Si Lutero levantase la cabeza.

«Si Satanás puede pervertir y cambiar el sentido de  las Escrituras ¿qué no hará con mis palabras o las de los demás?»

Martín Lutero.

Los tiempos que vivimos son muy difíciles para la Iglesia Evangélica. Afloran por doquier falsos profetas y doctrinas equivocadas que llevan a camino de perdición, quizás como si de un signo de los últimos tiempos se tratase. Quién sabe. Lo cierto es que en el siglo XVI el sacerdote Martín Lutero inició la reforma protestante contra la teología corrupta y desviada de la Iglesia Católica de Roma.

Protestaba fundamentalmente por la venta de indulgencias y bulas papales que permitían vivir en pecado si pagabas un dinero; contra la idolatría; contra la afirmación de que existe un lugar llamado purgatorio (que casualmente no se menciona ni una sola vez en toda la Biblia) y contra la idea de que la salvación se halla en una religión o en una iglesia concretas y no en la obra redentora de Cristo.

Pero ¿y si hoy levantase la cabeza Lutero? ¿Qué pasaría? Por supuesto, vería que la mayoría de cosas contra las que protestaba siguen vigentes en la Iglesia Católica. Pero… y ahí viene lo más sangrante… se horrorizaría al ver la enorme cantidad de falsos profetas y falsas doctrinas que muy sibilinamente se han ido aposentando en las iglesias evangélicas. Del susto, Lutero se volvía a morir.

Hablo por ejemplo de la ordenación de obispos homosexuales en la Iglesia Luterana. O de las llamadas iglesias arco iris que ofician matrimonios entre personas del mismo sexo. Todo obedece a esta corriente relativista que dice que la iglesia tiene que “adaptarse a los nuevos tiempos”. Curiosamente las iglesias que han dado el paso han perdido el apoyo de sus fieles hasta quedarse vacías.

También hablo de algunos cristianos que son liberales en lo económico y que parece que idolatran al mercado, lo adoran como si de un nuevo dios se tratase. O de la aberrante y anticristiana teología de la prosperidad, impulsada por estafadores, que presupone que Dios puede ser sobornado con dinero y de este modo cumplirá nuestros deseos como si de un genio de la lámpara maravillosa se tratase.

También los hay que introducen falsas doctrinas no por mala fe sino por equivocación como la de, y admito que yo mismo podría estar equivocado, el rapto pretribulacional. Dicha tesis suena con mucha fuerza desde hace sólo cien años. Históricamente siempre se ha hablado de dos venidas de Cristo al mundo (no de tres) y de que el arrebatamiento de la iglesia sería tras la Gran Tribulación en los postreros días.

La Palabra de Dios es eterna y vale para todos los tiempos. No es la iglesia la que se tiene que adaptar al mundo sino al revés. De lo contrario estamos creando un falso cristianismo hecho a nuestro gusto, como si de un menú de restaurante se tratase. Hoy abundan los falsos profetas y las falsas doctrinas que llevan a los justos a condenación. Hace falta una escoba para barrer toda la basura.

10 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. valcarcel
    Ene 27, 2010 @ 23:07:37

    Estoy muy de acuerdo: esto ha pasado con nosotros los presbiterianos y por eso tuvimos que pasar a abrir la iglesia presb. ortodoxa para preservar la fe bíblica.

    Un saludo

    Me gusta

    Responder

  2. pablo gonzalez
    Ene 30, 2010 @ 03:40:51

    tiene mucha rason; hay que volver a la senda antigua, al cristianismo primitivo dio les bendiga;

    Me gusta

    Responder

  3. herson
    Mar 09, 2010 @ 18:55:45

    muy cierto, abunda una cantidad de gente que ciertamente son fariseos de los tiempos actuales, tanto de los «vendedores de la salvación» que predican que si no das tu diezmo no obtendrás la vida eterna y los que te vende pañuelos ungidos con el Espíritu Santo, como de muchas otras doctrinas que corrompen la palabra de Dios mezclándola con sus propias creencias… Lo peor de todo es que se han apartado del camino y creen estar firmes en el…
    Ante esto no queda mas alternativa que permanecer el nuestro primer amor (Cristo)

    Bendiciones!

    Me gusta

    Responder

    • J.Ferrer
      Mar 09, 2010 @ 20:11:56

      Sí, tienes razón hermano. En especial la gentuza de la teología de la prosperidad es la peor. Auténticos mercaderes de la Palabra que usan a Dios para enriquecerse. No obstante, sí pienso que es importante pagar el diezmo… aunque ello no te de la salvación. Pero es importante para que el Reino de Dios se expanda en la Tierra. Además, si lo haces, Él te ayuda. Yo lo he comprobado en mi vida.

      Dejemos a los falsos profetas y sigamos la sana doctrina y centrémonos como dices tú en ese primer amor que es Cristo.
      Dios te bendiga.

      Me gusta

      Responder

  4. MaruGomita
    Jul 27, 2011 @ 21:26:53

    Hoy justamente kenshin y Melvinton comentaban estas cosas en otro artículo, sobre la falsa doctrina.
    Los cristianos no vivimos al borde de la realidad, y desconocemos lo que en el mundo sucede, esa pareciera ser la percepción de los ateos, que somos unos ignorantes, y que estamos en desacuerdo con la ciencia, que creer en Dios es lo mismo que creer en los elfos y las hadas madrinas. Lo cierto es que simplemente hemos sido llamados a amarnos y perdonarnos, mas no somos capaces ni de eso. El ser humano es corrupto por naturaleza, existen naturalezas más proclives a la maldad que otras, pero quién realmente puede conectarse con la paz de Dios comprende la locura de los creyentes.
    Honestamente no se como funciona, pero funciona.. Todo el que al menos hace un intento de acercase a Dios, recibe respuesta.. Yo lo he vivido, y he visto como lo han vivido otras personas a mí alrededor.
    No se trata de la religión, Cristo fue un judío odiado por los religiosos de su tiempo. No se dejen llevar por lo vano. Toda esta discusión sobre la religión es vana, por que no tiene asidero eterno y en su tiempo caerá.. Lo único eterno es el espíritu creador.

    Me gusta

    Responder

  5. melviton
    Jul 30, 2011 @ 02:41:02

    Dices buen MaruGomita. A veces pareciera que estamos de parte de una religion y la defendemos como si eso fuera a salvarnos. Todos estamos de acuerdo en que la religión, por sí sola, no salva a nadie si no se aplican los justos principios del cristianismo, que profesan, pero no del cristianismo nominal hipócrita, sino del cristianismo primitivo. Y ese es el punto.

    Cristo y los apóstoles vivieron y murieron defendiendo lo que para ellos era la «verdad» y la proclamaron al mundo entero por encima de todo. Irónicamente, predicaban aún a costa de arrastrarse su propia muerte en un mundo en donde sus doctrinas chocaban en seco contra lo que se creía entonces era lo popular y aceptable.

    Hoy en día sucede igual.

    Saludos

    Me gusta

    Responder

  6. verruck
    Feb 24, 2015 @ 14:34:12

    La «magia» del Internet… pasaron cinco años desde que usted escribió este articulo, y aún sigue siendo interesante, sin embargo, como «Luterano» me gustaría que se aclare que la ordenación de obispos homosexuales lo realiza un solo sínodo y no todos estamos de acuerdo con esta practica (Yo no pertenezco a ese sínodo).

    Sucede que el «rapto pretribulacional» es el purgatorio evangélico, como usted dice: No es mencionado en la biblia.

    Me gusta

    Responder

  7. APASIONANTE
    Mar 13, 2015 @ 04:47:25

    Hay que volver a la palabra de Dios! la única regla de fe y practica es la biblia, Dios nos de sabiduría para vivir la vida y ser luz en las tinieblas.

    Me gusta

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: