¿Sabías que el máximo goleador histórico de la Selección Española jugó en el Valencia C.F.?

david_villa_el_mejor_del_valencia_y_de_espana_2824

El asturiano David Villa (Tuilla, Asturias, 1981) ha pasado a la  historia por méritos propios como el máximo goleador de la historia de la Selección Española de fútbol con 59 goles anotados en 97 partidos. Era un delantero completísimo que sin ser un nueve puro fue uno de los máximos artilleros de la liga española durante muchas temporadas. Solía caer a banda, servía muchas asistencias a sus compañeros y además era muy bueno a balón parado. El Guaje Villa jugó en clubes históricos como Sporting de Gijón, Real Zaragoza, Fútbol Club Barcelona o Atlético de Madrid. Pero sus años de mayor rendimiento deportivo fueron las cinco excelentes temporadas que cuajó con la camiseta del Valencia C.F. (2005-2010). En su época como valencianista ganó la Copa del Rey con el conjunto che (2008) y se convirtió en el máximo goleador de todos los tiempos de la Selección Española, con la que fue campeón y Bota de Oro de la Eurocopa de 2008 con 4 goles.

¿Sabías que el Valencia C.F. tuvo un máximo goleador de la Eurocopa?

Golazo-de-David-Villa

El delantero del Valencia C.F. David Villa fue, con cuatro dianas, el máximo goleador de la Eurocopa de 2008, en la que la Selección Española se proclamó campeona de Europa de naciones.

Villa anotó tres goles a Rusia en el primer partido del torneo, y otro tanto más contra Suecia, en los minutos finales del partido. El fulgurante debut del asturiano en la Eurocopa hizo presagiar que podría ser uno de los años con más goles.

Sin embargo, el guaje no pudo incrementar sus registros goleadores ya que en el tercer partido (contra la campeona de la edición anterior, Grecia) el seleccionador español Luis Aragonés decidió reservarse a los titulares para el crucial cruce de cuartos de final ante Italia.

Villa sí jugó contra el conjunto transalpino, pero no pudo materializar ninguna ocasión por culpa de la férrea defensa azul, conocida por ser la mejor del mundo.

Ya en semifinales -y de nuevo ante Rusia- padeció la desgracia de lesionarse y tuvo que ser retirado del campo. El asturiano no pudo recuperarse a tiempo para la gran final ante Alemania, contra la que tampoco pudo jugar.

Pero poco importó porque se proclamó igualmente campeón de la Eurocopa y las cuatro dianas en sus dos primeros partidos le bastaron para adjudicarse la Bota de Oro. Villa se reivindicó así como uno de los mejores artilleros del mundo y se puso a la altura de otros máximos goleadores de torneos anteriores como Gerd Müller, Michelle Platini o Marco Van Basten.

A %d blogueros les gusta esto: