¿En el cielo se obtienen distintas recompensas según las obras?

Sabemos que la salvación es un regalo de Dios mismo, que no es un premio que se obtiene como recompensa a nuestras propias obras para que nadie pueda jactarse. Dice la Santa Biblia: “Porque por gracia sois salvos, por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9). Por otro lado sabemos  que la salvación la logramos a través de Cristo. Que Él es, por decirlo de algún modo, nuestro pasaporte seguro al cielo.  Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida y nadie va al Padre sino por mí” (Juan 14:6).

Pero si por el solo hecho de aceptar a Cristo tenemos salvación entonces ¿da igual lo que hagamos? ¿Es Dios tan injusto que recompensa igual al santo, al bueno y al caradura? No. En el cielo, como en la Tierra, no todo el mundo es igual: hay jerarquías. Todos somos salvos por aceptar a Cristo mas la recompensa es mayor o menor en función de nuestras obras. Yo sé con certeza que entraré en el cielo porque soy de Cristo, pero ojo, no puedo ser tan insensato como para pensar que obtendré el mismo galardón que santos como Teresa de Calcuta o Vicente Ferrer.

Voy a poner un símil. Un amigo y yo estamos interesados en entrar en el Ejército. Él es un piloto con 20 años de experiencia en la aviación civil. Y yo no soy nadie. Finalmente, nuestras candidaturas son aceptadas. ¿Entramos en el Ejército los dos? Sí. ¿Somos militares los dos? Sí. ¿Tenemos el mismo cargo los dos? No, él entra como capitán y yo como soldado raso. Con la salvación pasa igual… Un santo y un pecador arrepentido son cristianos. ¿Entran en el cielo los dos? Sí. ¿Son salvos los dos? Sí. ¿Tienen el mismo premio? No. Lógicamente, el del santo es mayor.

A continuación, puedes leer algunos versículos que justifican que la recompensa que ofrece el Señor es proporcional a nuestras obras:

Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con los ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras (Mateo 16:27).

Y él les dijo: «De cierto os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el Reino de Dios, que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna» (Lucas 18:29-30).

Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor (1 Corintios 3:8).

Pero esto digo: El que siembra escasamente; también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará (2 Corintios 9:6).

He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra (Apocalipsis 22:12).

23 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. José Ángel
    Abr 07, 2010 @ 06:43:58

    Quisiera saber más sobre el tema… porque siempre dices que la fe es la que salva, no las obras… pero yo también he escuchado muchas veces que la fe sin obras es una fe muerta… ¿Entonces las obras también salvan? Por favor, explícame esto porque me estoy haciendo un lío.

    Me gusta

    Responder

  2. Eduardo
    Jun 28, 2010 @ 22:50:49

    MENTIRA

    Me gusta

    Responder

  3. Eduardo
    Jun 28, 2010 @ 23:05:47

    Quisiera explicar algo sobre la famosa GRACIA. Tenemos decenas de escrituras que nos hablan, sobre como Dios dara a cada uno, lo que le es merecido. Me gustaria saber que pensaria la gente, si no existiera la famosa efesios 2;8, que en lo personal es una escritura que me desagrada mucho.

    Quisiera explicar eso de la gracia. Tenemos a un sembrador. El sembro, cultivo la semilla. El se encargo de regarla, de abonarla, de cuidarla. Durante semanas el la cuido, y despues de mucho dio su fruto. Seria justo pensar que fue su esfuerzo, el que hizo que creciera. Y de hecho es asi. Ahora yo quisiera preguntar, ¿Podria este sembrador, sembra la semilla y que creciera sin el sol? ¿podria el sembrador crear al sol, para dar crecimiento a su semilla?, o ¿podria crear la tierra, el agua y todos los elementos necesarios para hacerlo? claro que no. A eso se refiere esa gracia. Dios hizo, lo que no podriamos hacer por nosotros mismos. Se los enumero;

    1.Creo la tierra donde vivimos.
    2.Envio a Jesucristo, el cual expio todos los pecados del mundo. Pero con la condicion de obedecer. Como bien dijo, no ahi amor mas grande, que uno de la vida por sus amigos. ¿quienes son los amigos de Jesus?, los que guardan su mandamientos.
    3.Nos doto de nuestros cuerpos.

    En conclusion, somos salvos por gracia, porque nada de lo que hagamos, puede pagar los pecados, pues como bien dice nuestra vieja biblia, la paga del pecado es muerte. Pero para obtenerla, ahi que ser obedientes. Como bien dijo pablo; lo que el hombre siembre, eso segara.

    Solo para terminar, quiero que se pregunten ¿que es la salvacion?, mediten y se daran cuenta, de que muchas veces no estamos seguros de lo que eso significa. Como dice Juan 17;3 «Y esta es la vida eterna, que te conozcan a ti el unico Dios Verdadero y a Jesucristo a quien has enviado». La salvacion no se obtiene de un solo, sino a medida que aprendemos este principio, conocer al verdadero Dios. El guardar sus mandamiento, el ser buenos, pues el dijo; ser perfectos como yo soy perfectos.

    En sus intentos por destruir a la huminidad, el Diablo a encontrado una gran forma de hacerlo. Que mejor que quitandole al mundo su culpabilidad o susurrandole al oido que no ahi que hacer nada para estar con Diosito???, que ya tenes comprado tu boleto al cielo, y lo unico que debes hacer es prononciar con tu boca; Te acepto a Cristo… Solo un comentario final, no es mas importante guardar sus mandamientos, el hacer lo que el dijo, que simplemente andar gritando CRISTO TU ERES MI SALVADOR!!!, Si lo analizan, se daran cuenta que es asi.

    Muchos se basan en la escritura que dice eso, que con la boca se testifica, algo asi. Y en lo personal se que es cierto, pero es mas importante hacer lo que el hizo, seguir a Cristo y no simplemente ensalsarlo en elogios. Como bien dice Santiago, los demonios tambien saben que Jesus es el Hijo de Dios, y ¿eso los libra de la condenacion?, No. La gracia de nuestro señor Jesucristo sea con todos vosotros.

    Me gusta

    Responder

    • J.Ferrer
      Jun 29, 2010 @ 13:19:39

      A ver, Eduardo, si dices de boca que aceptas a Cristo pero luego tus obras van en contra de Cristo es que no lo has aceptado realmente. «Este pueblo me honra con los labios pero su corazón está lejos de mí», dijo Jesús.

      Si tú aceptas realmente a Cristo, eso se va a notar en tus obras, en un cambio en tu estilo de vida. Pero cuidado, que no es ese cambio de estilo de vida lo que te salva sino el haber aceptado a Cristo.

      Me gusta

      Responder

      • melviton
        Mar 22, 2011 @ 00:17:53

        Josué

        Saludos cordiales!

        Mira, tu muy corta intervención hace más grande la incógnita. ¿No crees que se están pasando por alto importantísimos detalles de interpretación acerca de lo que es la gracia del Señor?

        Dices que si cometemos «un pecado» es porque no habíamos aceptado sinceramente a Cristo ¿Cierto? Porque, de lo contrario, si no se comete un pecado y hacemos su voluntad, seguimos en su gracia ¿Cierto?

        Pero todos los textos bìblicos que nos hablan de «tener fe» en Cristo dan a entender, claramente, que nosotros podemos llegar a aceptar «sinceramente» a Cristo en nuestro corazón, pero depende, extrictamente de nuestras constantes obras de obediencia y arrepentimiento que hayamos tenido, para «lograr asirnos de la vida que lo es realmente». Y esto es algo que depende de nosotros mismos, no de Cristo. El nos invita y la gracia es un don de Dios, pero el mantener la gracia con nosotros es nuestra responsabilidad.

        De hecho, las palabras dichas por el apóstol Pablo no tendrían sentido si, una vez que aceptamos a Cristo, como por arte de magia, se nos «sellara» para el premio de la llamada hacia arriba: «No que lo haya recibido ya, ni que ya haya sido perfeccionado, sino que prosigo para ver si también puedo asir aquello para lo cual yo también he sido asido por Cristo Jesús. 13 Hermanos, todavía no me considero como si [lo] hubiera asido; pero hay una cosa en cuanto a ello: Olvidando las cosas que quedan atrás, y extendiéndome hacia adelante a las cosas más allá, 14 prosigo hacia la meta para el premio de la llamada hacia arriba por Dios mediante Cristo Jesús. (Filipenses 3:12-14)

        Me parece que es un juego de palabras que puede confundir. Pablo fue sincero cuando se convirtió al cristianismo. Y vivió en gracia hasta llegar a la meta victorioso. Eso es una cosa. Pero otra totalmente diferente era el que ya no dependía de él esforzarse por lograr asirse a la vida, interpretando que el Señor, por el simple hecho del llamamiento, se la tenía asegurada. El premio consistía en que cada cristiano tiene que «correr en la carrera» hasta llegar a la meta sin desfallecer». Ese es el punto. El simple hecho de «creer» en Jesús no salva a nadie. Me gusta más la traducción que emplea el término «ejercer fe»; es más explicito, pues denota conformidad con lo explicado por el apóstol Santiago cuando se refirió a que «la fe sin obras (pero no obras de la ley mosaica) es vana». Recuerda lo que dijo el Señor: «Son muchos los llamados pero pocos los «escogidos» y, ¿Por qué son escogidos? pues porque demostraron con las «obras propias del arrepentimiento» que eran merecedores de la vida, pero por su esfuerzo personal, no de Dios. Dios lo que promete es la «VIDA» y «predestinó» a un pueblo como «una clase» que albergaría dentro de sí a millones de personas como grupo, pero no estamos predestinados individualmente para la salvación.

        Saludos

        Me gusta

    • fernando Barrera
      Nov 25, 2011 @ 02:12:59

      hola Eduardo como estas…..
      me encontre con este comentario tuyo y quede intrigado, porque yo tengo otro concepto. Se (como todos sabemos), y tu tambien que Jesus murio por nosotros y nos salvo, perdonandonos de todos nuestros pecados; eso lo sabemos todos, todas las iglesias predican eso y creo que hasta ahi estamos de acuerdo; pero te pregunto, tu lo crees?…. algo acaso se le quedo por hacer a Jesus?…. dejame decirte que mi fe me alcanza para comprender que Jesus me salvo, El lo hizo todo por mi y por ti tambien si asi lo crees; por un hombre entro y por otro hombre salio el pecado del mundo; Dios no te juzga por lo que haces, porque al fin y al cabo tu no pecas , es el pecado que esta en ti……al quitar Jesus el pecado original, tu ya no puedes pecar, pues ya no hay mas expiacion por los pecados……creelo….
      …tu dices que satanas es quien quiere hacer ver que que la salvacion es facil para asi nosotros bajar nuestra guardia y creernos salvos; y yo te digo, el misterio de Jesus es tan sencillo que solo lo podemos lo podemos entender si viene del Padre, con mayuscula; si vosotros sois hijos de tu padre( con minuscula) no lo podras entender: «nadie va al padre sino por mi».

      luego de entender esto nuestra vida cristiana quedaria vacia, pues somos salvos, que hacer ahora?, pues ahora si dedicarnos a predicar la palabra, de llevar tan tremendo mensaje, ahora si es hora de ser dignos, dejar brotar los frutos para alcanzar recompensas mas alla de esta vida, en el cielo, es el momento de ser mejores, de alcanzar la estatura de cristo imitandolo a El.

      Dios te bendiga Eduardo

      Me gusta

      Responder

  4. Eduardo
    Jun 28, 2010 @ 23:21:08

    Y respondiendo a esa pregunta, ¿en el cielo se obtienen diferentes recompensas, segun las obras? yo responde que es asi, y para eso uso una anologia.

    Tenemos un niño, que dio su mejor esfuerso y saco 90 en una clase x. Tenemos a otro, no tan dedicado, pero saco el 60 necesario para ganar. ¿A Quien premiaremos mejor, al del 90, que con su esfuerzo lo saco, o al otro, que de mala gana llego a 60?. Deduscanlo ustedes.

    Como dice Juan 14;2 (parafraseado) «en la casa de mi Padre, muchas moradas ahi…..»

    Hago referencia a 1 Corintios 15;40, «Y Una es la gloria del sol, otra la de la luna, y otra la de las estrellas….. asi pues es la resurreccion de los muertos.

    En otras palabras ahi 3 lugares preparados para nosotros despues de la muerte y despues de la resureccion.

    Otra cosa, los invito a investigar, sobre las religiones, decidan y oren al Señor para saber cual es la verdadera.

    Como dice Juan 3;5, el que no naciere del agua y del espiritu, no puede entrar en el reino de Dios.
    En otras palabras, el que no se bautize, no entra con Dios.

    Ahora, deben buscar quien tiene la autoridad de Dios, que el mismo a llamado «sacerdocio». Por ejemplo, si una persona normal se pone a parar los carros y tratar de ponerles multa, no lo podra hacer, porque no tiene la autoridad de hacerlo. Pero si lo hace un policia, que posee la autoridad, cambia la historia, ahora si los hombres tienen un orden para todo, ¿No es Dios mas ordenado, por ser mas inteligente y dotado de infinita sabiduria que el hombre?, Todas las iglesias bautizan. Ponganse a pensar, si baja Jesus, con quien se bautizaria??(suposicion, pues el se bautizo con Juan el Bautista, de hecho, el fue bauitizado por Juan,el unico con ese SACERDOCIO, por favor lean los primeros capitulos de Lucas).

    Muchos dicen, «Todas las iglesias llevan a Dios», yo les pregunto, ¿porque Jesus no se unio a los fariseos o a los saduceos?, todos ellos enseñaban de Dios, pero no por eso dijo el Maestro; «a los fariseos enseñan de mi Padre, me voy a unir a ellos». Mediten sobre ello.

    Si nos espera una eternidad de felicidad o miseria, no seria justo poner un poco de atencion sobre esos asuntos???, muchos son religiosos, solo porque nacieron catolicos, evangelicos o musulmanes. Pero alguna vez, se han preguntado ¿Realmente esto es lo que quiere Dios de mi?, les apuesto que muchos no. Con ello no critico a las religiones, me parece un trabajo noble,el que hacen algunos de sus miembros, pero no todos.

    Me gusta

    Responder

  5. miguel enrique
    Nov 10, 2010 @ 20:59:25

    mira la salvacuin no se obtiene por obras porque nadie puede o tiene los meritos suficientes para hacerlo ahora si tu aceptas que jesus murio por ti y lo recibes como salvador de tu vida eres salvo posteriormente tus obras seran premiadas y se cumple la palabra que dice que tu fe sin obras es muerta.( ningun ser humano en su condicuon de pecador puede heredar la salvacion que es un regalo de Dios como dice si palabra para que nadie se jacte en si presencia)

    Me gusta

    Responder

  6. MaruGomita
    Nov 11, 2010 @ 13:43:19

    Esto es algo nuevo para mi, no lo sabía!
    Voy a investigar un poco al respecto… =D

    Me gusta

    Responder

  7. robledo david
    Mar 17, 2011 @ 00:53:02

    HO AMIGO CRISTO TE AMA , PERO TE ASEGURO QUE TUS PENSAMIENTOS Y EL DE TU AMIGO AVIADOR NO SON NI SERAN NUCA SEMEJANTES A MI PADRE QUE ESTA EN EL CIELO Y AL ABRIR TU CORAZON A CRISTO EL ES EL QUE TE MUEVE A HACER LAS OBRAS Y TE ASEGURO QUE LA SALVASION NO ES POR OBRAS PARA QUE NADIE SE GLORIE. BUEN DIA Y ESTOY PARA SERVIRTE DIOS TE BENDIGA

    Me gusta

    Responder

  8. melviton
    Mar 19, 2011 @ 00:55:45

    Vamos a ver.

    ¿Por qué tanto misterio por la salvación en Cristo? Siempre me ha llamado mucho la atención los argumentos circulares que sobre el particular, la mayoría de los miembros de las iglesias protestantes (sobre todo) discuten y rediscuten sobre “una vez salvos, siempre salvos”. Esta declaración, por sí sola, tiene dos opciones, A y B.

    La opción A diría que nadie discute el análisis propiamente “interpretativo” de la “frasecita” que puede confundir hasta al más “pintao”.

    Lo explican así: “Si yo acepto a Cristo y creo en él, entonces, El, como por “arte de magia” evitará que yo cometa el “pecado imperdonable” y, automáticamente, me dará el boleto directo, camino al cielo”.

    La opción B, por el contrario, nos indica que, una vez que hayamos cumplido con los requisitos que se nos exige como cristianos y del “aguante” que tenemos que tener en la carrera hacia la vida eterna y teniendo muy en claro lo que el Señor nos dice: “Pruébate fiel hasta la misma muerte, y yo te daré la corona de la vida”, hasta entonces, no podemos “cantar victoria” y es aquí en donde depende estrictamente de nosotros, el que se nos considere dignos de alcanzar la vida. ¡Dios nos ofrece la gracia gratuitamente, pero a cambio de nuestra obediencia! ¿O qué pensaban los cristianos, que era así de fácil? ¡Y por supuesto que si no somos salvos es que caímos de la gracia de Dios! ¿Qué de misterio tiene semejante interpretación? Ninguno.

    Dejemos que sea la Biblia la que nos instruya. Veamos.

    Sobre el particular, Santiago presenta el asunto sin rodeos ante sus oyentes: “¿No puedes ver, tú sofista, que la fe divorciada de obras es estéril?” (Sant. 2:20, NE) Una mujer estéril no da a luz; no produce. ¿Qué hace para usted su fe? ¿Tiene obras? ¿Produce algo? ¿Vive usted en armonía con lo que profesa creer? ¿Le ayuda su fe a hacer discípulos de Cristo Jesús? ¿Está usted aumentando los intereses del Reino? Para enfatizar su punto, Santiago nos da una ilustración y habla acerca de Abrahán: “¿No fue por su acción, al ofrecer su hijo Isaac sobre el altar, que fue justificado nuestro padre Abrahán? Ciertamente puedes ver que la fe estaba obrando en sus acciones, y que por estas acciones se probó plenamente la integridad de su fe. Aquí hubo cumplimiento de las palabras de la Escritura: ‘Abrahán puso su fe en Dios, y se le contó esa fe como justicia’; y en otra parte se le llama ‘amigo de Dios.’ Ustedes ven, pues, que un hombre es justificado por obras y no por la fe en sí misma.” (Sant. 2:21-24, NE) ¿Tiene usted fe como la de Abrahán, la clase de fe que mueve a uno a poner el hacer la voluntad de Dios delante de la vida misma?
    Pablo, en su carta concerniente a la fe, dijo: “Fe es la expectativa segura de cosas esperadas.” Él, también, escribió acerca de Abrahán y usa a Abrahán como ejemplo de fe tomado de la vida real. Dice: “Por fe Abrahán obedeció la llamada para salir a una tierra destinada para él mismo y sus herederos, y salió de casa sin saber a dónde habría de ir. Por fe se estableció como residente forastero en la tierra que se le prometió, viviendo en tiendas, como lo hicieron Isaac y Jacob, que fueron herederos de la misma promesa. Porque esperaba la ciudad con fundamentos firmes, cuyo arquitecto y edificador es Dios. Por fe aun Sara misma recibió fuerzas para concebir, aunque había pasado de la edad, porque juzgó que aquel que había prometido sería fiel; y por lo tanto de un solo hombre, y éste como si estuviese muerto, brotaron descendientes numerosos como las estrellas o como los innumerables granos de arena a la orilla del mar.” (Heb. 11:8-12, NE) Sabemos que Abrahán murió sin obtener el cumplimiento de la promesa que se le hizo, pero ciertamente tuvo fe y una expectativa segura de las cosas esperadas, y a través de toda su vida tuvo la evidencia de la bendición de Dios sobre él. La fe que Abrahán tenía en “la ciudad . . . cuyo arquitecto y edificador es Dios” lo movió a dejar atrás las comodidades materiales a fin de hacer la voluntad de Dios.

    Me gusta

    Responder

  9. melviton
    Mar 21, 2011 @ 15:42:49

    La Biblia dice: “El hombre es declarado justo por fe aparte de obras de ley”, pero también asevera: “El hombre ha de ser declarado justo por obras, y no por fe solamente”. ¿Cuál de estas dos afirmaciones es la correcta? ¿Somos declarados justos por fe, o por obras? (Romanos 3:28; Santiago 2:24.)
    La Biblia da una respuesta armoniosa: ambas son correctas.

    Por siglos, la Ley que Dios promulgó mediante Moisés estipuló que los adoradores judíos presentaran sacrificios y ofrendas, celebraran festividades y observaran normas dietéticas y de otro tipo. Estas “obras de ley”, o, más escuetamente, “obras”, dejaron de ser necesarias cuando Cristo ofreció el sacrificio definitivo. (Romanos 10:4.)

    Pero el hecho de que las obras que estipulaba la Ley mosaica fueran sustituidas por el sacrificio sublime de Jesús no significa que podamos pasar por alto las instrucciones de la Biblia. Las Escrituras dicen: “¿Cuánto más la sangre del Cristo […] limpiará nuestra conciencia de obras muertas [anteriores] para que rindamos servicio sagrado al Dios vivo?”. (Hebreos 9:14.)

    ¿De qué manera ‘rendimos servicio sagrado al Dios vivo’? Entre las cosas que nos insta a hacer la Biblia se hallan luchar para no ceder a las obras de la carne, resistir la influencia inmoral del mundo y eludir sus trampas. Nos dice que peleemos “la excelente pelea de la fe”, nos quitemos “el pecado que fácilmente nos enreda, y corramos con aguante la carrera que está puesta delante de nosotros, mirando atentamente al Agente Principal y Perfeccionador de nuestra fe, Jesús”. Además, nos anima a no ‘cansarnos ni desfallecer en nuestras almas’. (1 Timoteo 6:12; Hebreos 12:1-3; Gálatas 5:19-21.)

    Con estas obras no nos ganamos la salvación, pues ningún ser humano podría nunca hacer lo suficiente para merecer tan extraordinaria bendición. Sin embargo, no somos dignos de recibir este magnífico don a menos que cumplamos con la voluntad de Dios y de Cristo, según se explica en la Biblia, y de este modo demostremos amor y obediencia. Sin obras que evidencien nuestra fe, la afirmación de que seguimos a Jesús se desdiría por sí sola, pues la Biblia dice llanamente: “La fe, si no tiene obras, está muerta en sí misma”. (Santiago 2:17.)

    Me gusta

    Responder

  10. melviton
    Mar 21, 2011 @ 15:47:15

    ¿Qué deben abarcar nuestras obras de fe? Pablo contesta: “Las cosas que ustedes aprendieron así como también aceptaron y oyeron y vieron relacionadas conmigo, practiquen estas; y el Dios de la paz estará con ustedes” (Filipenses 4:9). Damos prueba de lo que somos si practicamos lo que hemos aprendido, aceptado, oído y visto, es decir, todo lo que está implicado en la dedicación y el discipulado cristianos. “Este es el camino. Anden en él”, nos manda Jehová mediante el profeta Isaías (Isaías 30:21).
    20 Todo hombre o mujer que estudia con diligencia la Palabra de Dios, que predica las buenas nuevas con celo, que conserva intachablemente su integridad y que apoya con lealtad el Reino es una bendición para sus hermanos cristianos. Su presencia da estabilidad a la congregación, y su aportación es muy valiosa, sobre todo en vista de la gran cantidad de nuevos discípulos que hay que atender. Cuando tomamos en serio el consejo de Pablo de ‘seguir poniéndonos a prueba para ver si estamos en la fe y seguir dando prueba de lo que somos’, nosotros también ejercemos una buena influencia en los demás.

    Un saludo cordial a todos.

    Me gusta

    Responder

  11. J.Ferrer
    Mar 25, 2011 @ 17:45:23

    Melvilton:

    Los artículos que escribo en este blog en la sección «Biblia» no son compartimentos estancos sin conexión los unos con otros. Más bien, al contrario. La propia Biblia establece que la fe sin obras es fe muerta, algo de lo cual hablé aquí:

    https://josueferrer.com/2010/04/26/%C2%BFpor-que-la-fe-sin-obras-es-una-fe-muerta/

    Un saludo.

    Me gusta

    Responder

  12. granados1
    Ago 16, 2012 @ 16:37:09

    la salvacion se recibe por gracia y no por obras pues para ir al cielo hay que ser cien por ciento santo y eso solo puede lograrlo la sangre de cristo en los que le aceptan como salvador.la biblia dice que todos somos pecadores antes y despues de acepatar a Cristo como Salvador la palabra de Dios en seña que no hay justo ni aun uno y en eclesiastes 7,20 enseña que aun los justos pecan de vez en cuando tambien lo dice en 2 cronicas 6,35 y 36 que no hay persona que no peque tambien dice el Apostol Pablo en romanos 3,4 que toda persona es mentirosa y sabemos que ningun mentiroso hereda el Reino de los cielos . Es importante considerar lo que respondio el señor Jesucristo cuando uno de los jefes le dijo, Maestro BUENO Jesucristo respondio ….Porque me llamais bueno-BUENO SOLO DIOS Lucas 18,19 tambien el SEÑOR jesucristo hablando con sus discipulos les llamo asi …SI vosotros siendo malos,,,,,VER LUCAS 11,13 debemos entender COMO DIJO EL PROFETA ISAIAS QUE NUESTRA JUSTICIAS SON COMO TRAPOS DE INMUNDICIA DE LANTE DE DIOS. Por mas que hagamos y nos esforcemos no somos dignos de la salvacion por obras o se recibe por gracia o se pierde de bemos ser humildes para con Dios y reconocer que por nuestros propios meritos no podemos obtener la salvacion , no somos dignos por mas esfuersos que hagamos debemos humillarnos como lo hizo el mayor de los profetas JUAN EL BAUTISTA Y reconocer que no somos dignos ni siquiera de desatarencorvados la correa de su calzado ,Analice san MARCOS 1,7 y sin embargo muchos se consideran buenos y dignos de merecer la salvacion y otros estan luchando por ganarsela solo hay dos alternativas o la recibe por gracia o la pierde ya que por obras o por cumplir la ley de moises nadie puede lograrlo pues con un solo pecado perderia la salvacion ,asi dice santiago 2,9 o sea yo mismo que estoy escribiendo se que a veces ofendo en un punto como dice santiago 2,9 y eso me hace el mas impio de todos pues por ese punto soy culpable de todos los pecados que existen PERO0 gracias a DIOS POR SU GRACIA EL llevo mis pecados en la cruz Isaias 53,6 y 1 pedro 2,24 el pecado trae ruina fracaso y maldicion sin yo evito pecar pero se que yo voy a ir al cielo no por que no peco sino porque mi salvador llevo mis pecados en la cruz del valvario y me lavo de mis pecados con su sangre apocalipsis 1,5 esta es la gracia de DIOS, PERDON DE PECADOS Y FUERZA Y PODER PARA ABANDONARLOS,BENDICIONES A TODOS Alguien escribio si no fuera efesios 2,8 ….bueno pero este versiculo se repite varias veces solo dos ejemplos….Romanos 11,6 Galatas 5,4 Galatas 2,16 atte pastor ALEXIS GRANADOS tel,84268949. Roxana guapiles Limon Costa Rica.Santiago Habla de las obras de la fe y no de las obras de la ley.de todas formas el juicio a los gentiles Y A toda persona sera conforme al evangelio de el apostol PABLO VER ROMANOS 2,16

    Me gusta

    Responder

    • J.Ferrer
      Ago 16, 2012 @ 18:33:40

      Que la salvación se obtiene por gracia ya lo digo yo en el primer párrafo del artículo. De lo que se habla aquí es, si una vez salvo, todo el mundo tiene las mismas recompensas o hay gente que las obtiene mayores que otras.

      Todos somos pecadores, pero aún así Dios diferencia a unos de otros… De lo contrario, no habría salvado a Noé del diluvio ni a Lot de la destrucción de Sodoma y Gomorra.

      Me gusta

      Responder

  13. Niv
    Ago 24, 2016 @ 13:47:00

    J ferrer muchas gracias por tus ensenanzas. Y tristeza q muchos se dediquen a contaminar algo q siervos de Dios nos entregan con tanta sabiduria de lo alto.
    Señor Eduardo con mucho respeto si lee el primer parrafo. El Señor Ferrer esta hablando de que la salvacion no es por obras. Mas aclara que las Fe sin obras es muerta..
    Ejemplo: si yo tengo fe que voy a obtener un trabajo y no me muevo a entregar solicitudes de empleo… No estoy obrando, no estoy accionando en lo terrenal p que mi fe no sea muerta. Osea nada que ver con la explicacion de lo que usted da Sr. Eduardo … Que lo unico que hace es revolver a nosotros los nuevos. Considero que si usted tiene ideas… Habra su página para podernos deleitarnos con sus ensenanzas y no estorbando a otros.
    Porque estamos para ensenar, NO para pelear con los que saben igual que nosotros o mas… En pocas palabras no se agarre a Bibliazos. Gracias. Niv

    Me gusta

    Responder

  14. jaime valdez
    Jul 19, 2018 @ 18:43:47

    Las preguntas serian si se obtiene la salvación se podría perder por malas obras?
    recuperarla cuando pedimos perdón?
    Cuantas veces hoy las has perdido y cuántas veces las has recuperado?
    La salvación no se pierde, al creer en que Jesucristo es tu salvador ya eres salvo, si no fuera así entonces la Biblia se contradice. Pero creemos que con solo decir creo que Jesus es mi salvador ya somos salvos, equivocación Mateo 7: 21 No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros[a]?” 23 Y entonces les declararé: “Jamás os conocí; apartaos de mí, los que practicais la iniquidad.”
    Que nos quiere decir esto Jesús dirá nunca os conocí porque nunca creímos en el de corazón. Recuerden que Dios nunca puede ser burlado y conoce el corazón de cada uno.
    Ahora la pregunta para ti sera verdad que ya creiste el Jesús de corazón? recuerda no todo el que diga Señor Señor entrará al reino de los cielos.

    Me gusta

    Responder

  15. Sergio Andrés
    Jul 20, 2018 @ 19:18:30

    Que quiere decir dichoso el hombre que no ha robado ángeles al cielo porque sus pecados serán perdonados a la mitad

    Me gusta

    Responder

  16. leonel
    May 05, 2022 @ 18:37:29

    Una correccion nada mas, la cita biblica que menciona no tiene el libro correcto (Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor (1 Colosenses 3:8).)

    El correcto es 1 Corintios 3:8, es mas no existe 1 o 2 de Colosenses.

    Bendiciones

    Me gusta

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: