¿Sabías que el único museo del abanico de la Península Ibérica está en Aldaya?

En la ciudad de Aldaya (L’Horta Oest) encontramos el Museu del Palmito (MUPA) (o Museo del Abanico en idioma castellano), concretamente en el edificio Casa de la Llogeta (Casa de la Lonjita), un edificio señorial de estilo renacentista de finales del siglo XVI y principios del XVII. Es el único museo del abanico en toda la Península Ibérica y el único de titularidad pública en toda Europa (es una iniciativa del Ayuntamiento). Aldaya es la cuna del abanico, y por lo tanto un lugar idóneo para este museo. Y es que el palmito es un elemento profundamente arraigado en la cultura valenciana.

El MUPA se inauguró en 2015 con una muestra de más de 150 abanicos cedidos por artesanos y coleccionistas, y de otras donaciones. Este edificio alberga toda la historia de los abanicos, desde sus orígenes hasta la actualidad, con los numerosos cambios que han experimentado a lo largo de los siglos. Pero además, también se puede ver el proceso que precisa la fabricación de un abanico, las herramientas y maquinarias que se utilizaban antiguamente y cómo han evolucionado hasta la fecha. ¡Sin duda una colección extraordinaria que repasa los distintos estilos, modas y materiales usados a lo largo de la historia!

Fuentes consultadas:

-Museu del Palmito d’Aldaia. Museu Valencià d’Etnologia.

Aldaia inaugura el primer Museo del Abanico de toda España. Ajuntament d’Aldaia. 28-3-2015.

Anuncios

¿Sabías que Aldaya es el mayor productor de abanicos artesanos de Europa?

Una gran parte de los abanicos que existen y se distribuyen por el mundo están realizados de forma artesanal en Aldaya (L’Horta Oest) y el área metropolitana de Valéncia. Aldaya está considerada la cuna del abanico español ya que en este municipio se fabrica entre el 80 y el 90% del total de la producción artesanal española. Y esto, a su vez, constituye una producción notable incluso a nivel internacional porque, que sepamos, España es el único estado europeo donde todavía se conserva este oficio artesano, lo que convierte a Aldaya en el mayor productor de abanicos artesanos de Europa.

La tradición viene de lejos. Durante el siglo XVIII Valéncia era el principal centro productor de abanicos en España, y en esa fecha nació el Gremio de Abaniqueros de Valéncia, que tiene su sede en Aldaya. En 1802 se creó la Real Fábrica de Abanicos de Valéncia. Actualmente existe una Ruta del Abanico que pasa por Aldaya, Godella, Alaquàs y Chirivella. Entre estas cuatro poblaciones suman 28 empresas de abanicos artesanales, 17 de las cuales se ubican en Aldaya (datos de 2015). También aquí encontramos el Museo del Palmito de Aldaya (MUPA), que nos ofrece una perspectiva histórica.

La fabricación de abanicos artesanales es todo un arte y requiere de un procedimiento complejo. En su confección se han empleado todo tipo de materiales, entre ellos llama la atención el uso del marfil, nácar, conchas y hasta huesos de pez. Antes de salir a la venta, el abanico pasa por más de veinte manos entre varillajeros, caladores, adornadores, enteladores, plegadores, grabadores, pulidores, lacadores, fondistas, montadores o pintores, entre otros oficios artesanos que forman parte de la industria abaniquera.  Todos ellos supervisados por el maestro abaniquero que proporciona el acabado final al producto.

 

Fuentes consultadas:

Martínez, María. El abanico de Aldaia, artesano y con museo propio ante la competencia china. La Vanguardia (edición Comunidad Valenciana). 25-10-2015.

Pérez, Iván. La cuna del abanico. El Mundo (edición Comunidad Valenciana). 8-6-2014.

-Redacción. El MUPA acoge una exposición de abanicos del siglo XVII al XXI. Las Provincias (edición L’Horta-Morvedre). 19-6-2017.

Sena, Laura. Una ruta del abanico con los 28 fabricantes. Levante-EMV (edición L’Horta). 16-12-2015.

A %d blogueros les gusta esto: