al cap d’un temps pugam arribar als que son més recents, més moderns, més actuals.
És possible que en un futur tambe fique articuls d’uns atres autors, sempre que els trobe interessants.
Els drets de propietat intelectual de les fotografies i articuls corresponen als seus respectius autors.
Els meus articuls els podeu reproduir alla a on vullgau en la condicio de que citeu l’autor i la font de procedencia.  Sigau de la forma de pensar que sigau, sou tots benviguts a esta web, si ho feu en respecte. Lo dit: benvinguts.

A %d blogueros les gusta esto: