Chile: el país más serio de Latinoamérica.

Frente al desastre caótico que es Latinoamérica, Chile es contemplado desde el extranjero como un país políticamente estable y un socio comercial fiable. En Chile hay moderación política y seguridad jurídica: se puede hacer negocios porque no hay populismos que amenacen con expropiar o que incumplan lo que firman.

Es como si la gran cordillera andina que aprisiona al país le aislara no sólo geográfica sino también políticamente del contexto vecino. Chile vive de espaldas a Latinoamérica. Siempre tuvo buena relación con Inglaterra y pésima con Perú, Bolivia -a quienes declaró la guerra y arrebató tierras- y Argentina, su rival de siempre.

Pero la auténtica guerra se libra en el interior. En 1973 el general Augusto Pinochet dio un golpe de estado que acabó con el presidente Salvador Allende. Pinochet instauró una dictadura fascista que duró 25 años y nunca fue juzgado por sus crímenes. No hubo reconciliación y perduran las cicatrices del trauma.

El país suramericano es pionero en la aplicación de un innovador sistema de pensiones basado en fondos de capitalización muy alejado de la estafa piramidal del modelo de reparto de la Seguridad Social. Este sistema, con diversas variantes, está siendo copiado en un número cada vez mayor de naciones del Primer Mundo.

El 95% de la sociedad chilena se compone de criollos descendientes de europeos, y de mestizos fruto del cruce de blancos con indígenas. Existen numerosas minorías étnicas, entre las que destaca la etnia mapuche -más de un millón de personas- y la rapa nui, en la Isla de Pascua. En lo cultural, es la patria del poeta Pablo Neruda.

Chile ha recorrido el camino inverso a Latinoamérica. Si en el último medio siglo, el subcontinente ha pasado de ser una región próspera a un marasmo de caos, populismo y corrupción, la nación andina proviene de un pasado pobre y convulso pero ahora es un ejemplo de seriedad para la zona. Chile crece y va a más.

Augusto Pinochet: la hora del juicio te ha llegado.

286 pinochet

Salvador Allende le nombró jefe del Ejército el 23-8-1973.
18 días después, Augusto Pinochet le traicionó.
Perpetró un golpe de Estado contra el gobierno democrático de Chile (11-9-2006).
17 años de dictadura fascista (1973-1990).
Más de 3.200 asesinados.
Más de 1.200 desaparecidos.
Más de 28.000 torturados.
Más de 300.000 exiliados por razones políticas.
Artífice de la Caravana de la Muerte, con 75 presos políticos asesinados.
Artífice de la Operación Colombo, con más de 30 de víctimas.
Coautor de la Operación Cóndor, que provocó 50.000 muertos, 30.000 desaparecidos y 400.000 presos.
Inculpado por secuestros, homicidios, torturas, genocidio, terrorismo, corrupción y violaciones de los derechos humanos.
Fraude fiscal por valor de más de 26 millones de dólares.
Aseguró que si volviera a vivir, repetiría todo lo que hizo.
Jamás se arrepintió de nada.
Jamás pidió perdón a nadie.
Jamás fue juzgado.

Augusto Pinochet Ugarte (1915-2006)… Por fin te has encontrado con un Juez del que no podrás escapar.

 

FONT: Llengua Valenciana Blogspot. 24-12-2006.

—————————————————————————–

¿T’agrada l’articul? Pots llegir molts més com este en el meu llibre PER A OFRENAR NOVES GLORIES A VALENCIA. ¡Fes clic en la portada!

portada-sa-lluna-3a

A %d blogueros les gusta esto: