Dios o el juzgado ¿quién es el trámite?

Hay cosas que no entiendo de la Iglesia Evangélica y de sus pastores. A la hora de celebrar un matrimonio existen dos visiones opuestas. Por ejemplo, los pastores africanos consideran que lo importante es la boda por la iglesia y el juzgado lo secundario. Tanto es así que te pueden casar el próximo domingo si quieres, sin necesidad  de esperar al permiso del juez. Cuando se resuelva el papeleo, dentro de ocho o nueve meses, te limitas a casarte por el juzgado con un par de testigos y ya está. Firmamos los papeles, un par de fotos y a casa. Los pastores gitanos hacen exactamente igual. Es una buena medida para evitar caer en tentación, ya que los cristianos estamos llamados a guardar la abstinencia sexual antes de la boda.

Pero para los pastores valencianos sucede al revés. Primero debes esperar los nueve meses del papeleo y después te casas por la iglesia. Es como si el visto bueno del juez fuera más importante que el de Dios. Para mí es secundario lo que diga una administración corrupta hasta las cejas. En ese sentido no entiendo por qué hay pastores que se niegan a casar a una pareja hasta que hayan concluído todos los trámites burrocráticos, porque sería más sencillo casarse y cuando, dentro de un año, te llamen para poner una firmita vas y la pones. Para negros y gitanos la boda por la iglesia es lo que cuenta y el juzgado un trámite. Para los blancos parece como si lo realmente importante fuera el juzgado y  la bendición de Dios el trámite.

Los pastores que defienden la segunda postura argumentan que la Biblia dice que hay que respetar  a las autoridades. Y digo yo que éstas no están por encima de Dios porque de lo contrario tendríamos que aceptar el aborto, las parejas de hecho o los gaymonios y  lesbimonios, ya que, al fin y al cabo,  todos han sido puestos por las autoridades. Si para un pastor lo realmente importante es el visto bueno del juez y no el de Dios ¿para qué casarse por la iglesia? Sería más sencillo hacerlo por el juzgado y ya está. En mi modesta opinión, un matrimonio civil no existe a los ojos de Dios por la sencilla razón de que éste se hace a propósito para no invitarle a la boda. Soprendentemente, no todos los pastores cristianos piensan así.

Cierto es que en el primer modelo -el africano y gitano- tu boda no tiene validez legal (en teoría, ojo) hasta que los burrócratas concluyan el papeleo. Digo en teoría porque existe un precedente de una mujer, María Luisa Muñoz La nena,  que se casó por el rito gitano en 1971. Durante casi 30 años de matrimonio no acudió nunca a inscribirse en el registro civil y cuando su marido falleció en 2000, ella solicitó una pensión de viudez. Y el Tribunal de Estrasburgo falló a su favor en una sentencia histórica. Si los cristianos no somos de este mundo ¿cuándo estamos realmente casados? ¿Cuando lo dictamina un juez o cuando lo dictamina el Todopoderoso? Es asombroso que para muchas iglesias Dios sea el trámite.

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Melviton
    Feb 12, 2011 @ 15:26:14

    De país en país, la legislación sobre el matrimonio y el divorcio presenta una multitud de ángulos y aspectos diferentes. En vez de enredarse en una confusión de tecnicismos, el cristiano, o el que desea llegar a. ser discípulo del Hijo de Dios, puede guiarse por principios bíblicos fundamentales que aplican en todos los casos.

    El punto de vista de Dios es principalmente importante. Por eso, ante todo la persona tiene que considerar si la relación actual que tiene, o la relación en la cual piensa entrar, es una relación que podría tener la aprobación de Dios o si, en sí, viola sus normas.

    Si la relación es de tal índole que pueda tener la aprobación de Dios, entonces un segundo principio que se ha de considerar es que uno debe hacer cuanto pueda para establecer la honorabilidad de la unión marital de uno a los ojos de todos. (Heb. 13:4) La persona que procura el bautismo puede ser una que, en el pasado, se haya separado de un cónyuge legal y, sin haber obtenido un divorcio, haya entrado en una relación marital con otra persona. Es posible que haya transcurrido bastante tiempo, y quizás haya habido hijos en esta relación. Por eso, al aprender la verdad no se puede esperar razonablemente que la persona vuelva a su primer cónyuge y así trate de volver a formar su vida de acuerdo con sus circunstancias previas. Pero ahora, al ‘desistir de los pecados,’ tiene que resolverse a vivir su vida de allí en adelante de acuerdo con la voluntad de Dios.—1 Ped. 4:1-3; compare con 1 Corintios 7:17-24.

    Entonces, ¿qué? Si el divorcio es posible, entonces se debe dar tal paso ahora a fin de que, habiéndose obtenido el divorcio (sobre la base legal que esté disponible), la unión actual pueda recibir validación civil como matrimonio reconocido. Estas mismas cosas aplicarían a la persona que, antes de aprender la verdad, se hubiera hecho culpable de bigamia. Debe dar los pasos necesarios para resolver legalmente el asunto (como por anulación y/o divorcio) para que ahora pueda ser reconocida como el cónyuge legal de una sola persona.

    Finalmente, si la relación marital no es una que esté fuera de armonía con los principios de la Palabra de Dios, y si se ha hecho todo cuanto razonablemente se puede hacer para que las autoridades civiles la reconozcan y se han encontrado obstrucciones que lo impiden, entonces se puede firmar una declaración en la que se prometa solemnemente fidelidad. En algunos casos, como se ha notado, la extrema lentitud de la acción oficial pudiera hacer que el lograr los pasos legales sea un asunto de muchos, muchos años de esfuerzo. O puede ser que los gastos representaran una carga aplastadoramente pesada y que un individuo necesitara años para poder satisfacerla. En tales casos la declaración en la cual se promete fidelidad le suministra a la congregación la base para considerar honorable el matrimonio existente, mientras que el individuo continúa concienzudamente trabajando por resolver los aspectos legales al grado máximo que pueda. Un hecho que vale la pena hacer notar es que en muchas comunidades, y hasta en países enteros, la gente misma da poca importancia a los factores legales envueltos en el matrimonio y queda mucho más impresionada por lo que de hecho ve como evidencia de una unión matrimonial fiel. No obstante, aun aquí el cristiano debe esforzarse sinceramente por dar todo paso disponible, o que se le haga accesible, para establecer la honorabilidad de su unión de modo indiscutible.

    Al tener presentes los principios básicos que se han presentado, el cristiano debe poder abordar el asunto de manera equilibrada, ni subestimando ni estimando en demasía la validación que ofrece el estado político. Sin embargo, el pagar de vuelta a César por las ventajas que suministra su reconocimiento legal no significa que el cristiano pierde de vista el hecho de que la autoridad de César en el matrimonio es solo relativa. Dios no está obligado por las decisiones de César y pudiera desaprobar en casos en que César aprueba, o aceptar en casos en que César rechaza. Correctamente, el cristiano debe dar consideración concienzuda a las estipulaciones de César sobre matrimonio y divorcio, pero siempre debe dar la mayor consideración a la Autoridad Suprema, Jehová Dios. Esto asegurará la aprobación y la bendición de Dios.

    Me gusta

    Responder

  2. gabikimi
    Mar 05, 2011 @ 02:33:40

    yo pienso que cuando una persona se casa y va a un registro civil tambien Dios lo ve bien porque es una autoridad y las autoridades son puestas por Dios no es necesario que te «case» el pastor es un tema un poco controversial pero yo creo que debemos obedecer las leyes que se ponen en cada pais Dios mismo permite que los hombres pongan esas leyes sino ¿que no todo seria mas desordenado? en medio del desorden debe haber un poco de orden aqui en la tierra 🙂

    Me gusta

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: