17.688.149 imbéciles.

Este domingo he ido a votar. Y confieso que lo he hecho con más desafección y apatía que nunca. Por primera vez en mucho tiempo me he sentido huérfano electoralmente. No había ningún partido que defendiera los intereses de los valencianos (sólo meras filiales dirigidas por control remoto desde Madrid o Barcelona). Tampoco he visto papeletas de partidos que defiendan la causa de la clase trabajadora (tan sólo derecha, pseudoizquierda y progres, que vienen a ser más o menos una misma cosa). Pero lo peor es que me he venido del colegio electoral con una sensación de estafa…de que estas elecciones han sido solamente una comedia, una farsa, porque quien realmente gobierna es el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la canciller alemana Angela Merkel, a los que nadie ha votado.

Lo que más triste me pone es ver la soberana estupidez de este pueblo de cretinos llamado España. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) lo ha hecho fatal. Hace dos años ya dejé escrito que José Luis Rodríguez Zapatero es el peor presidente de la pseudodemocracia española y no me he equivocado. No recuerdo ni una sola cosa positiva en estos siete años. Cómo de mal habrá hecho las cosas Zapatero para que el PSOE, históricamente la fuerza hegemónica del Estado, haya sido barrido no sólo del gobierno central sino de todas las autonomías que gobernaba. Sólo conserva -todavía- Euskadi y Andalucía, que tienen comicios en 2012, y que está condenado a perder. Pues aún así, todavía hay siete millones de imbéciles que han votado por el PSOE. En este país de pandereta la gente no aprende.

España está peor que nunca: cinco millones de parados, quiebra económica y el pueblo yendo a mendigar un plato  de sopa a los comedores sociales. ¿Y qué ha hecho  la gente? ¡Votar por el Partido Popular (PP)! Como si ellos no fueran corresponsables del desastre y no hubieran llevado a la ruina a las autonomías que gobiernan (Valencia es la más endeudada de todo el Estado, por ejemplo). Con los sociatas teníamos crisis económica. Ahora vamos a seguir teniendo la misma crisis y encima nos van a recortar los derechos. Lo que viene ahora es terrorífico: copago en el sistema sanitario, privatización de la educación, despido más barato, recortes en los sueldos (en los nuestros, por supuesto, no en los de los políticos…). Once millones de imbéciles han votado por esto. Que no se quejen luego.

El candidato popular Mariano Rajoy ha ganado con mayoría absoluta y muy pronto será el nuevo presidente de España. Le desearía la mejor de las suertes, pero prefiero deseársela a nosotros mismos, a la gente, porque la vamos a necesitar y mucho en cuanto este facha ponga en marcha su programa oculto. ¡Con la de partidos que se presentan a las elecciones y que la gente sea tan borrega de ir a votar siempre a los dos peores! Elegir entre PSOE y PP es elegir entre el SIDA y el cáncer. Son las dos caras de la misma moneda. Son la misma mierda. Son un solo partido con dos siglas distintas. El PPSOE. Progres en lo social y liberales en lo económico. ¿Pero qué esperar de un estado con 18 millones de imbéciles? Los votantes no saben distinguir su cabeza de su culo. Así va Ejpaña.

A %d blogueros les gusta esto: