¿Entrará todo el mundo en el Reino de los Cielos o sólo unos pocos?

¿Entrará todo el mundo en el Reino de los Cielos? ¿O sólo una minoría? Dice el teólogo José de Segovia: “La imaginación po­pular ha creado un Dios de luenga bar­ba blanca y mirada bonachona, que ob­ser­va indulgentemente las travesuras de los hombres. Como un Papá Noel celestial, este Dios amoroso siempre dispuesto a perdonar, nos recibirá a todos al final con los brazos abiertos, aunque hayamos hecho de nuestra vida un desastre… Este concepto vacío de un amor permisivo y gracia barata, que hace el Cielo obligatorio para todos, excepto tal vez Hitler y algún que otro asesino en serie, se ha convertido en el ídolo de nuestro tiempo. Hoy más que nunca tenemos que proclamar al mundo que hay un Dios de amor, pero el amor no es Dios…”

¿Se corresponde esta creencia con la realidad? No, en absoluto. De hecho, esta idea, tan extendida como falsa, se basa en un profundo desconocimiento bíblico. Si quieres saber cómo piensa, siente y actúa Dios debes leer la Biblia. En ella dice claramente: “El Señor es tardo para la ira y abundante en misericordia; el Señor perdona la iniquidad y la rebelión, pero no las deja impunes, sino que castiga la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación” (Números 14:18). Es decir, el Todopoderoso es misericordioso, es compasivo, tiene una gran paciencia y está dispuesto a perdonarnos pero… y aquí está el detalle: también es iracundo y castiga la maldad de las personas. Y cuando Dios se enfada, ponte a temblar porque su furia es colosal.

Nos cuenta la Biblia que el Creador destruyó las ciudades de Sodoma y Gomorra a causa de su homosexualidad (Génesis 19:1-29), que convirtió a la mujer de Lot en estatua de sal en pago por su desobediencia (Génesis 19:26), que mandó diez plagas sobre Egipto (Éxodo 7:8 – 11:10), que destruyó la pecaminosa ciudad de Nínive (libro de Nahúm), que envió al rey babilonio Nabuconodosor a invadir Judá por la desobediencia de los judíos (Daniel 1: 1-2) e incluso que mandó un diluvio universal que destruyó a toda la humanidad, excepto a Noé y su familia. Si Dios fue capaz de hacer todo esto y mucho más como castigo a los pecados ¿crees que le va a temblar el pulso a la hora de enviarte al infierno en pago a tus pecados? ¿Acaso vas a ser la excepción tú?

Muchas personas creen que el día de mañana Dios efectuará una amnistía general, un perdón colectivo para todo el mundo, salvo quizás para unos pocos malos malísimos. Muchas personas piensan que pueden hacer lo que les dé la gana, vivir su vida como a ellos les apetezca y olvidarse de Dios porque luego, al final de la corrida, les va a perdonar por todo lo que hayan hecho. Otros muchos creen que les basta con ser “buenos”: con hacer buenas obras, pagar los impuestos, no desear el mal a nadie y ayudar a la ancianita a cruzar  la calle. Todos éstos cuando mueran descubrirán atónitos y horrorizados que van a ir al infierno porque no hicieron caso de las advertencias que el Señor les hizo. Que nadie se equivoque porque el Cielo está reservado para unos pocos.

Y esto no lo digo yo sino el propio Jesús: “Porque muchos son llamados, pero pocos escogidos” (Mateo 22:14). También dijo: “Entrad por la puerta estrecha. La puerta que conduce a la perdición es ancha, y el camino fácil, y muchos son los que pasan por ellos. En cambio, es estrecha la puerta y angosto el camino que llevan a la vida, y son pocos los que lo encuentran” (Mateo 7.13-14). Cristo mismo insiste sobre  la dificultad de llegar al cielo, y que, por lo tanto, son muy pocos los que entrarán en él. “Procurad estar en paz con todos y llevar una vida de consagrados, sin ello nadie verá al Señor” (Hebreos 12:14). O dicho de otro modo: debemos tener una conducta lo más íntegra y recta que nos sea posible porque sin santidad nadie verá al Señor.

También mucha gente que va a la iglesia los domingos se abrasará en el infierno. Dijo Jesús: “No todos los que dicen: “Señor, Señor” entrarán en el reino de los cielos, sino los que hacen la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en el día del juicio: “Señor, Señor, mira que en tu nombre hemos anunciado el mensaje de Dios, y en tu nombre hemos expulsado demonios, y en tu nombre hemos hechos muchos milagros”. Pero yo les contestaré: “Me sois totalmente desconocidos. ¡Apartáos de mí pues os habéis pasado la vida haciendo el mal!”. (Mateo 7:21-23). Solamente los verdaderos creyentes, los que de verdad se arrepientan de sus pecados, confíen ciegamente en Cristo como su salvador y vivan en santidad, serán salvos. Es decir, muy poca gente.

9 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Daniel
    Mar 11, 2010 @ 20:27:08

    Yo creo firmemente en Dios pero la verdad da miedo leer lo que dices: el pensar que la mayoría de personas irá al infierno. Esperemos que Cristo nuestro salvador nos salve y podamos ir al cielo… incluso aunque no lo merezcamos por nuestra naturaleza pecadora.

    Me gusta

    Responder

  2. Daniel
    Mar 11, 2010 @ 20:28:24

    Por cierto, en el artículo hablas de desastres naturales como castigo divino. En 2010 llevamos ya terremotos en Haiti, Chile y Taiwan. ¿Crees que esto pueda ser una señal de Dios?

    Un saludo.

    Me gusta

    Responder

    • José Ángel
      Mar 11, 2010 @ 20:37:05

      Yo no creo en los terremotos como desastre natural. Hay explicaciones científicas acerca del movimiento de placas tectónicas, etcétera.

      Si yo fuera Dios y tuviera que mandar un terremoto para castigar a alguien lo lanzaría sobre esa ciudad del pecado que es Dallas, llena ella de casinos y puticlubs.

      Un saludo.

      Me gusta

      Responder

    • J.Ferrer
      Mar 16, 2010 @ 21:35:25

      Sinceramente, no lo sé. Creo, como dice José Ángel, que hay explicaciones científicas para estos fenómenos. Pero ojo, cuando lees la Biblia ves que Dios solía enviar castigos en forma de desastres naturales o de invasiones. Quizás detrás de algunos de estos desastres pueda haber un castigo divino. O quizás sea simplemente que nos acercamos a esa época de “principio de dolores” (es decir, el principio del fin) donde se incrementarán las desgracias y el amor de los cristianos se enfriará y la fe decaerá. Se parece a lo que pasa hoy en día. Pero sinceramente, no te puedo dar una respuesta concreta porque debo estudiar más el tema y reflexionar sobre el mismo.

      Me gusta

      Responder

  3. herson
    Mar 15, 2010 @ 15:04:54

    Claro hay mucha gente que se simplemente viven como les de la gana y creen que al final Dios les perdonara todos sus pecados automaticamente, mas dicen eso porque no conocen o no han odio de la ira de Dios, algo que nadie quisiera probar. Aunque no hay porque temer, ya que tenemos al Espiritu Santo para ayudarnos a vencer todas las tentaciones. Y si alguien aun no lo tiene, solo es de que acepte a Jesucristo como su unico y personal salvador. 😀

    Me gusta

    Responder

  4. Pikober
    Mar 18, 2010 @ 12:35:47

    Preocupate por entrar tu, que yo haré lo mismo.

    Me gusta

    Responder

  5. crotilh
    Feb 24, 2012 @ 08:03:49

    lo unico que se que con este temameten miedo ala jente jesus dio sean emitadores mios el ayudo a prustitutas en ese tiemp ay mas religiones que niños felises veo muerte y dolor talves tengamos que cambiar uno mismo y ayudara nuestro projimo lo unico que nos queda es el amor la unidad la fe y la palabra y la verdad busquen la verdad la verdad los livertara y no crean en el infierno la biblia abla sobre el hades era un lugar donde hera un basurero y donde arojaban alos muertos el que muere muerto esta esta esclito en la biblia

    Me gusta

    Responder

  6. miguel ayala
    May 17, 2012 @ 18:27:48

    Creo que es algo de lo que tenemos que estar concientes…dios es amor pero dios castiga toda mala conducta…y pues en efecto se nos pedira cuenta de todo lo que hemos hecho aqui en la tierra.. xq con la medida que hemos medido con esa misma seremos medidos..dios viene por su pueblo..mas no por todo el mundo..y como dice en su palabra seran muchos los llamados pero pocos los escogidos

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: