Taiwan: un fortín de la libertad frente a la amenaza comunista.

Tras la revolución popular del líder Mao Tze-Tung que llevó a los comunistas chinos al poder en 1949, fueron muchos los disidentes -la mayoría comerciantes de clase alta- los que huyeron a Taiwan en busca de refugio. Así, transformaron la isla en un fortín del capitalismo que resistió frente a la revolución de Mao.

Desde entonces, tiene un estatus político único: oficialmente, representa a la China nacionalista que perdió la Guerra Civil (1927-1950) pero en la práctica es un estado que no reconoce la autoridad de la China continental. Pekín la considera parte de su territorio aunque en la práctica no ejerce control alguno sobre ella.

El debate sobre si Taiwan representa a la China precomunista o sobre si debe independizarse, va decantándose cada vez más hacia la segunda opción. De hecho, el que fue presidente entre 2000 y 2008, Chen Shiu Bian, a punto estuvo de declarar formalmente la independencia pero al final desistió por miedo a una guerra con China.

En la actualidad, Taiwan está comprometido con la democracia, el capitalismo y los valores occidentales y se ha armado hasta los dientes para defender su libertad frente a la amenaza del gigante comunista chino. Los Estados Unidos de América, Japón y Corea del Sur son sus aliados políticos y militares más firmes en la zona.

La isla tiene el tamaño de Cataluña y en ella viven 27 millones de almas. Cuenta con una lengua propia que es hablada por la mayoría del pueblo (el taiwanés) además de otros dos idiomas (el hakka y el mandarín). Es un país altamente industrializado y uno de los primeros fabricantes mundiales de microprocesadores y de chips.

El pueblo mira con incertidumbre al futuro. Quizás el día que caiga el comunismo en China, Pekín pase del puño en alto a extender la mano a la isla en pro de una reunificación nacional. O quizás sea entonces el momento de ejercer la autodeterminación y convertirse oficialmente en un estado soberano. El tiempo lo dirá.

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Daniel
    Mar 11, 2010 @ 20:23:58

    China es una amenaza para los intereses occidentales. Suerte que en la zona tenemos a Taiwan, Corea del Sur, Singapur, India y Japón para hostigar a los chinos y mantenerlos a ralla. Miedo me da pensar que puedan llegar a ser la primera potencia mundial dentro de unos años. Espero que no vean eso mis ojos.

    Me gusta

    Responder

    • Alcoy
      Mar 11, 2010 @ 20:40:09

      Puix tens tota la raó. Una atra cosa distinta seria que China fora una democràcia. Pero mentres siga una dictadura, millor potenciem als seus rivals en la regió.

      Me gusta

      Responder

    • J.Ferrer
      Mar 16, 2010 @ 21:37:54

      Has mencionado a varios de los tigres asiáticos. Y lo celebro porque estoy preparando artículos de ellos. Acabo de publicar el de Corea del Sur y en unos días saco el de Singapur. Espero que te gusten.

      Me gusta

      Responder

Responder a J.Ferrer Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: