Unión Soviética: el terror rojo.


Tras la revolución bolchevique que defenestró al zar ruso en 1917, nació en 1922 una poderosa nación que habría de hacer temblar al mundo: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), un estado federal compuesto por quince repúblicas con un gobierno centralizado y una economía planificada desde Moscú.

La URSS simbolizaba la utopía socialista del filósofo Karl Marx liderada por Vladimir Lenin. En teoría un paraíso donde todos eran iguales, en la práctica una cárcel de naciones, un monstruoso régimen ateo donde la gente era asesinada por no pensar como el dictador y un sistema económico fallido que trajo mucha hambre.

La Unión Soviética derrotó a Alemania en la Segunda Guerra Mundial y por décadas mantuvo una tensa carrera armamentística con los americanos. En 1962 con la crisis de los misiles de Cuba la Guerra Fría estuvo a punto de pasar a ser caliente. Josip Stalin fue el autócrata soviético más despiadado y exterminó a millones.

La URSS era el país más grande del mundo con 22.400.000 km2 y  el más poblado de Europa con 293 millones. Llegó a tener un arsenal atómico capaz de devastar el planeta varias veces, a principios de los años 60 estaba por delante de Estados Unidos en la carrera espacial y muchos creían inevitable la victoria del comunismo.

Pero en 1991 bajo la presidencia de Mijail Gorvachov la URSS se desintegró y dio paso a 19 naciones: Armenia, Azerbayán, Nagorno Karabaj, Bielorrusia, Estonia, Georgia, Abjasia, Osetia del Sur, Kazajistán, Kirguistán, Letonia, Lituania, Moldavia, Transnitria, Rusia, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y Ucrania.

La URSS fue un gran imperio pero el comunismo es peor que el capitalismo y la dictadura no puede competir con la democracia. La Unión Soviética fue un estado totalitario y genocida, una gigantesca tierra de fosas clandestinas y gulags, una pesadilla que dio la espalda a Dios y que acabó enterrada en el vertedero de la historia.

About these ads

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. J.Ferrer
    sep 16, 2012 @ 15:05:05

    Sólo puedo decir una cosa: Gracias a Dios que este país dejó de existir. Aquel estado era una dictadura monstruosa y la gente lo pasaba muy mal. Eso sí, gracias a su existencia en Europa occidental vivíamos muy bien ya que los ricos apoyaban con buenos sueldos, sanidad y educación públicas a los proletarios para que no se pasaran al comunismo. Disuelta la URSS el capitalismo salvaje quiere destruir a la clase media. Es nuestro deber evitarlo.

    Responder

  2. chicho lorenzo
    sep 16, 2012 @ 16:09:35

    Eso de que las dictaduras no pueden competir con las democracias ¿de donde lo has sacado?

    Responder

  3. J.Ferrer
    sep 16, 2012 @ 16:44:38

    De la realidad. En el año 2012 las dictaduras existentes son tercermundistas mientras que los países más prósperos y desarrollados son ¡oh, casualidad! los que tienen una democracia más transparente y consolidada. Pretender comparar Arabia Saudita con Noruega, Irán con Australia o China con Gran Bretaña es simplemente un disparate.
    Por otro lado las dictaduras que por un tiempo han podido hacer sombra a las democracias (URSS, Alemania nazi, etc) siempre acaban colapsando.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.472 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: