¿Sabías que un valenciano introdujo la mandarina en Europa?

José_Polo_de_Bernabé_y_Borrás

A pesar de que la mandarina es una fruta muy consumida por los valencianos, su origen es, en realidad, chino. Eso sí, el responsable de que hoy la conozcamos en Valencia es Josep Polo de Bernabé i Borràs (Quartell 1812-Villarreal 1889). Este señor fue comerciante, escritor y terrateniente. También político (llegó a ser teniente de alcalde de la ciudad de Valencia, diputado y senador). Su ideología, en principio conservadora, tuvo un giro progresista en los últimos años.  Ahora bien, a Polo de Bernabé hoy lo recordamos por ser el introductor de la mandarina en Europa.

De muy joven heredó las tierras familiares de algarrobos, vides y olivos. En 1835 arrancó los árboles de sus tierras y plantó mandarinos. Sus propiedades superaban las 2500 hanegadas de tierra cultivada en los términos de Burriana, Villarreal y Almenara, así como extensas plantaciones de arroz en La Ribera. Polo introdujo la mandarina en la comarca de La Plana, y desde el Grao de Burriana comenzó a exportarse a Francia, Alemania, Reino Unido y Suiza. Polo de Bernabé alentó las exportaciones citrícolas a Europa, que sustentaron la riqueza de la nueva burguesía.

Polo de Bernabé mejoró la presentación de la naranja: fue el primero en envolverlas en papel de seda blanco, y el primero en utilizar las cajas de madera desde los primeros envíos patrocinados por el naviero valenciano Josep Aguirre Matiol desde el puerto de Valencia. Posteriormente se enviaron por ferrocarril a finales del siglo XIX. También fue uno de los primeros agricultores en abonar sus tierras con guanos del Perú, superfosfatos y otros abonos naturales en 1850. Gracias a él, el guano se convirtió en el principal fertilizante de la agricultura valenciana.

Bibliografía consultada:

Llueca Úbeda, Emilio. “Polo de Bernabé y Borrás, José”, en Diccionario biográfico de Camp de Morvedre, Sagunt, Associació Cultural L’Arxiu. 2008.

Anuncios

¿Sabías que tres hermanos valencianos inventaron el vino de naranja y el vino de mandarina?

tarongino

Los hermanos Guillem, Gonçal y Xavier Antelo Mencheta, propietarios de 25 hanegadas de naranjos en Sagunt, como buenos agricultores que son perdían dinero, así que empezaron a buscar nuevas oportunidades de negocio. En 2004 fundaron Naranjas Che, una empresa pionera a la hora de vender naranjas ecológicas por internet. En 2011 contactaron con la Universidad Politécnica de Valencia y en 2012 con el enólogo Joan Albert Anaya para crear Tarongino (acrónimo de taronja y de vino), un nuevo producto con dos modalidades (vino de naranja y vino de mandarina) disponible a la venta para el público desde  2013.

El proceso es el siguiente: la fruta se recolecta en sus campos ecológicos en el momento justo y a mano. Con ello, se consigue un zumo de primera calidad al exprimir la fruta. Se procede a la fermentación natural a bajas temperaturas, hasta que tras un par de meses, Tarongino alcanza una graduación de 9º. Posteriormente se macera unos días con corteza de la naranja, para liberar los aceites esenciales y conseguir unos suaves y agradables aromas cítricos en nariz y en boca. El producto se filtra hasta en cuatro ocasiones y por último se embotella a mano. Se necesitan cien kilos de naranjas para lograr veinticinco litros de este vino.

Como suele ser habitual en este tipo de casos, los Antelo no fueron profetas en su tierra. Trataron de comercializar este vino 100% ecológico en Valencia sin apenas éxito (y eso que la nuestra es por excelencia la tierra de las naranjas y las mandarinas) y por parte de la Generalitat Valenciana no tuvieron ningún apoyo. Pero Tarongino arrasa en Francia, Alemania, Dinamarca, Reino Unido y Canadá y, tras triunfar en el extranjero, comenzó a ser tenido en cuenta en su tierra natal. ¡Siempre tienen que venir de fuera a valorar lo que tenemos dentro! Sea como sea, Tarongino es otro ejemplo más del espíritu innovador y emprendedor de nuestro pueblo.

A %d blogueros les gusta esto: