¿Sabías que el aceite de Enguera tiene fama de potenciar la virilidad?

CIMG0003

Nacho Vidal es uno de los actores porno más importantes del mundo. Aunque catalán de nacimiento, reside en la valenciana localidad de Enguera (Canal de Navarrés) desde hace muchos años.  En 2005, con motivo de la boda que el actor iba a contraer en la Iglesia Arciprestal de su pueblo con la también actriz porno colombiana Franceska Jaimes, el alcalde del municipio, Santiago Arévalo, desveló a la prensa que el secreto de la virilidad de Vidal: “Sin duda, el secreto para mantenerse tan fuerte es el aceite de oliva virgen extra de la cooperativa de Enguera. Y creo que a Nacho le encanta y consume bastante”. A la mañana siguiente decenas de personas se pusieron en contacto con el Ayuntamiento y la cooperativa del pueblo en busca de información. Las ventas de este producto oleoso se dispararon. Desconocemos si el aceite de Enguera tiene propiedades afrodisíacas o no, pero desde luego la publicidad que le han hecho es francamente impagable.

Hungría: de La Meca del porno a la revolución conservadora.

“Que Dios bendiga a los húngaros”. Con este simbólico saludo comienza la Constitución Húngara, que fue reformada en 2011. Es el fruto de la revolución conservadora liderada por el primer ministro Viktor Orban, cuyo partido, el Fidesz, gobierna con una mayoría  de casi tres cuartas partes del Parlamento magiar.

El nuevo texto reconoce la importancia histórica y cultural del cristianismo en Hungría, dice que el matrimonio es “la unión de un hombre con una mujer”, no penaliza expresamente la discriminación por orientación sexual y protege al ser humano desde el momento de la fecundación, lo que impide la eutanasia y el aborto.

Hungría ha pasado en poco tiempo de ser conocida en el planeta entero por ser La Meca del cine porno a reivindicar los valores morales cristianos. A la Unión Europea (UE) le encoleriza que en el corazón mismo del continente haya un país que invoque a Dios en su constitución y que defienda su soberanía por encima de todo.

Este pueblo remonta su origen, posiblemente mítico, a Atila, rey de los hunos. El primer rey húngaro, István I, impulsó el cristianismo. El país formó parte del Imperio Austro-Húngaro que controló Europa central, hasta que en 1918 obtuvo su independencia nacional. Su extraña lengua está emparentada con estonio y finés.

Hungría es un país de tradición cultural y musical muy arraigadas. Algunos húngaros ilustres son Franz Liszt, Farenc Puskas, Imre Kertész, Albert Szent-GyörgyiErno Rubik, Denés Gabor Oscar István Szabó. Su capital, Budapest, bañada por el Danubio, es la unión de las ciudades Buda y Pest.

El nacionalismo húngaro reivindica una Europa de los pueblos frente a una mundialización que quiere arrasar las identidades patrias, y la vuelta a la moral frente a la masonería de Bruselas.  Es la revolución conservadora. ¡Quién iba a decir que en el siglo XXI una Carta Magna invocaría Dios en una Europa tan atea!

A %d blogueros les gusta esto: