¿Sabías que Wallapop lo creó un valenciano?

Miquel Vicente (Vinaròs, El Baix Maestrat, 1972) era un ingeniero industrial convertido en brillante ejecutivo. Procedía de una familia de funcionarios; tenía una vida encarrilada, un buen sueldo y un hijo en camino. Pero dejó su trabajo y en el año 2009 montó LetsBonus, una empresa de compra colectiva inspirada en el fenómeno de los cupones.

Al principio fue duro. En las primeras entrevistas tenía que suplicar a los candidatos que se fueran a trabajar con él. Al final salió LetsBonus, una empresa donde en sólo un año trabajaban 500 personas y que revolucionó la compra en grupo. Poco después vendió esta aplicación de móvil por una suma con la que podría vivir de las rentas pero aún quería más.

En 2013 se asoció con el publicista Gerard Olivé y montaron Antai Venture Builder, una empresa que estudia modelos de negocio y les da una vuelta de tuerca tecnológica. De ahí salió Wallapop, la joya de la corona de las start-ups españolas. Hoy la compañía fundada en 2013 por el propio Vicente junto a Gerard Olivé y Agustí Gómez es un icono.

Wallapop nació por pura necesidad. Existían páginas-web de venta de segunda mano, pero ninguna exclusiva para teléfono móvil, geolocalizado y con chat. Eso supuso una transformación en ese mundo: ahora, en lugar de buscar algo concreto, la gente se pasa horas mirando qué comprar. Wallapop se ha convertido en un fenómeno de masas en España.

Vicente, al frente de Antai, ha creado, entre otros, Corner Job, APP para encontrar empleo que garantiza respuesta en 24 horas; Deliberry, que hace la compra por ti; Glovo, servicio de mensajería exprés que le trae lo que sea en pocos minutos; Prontopiso, que te garantiza vender tu vivienda en 90 días o Carnovo, comparador de ofertas de coches nuevos.

Básicamente Vicente se encarga de crear empresas de la nada, sacarlas adelante y luego venderlas. Y así vuelta a empezar. Muchas de estas empresas funcionan de forma gratuita y necesitan el apoyo de bancos o fondos de inversión al principio. La idea es generar una gran base de datos (clientes potenciales) antes de resultar rentables (modelo Facebook).

Miquel Vicente es el mago valenciano de las start-ups. Radicado en la ciudad condal, es el presidente de Barcelona Tech city, un complejo ubicado junto al Puerto de Barcelona donde trabajan unas 1.500 personas en empresas creadas allí mismo, muchas de las cuales surgidas en los años de la crisis.  Es el Silicon Valley catalán… y su creador es de Vinaròs.

 

Fuentes consultadas:

Manresa, Júlia y Font, Àlex. Antai cedeix el poder de Wallapop i Miguel Vicente deixa la presidència. Ara. 7-11-2016.

Verdú, Daniel. Miguel Vicente,el mago de las ‘start-ups’. El País Semanal. 15-12-2016.

-Vicente, Miguel. Perfil en LinkedIn.

-Wallapop (página web oficial).

Anuncios

A mí me gusta descargar libros gratis ¿soy un delincuente?

Lo reconozco. Descargo libros electrónicos gratis de internet. Me encanta la lectura y los libros-e abren un inmenso panorama repleto de posibilidades.  Los que creemos en la cultura libre somos tildados por los chupópteros y apesebrados oficiales de ser “piratas”, “ladrones”, “delincuentes”  y hasta “terroristas”.  Flipas. Yo no tengo un parche en el ojo ni tampoco una pata de palo pero si quieren llamarme pirata… Pues vale. Está bien, soy un pirata ¿y qué? Leer no es ningún delito.

Es una barbaridad que se pretenda cobrar 15 ó 20 euros por un libro-e. Algunos libros digitales se están vendiendo sólo un 10% más barato que su homónimo en papel. Eso es un atraco a mano armada ya que un PDF (o cualquier otro formato alternativo) carece de gastos de impresión y distribución y los costes de la maquetación son casi inexistentes. Los editores están ciegos si piensan que harán negocio porque la gente tampoco es tonta y antes de dejarse robar, lo descargará gratis.

Es más, yo mismo soy autor y como tal, quizás no debería decir esto porque es como tirar piedras contra mi propio tejado, pero es que aparte de escribir también creo en el comercio justo. Yo animo a la gente a que antes de pagar un precio abusivo por un libro-e se lo descargue gratis de internet. Incluso si son los míos y no gano dinero con ello. Me da igual, porque lo realmente importante  para un autor es (o debería) ser leído, no vender más o menos. Eso ya es “vanidad de vanidades”.

Además, un escritor debería sentirse  halagado de que pirateen su libro. Primero, porque eso supone que despierta interés entre el público. Y segundo, porque de esta forma puede llegar a una comunidad de lectores mucho mayor. Entonces ¿cuál es el problema? El problema es que los intermediarios no pueden chupar del bote. Por lo demás yo me siento sumamente honrado cuando todos los días llega gente a mi bloc tras haber tecleado en Google “descargar gratis por qué dejé de ser ateo”.

Parece mentira que un escritor tenga que decir esto pero si las editoriales no espabilan se van a pegar una hostia como las discográficas. Por cierto, es curioso que las mismas empresas que se quejan de que pirateas sus discos son las que luego te venden grabadoras de DVD y discos vírgenes para que te copies lo que te venga en gana. Hatajo de hipócritas. Ya vale de criminalizar a los amantes de la cultura: hacerse una copia para uso personal sin ánimo de lucro jamás es un delito.

Los mejores libros de la historia de la humanidad fueron escritos antes de que existieran las grandes editoriales o los derechos de autor. Homero no escribió La Ilíada pensando en hacerse rico. Joanot Martorell no redactó el Tirant lo Blanch pensando en vender más o menos ejemplares. Casualidad o no, las mejores obras fueron escritas en un tiempo donde lo que importaba de verdad  era la literatura y no la mercadotecnia y otras absurdas zarandajas de nuestros días.

Hoy el panorama literario se ha convertido en una triste feria de vanidades donde muchas editoriales (casi todas, a decir verdad) se ríen de los autores y no atienden a las necesidades reales de los lectores. Publicistas, maquetadores, distribuidores y una legión de intermediarios han eclipsado a los autores durante demasiado tiempo. Quizás el libro digital pueda venir bien para poner un poco de cordura en todo este desconcierto. Mientras tanto aprovecha; descarga todo lo que puedas y lee.

¿Per a quan el punt val?

valencianet

Els catalans ya han conseguit el seu punt cat (.cat). I els felicite. Com sol ser habitual, ells van per davant. I ara que ells ya ho tenen i veem que ni ha arribat l’Apocalipsis ni s’ha trencat Espanya ni han caigut sobre el món les sèt plagues bibliques com auguraven els més agorers em pregunte a mi mateix ¿per a quan el .val? Si no volem que s’incloga a Valencia com una regio catalana més, ¿a qué esperem per a demanar el .val? ¿Quína millor manera de demostrar al món que Valencia existix al marge de Catalunya que fent-se visible per a tot lo món?

No hi ha que ser alarmistes en este tema ni fer una montanya d’un granet d’arena. L’existencia del .cat no té res a vore en separatismes, ni en independencies ni en anticonstitucionalismes ni res paregut. Ni tampoc té res a vore en l’existencia d’una suposta “nacio cultural” ni en el reconeiximent internacional d’una llengua. No. El .cat fa referencia exclusivament a una mera procedencia geografica, a un lloc (és dir, Catalunya). Abogue per l’existencia d’un .val. Sería molt util per a trobar en més celeritat les pagines valencianes que hi ha en la xarcia.

I ficare un eixemple real. Fa poc una universitaria belga m’escrigue al meu correu-e dient-me que estava fent una tesis doctoral de l’arquitectura valenciana i que si per favor li podia recomanar algunes pagines sobre el tema. Ni cal dir té que si existira el .val ella podria haver localisat més rapidament este tipo d’informacio, ya que a la belga no li interessava l’arquitectura canaria, madrilenya o riojana, sols la valenciana. I precisament quan busques una informacio molt concreta d’una zona molt concreta del món, este tipo de dominis poden ser utils.

Si estic fent un treball sobre les festes, costums i tradicions d’Andalusia em facilitaria molt la faena un .and. I d’igual forma, si busque informacio exclusiva de l’Estat de Nova York o de l’historia del Regne de Napols potser un .nys o un .nap podrien ajudar-me a localisar l’informacio mes rapidament. En fi, que m’agradaria molt que existira en este tipo de dominis en internet no sols per a Espanya sino per a tot lo món. No és per res, pero, dixant qüestions politiques i culturals a banda, com a usuari d’internet tal iniciativa sería util per a tot lo món.

 

FONT: Llengua Valenciana Sí. 26-9-2005.

—————————————————————————–

¿T’agrada l’articul? Pots llegir molts més com este en el meu llibre PER A OFRENAR NOVES GLORIES A VALENCIA. ¡Fes clic en la portada!

portada-sa-lluna-3a

A %d blogueros les gusta esto: