La Constitución Española como papel higiénico.

La Constitución Española de 1978 es un fraude vomitivo, un insulto a la ciudadanía, una tomadura de pelo. Yo no puedo acatarla ni lo haré nunca.  Podría aducir muchos motivos y razones de peso pero me limitaré a apuntar sólo uno: es antidemocrática. En España, como en todos los países, predomina la masa ignorante y borreguil. Ese rebaño considera que la democracia consiste únicamente en acudir a votar una vez cada cuatro años pero es mucho más que eso.

El filósofo Montesquieu aseguró que para que exista democracia en una sociedad debe darse un requisito sine qua non, un requerimiento imprescindible sin el cual la democracia simplemente no puede existir jamás: la separación de los poderes. Pero la Carta Magna de 1978 lejos que asegurar la división de los poderes, lo que hace es unirlos, con lo cual la democracia no existe. Invito al lector a que consulte los artículos  70.1. b), 122.3, 124.4 y 159.1 para que se convenza él mismo.

Según estos artículos, los miembros del gobierno (poder ejecutivo) pueden ser también parlamentarios (poder legislativo) y además pueden elegir a dedo a los miembros del Tribunal Constitucional (poder judicial). Es como si el presidente del Real Madrid eligiera a los árbitros que van a pitar los partidos. Esto en la práctica instaura una dictadura disfrazada  de democracia, un teatro para tontos. Esta Constitución, como mucho, sirve para limpiarse el culo en una noche de diarrea.

8 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Alcoy
    Dic 06, 2010 @ 14:35:18

    És una constitució impresentable que se contradiu en numerosos artículs (per eixemple a Euskadi i Navarra se li permeten els drets forals i al restant no) i damunt parla d’Espanya com una nació indisoluble. ¿A on queda el dret d’autodeterminació inherent a tots els pobles? Quina vergonya de país.

    Me gusta

    Responder

    • J.Ferrer
      Dic 06, 2010 @ 15:22:45

      La Constitució és tot un destarifo. Per una banda et parla d’un estat indisoluble i de l’atra accepta com a pròpia la llegislació internacional, entre la qual figura el dret d’autodeterminació. I sí, estaria molt be que a catalans i valencians mos donaren una facenda foral com la que té Navarra. La prosperitat que ha alcançat Navarra ab la fiscalitat foral és espectacular.

      Me gusta

      Responder

  2. Alcoy
    Dic 06, 2010 @ 14:40:07

    Eixe artícul número 2 de la Constitució, absolutament impresentable, que invoquen sempre per a acallar als demòcrates és de traca. Mentres que en Bèlgica o en Gran Bretanya es parla en total naturalitat democràtica de la separació de Flandes o Escòcia, ací els españolitos t’amenacen en traure els tancs als carrers. Mira que són de salvages els españolitos.

    Me gusta

    Responder

  3. Garapsu
    Dic 09, 2010 @ 05:29:05

    Quizás utópico, pero también echo en falta en la constitución el “derecho a la verdad”. Sin derecho a la verdad, ¿como se puede garantizar la libertad?.
    En el enlace del nick direcciono a un artículo sobre la este tema.

    Me gusta

    Responder

  4. Garapsu
    Dic 11, 2010 @ 05:39:12

    Cierto, J.Ferrer. Tengo derecho a «recibir “libremente” información veraz». Pero si por parte del comunicante, respecto a la información veraz sólo existe «el “derecho” a comunica» información veraz (y no la “obligación”), ¿qué impide que el comunicante transmita mentiras o engaños? Porque incluso en el caso de que transmita “algo de verdad”, si no se prohíbe transmitir mentira junto con verdad, ¿cómo distinguir lo que es verdad de lo que es mentira? Así, pues, en el fondo ese párrafo es un marco idóneo para el cultivo y la proliferación de nubes de confusión. El derecho a la verdad sólo se puede ejercer si por parte de los informantes la comunicación de la verdad no solo es un derecho, sino una obligación. Y además, obligación de comunicar la verdad, y “sólo la verdad”; pues en caso contrario se generan las nubes de confusión en las que ignoras realmente la verdad que puedes retener.

    Me gusta

    Responder

    • J.Ferrer
      Dic 13, 2010 @ 19:07:28

      Soy periodista y por experiencia te puedo decir que los medios de comunicación dicen “medias verdades”, que son siempre las peores mentiras. El problema es que ¿quién dictamina qué es la verdad? Sobre un mismo hecho (una manifestación por ejemplo) El País y El Mundo te cuentan dos historias distintas. Es difícil ponerse de acuerdo.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: